¿Te fascinan los muros verdes? Una guía para conocer a sus principales proveedores en México

Conoce el mercado de jardines verticales o muros verdes, para impulsar este mercado verde incipiente

Los muros verdes, estos bellísimos jardines verticales, tienen ya unos años en auge. Son sinónimo de sofisticación y sus probados beneficios ambientales, psicológicos y corporales hacen que cada vez más personas los adopten desmarcándose de una simple tendencia, para absorberlos como parte de una cultura más ecológica.

Sin embargo, aunque las nutritivas propuestas suelen despertar un vasto interés, como en el caso de los muros verdes, muchas veces no sabemos exactamente cómo podemos conseguir asesoría sobre esos nuevos temas y, en su caso, alguna opción confiable para instalar uno propio. Simultáneamente, las empresas verdes apenas van consolidándose en un país desacostumbrado a ellas. Por ello, hacemos una pequeña guía para que conozcas este mercado y promover su crecimiento. 

 

MINIGARDEN (DF)

Sistema modular jardines verticales. GARDEN+A jardinería inteligente

 

MUNDO VERDE (Puerto Vallarta) 

Energía fotovoltaica, ahorro y reciclaje de agua y energía, muros verdes

 

SIHECO (Guadalajara) 

Soluciones en hidráulica, energía, techos verdes y jardines verticales

 

TALLER VERDE (Monterrey) 

Diseño e instalación de muros/azoteas verdes certificados por GLTi

 

ARCHDAILY MÉXICO (DF) 

Oferta cursos para crear muros verdes

 

VIVALEPLANT (Zapopan) 

Muros verdes y jardines verticales

 

CROMA 7 S.A. DE C.V. (DF)

Jardines verticales en color

 

ECOLOGÍA CREATIVA (San Pedro Garza García, Nuevo León)

Fabricación y venta de contenedores de plantas para jardines verticales

 

VERTIJARDÍN (Cholula) 

Jardines verticales

 

BIOZOTEA (Monterrey) 

Consultoría, diseño e instalación de azoteas verdes y muros

 

ECOTEJADO AZOTEAS & MUROS VERDES (DF) 

Sistemas para azoteas y muros verdes

55 38 17 805 

 

GRUPO ESPECIALIZADO EN CULTURA ECOLÓGICA RADICAL (San Pedro Garza García)

Dedicada a jardines verticales

 

LIENZO VERDE – DISEÑO DE JARDINES VERTICALES (Mérida) 

Diseño y construcción de jardines verticales

 

EMAPI DE MÉXICO (DF) 

Muros y azoteas verdes

 

GENERACIÓN VERDE (DF)

Diseño e instalación de jardines verticales y azoteas verdes

 

GRUPO ZYKMA (DF)

Azoteas y muros verdes naturales y artificiales

 

HUICHOL JARDINES ALTERNATIVOS (DF) 

Jardines verticales, muros verdes y ambientación de espacios

 

IMPERNATURA (León, Guanajuato)

Azoteas y muros verdes diseño de jardines

 

OJTAT (Puebla)

Construcción sustentable y muros verdes 

 

PLAKARQ ESTUDIO VERDE (DF)

Muros verdes cuadros vivos y más diseño vivo

 

PLANTA ARQUITECTÓNICA (DF)

Muros verdes

 

POLINTER (DF)

Muros verdes

 

REGENERA MÉXICO (DF)

Azoteas y muros verdes

 

VERDE 360 (DF)

Diseño e instalación de muros verdes

 

VERDE VERTICAL (DF)

Diseño, fabricación e instalación de azoteas y muros verdes

 

VERDEGREEN (Cancún)

Arman muros verdes, jardines verticales y paisajismo

 

VERDETOTAL MX (DF)

Azoteas y muros verdes, captación de agua pluvial y energía solar

 

VIVALEPLANT (Guadalajara)

Muros verdes y jardines verticales



¿No estás de acuerdo? Demuéstralo con buenos argumentos

Hay 7 maneras de argumentar tus ideas, aprende a usarlas y luce tu retórica.

La retórica es un arma de doble filo. Sin duda es necesaria en toda posición que sostengamos hacia una cuestión dada: desde una afirmación política hasta las diferentes perspectivas que cada quien tenga sobre un problema tan polarizado como, por ejemplo, las corridas de toros. Pero es que saber argumentar, teniendio un debate sin polarizarlo, es algo crucial que debemos aprender a hacer, y que incluso nos puede ayudar a evolucionar sociedad.

Por eso, saber argumentar sin caer en trampas es importante. A no ser que se aspire a ser como los sofistas griegos, quienes según Aristóteles usaban argumentos que parecían válidos pero que no lo eran. Pero si no es el caso, y queremos poder argumentar sin causar disputas innecesarias, ¿qué debemos saber?

saber-argumentar-como-refutar-discusion-debate

Paul Graham, un programador de computadoras y doctor en Harvard, que es también una de las mente detrás de la incubadora digital Y Combinator –creadora de Dropbox, Airbnb, Reddit y muchos otros servicios–, tiene algunos hakcs para argumentar correctamente. No por nada ha sido apodado como el “filósofo hacker”.

Graham escribió en 2008 un ensayo llamado How to disagree, “Cómo estar desacuerdo”,
el cual es una excelente herramienta para saber argumentar.

La principal inquietud de Graham era la manera como internet ha posibilitado el debate a nivel mundial entre todo tipo de personas. El problema es que la tendencia, en todo tipo de redes sociales, es la de no estar de acuerdo con el otro. Esto no es malo per se; sólo lo es cuando no permite una discusión fluida ni libre de disputas, lo que conduce a su vez a una falta generalizada de consensos. Esto no es muy bueno, tomando en cuenta que una civilización libre depende en gran medida de los consensos.

Así que Graham invento una pirámide con 7 niveles de desacuerdo, hecha para saber argumentar:

Nivel de desacuerdo 0: Poner nombres

Esto es, cuando sólo decimos cosas hirientes o crueles, llamando a alguien de cierta manera. Por ejemplo, “eres un tonto”.

Nivel de desacuerdo 1: Ad hominem

Cuando nos limitamos a decir cosas presuntuosas o insultantes directamente hacia el otro. Es decir: atacamos a la persona y no a sus argumentos

Nivel de desacuerdo 2: Responder al tono

Hay poca distancia entre atacar a la persona directamente y comenzar a concentrarnos en el tono que utiliza, sea de enojo, burla o del tipo “no me importa”. El problema es que esto es muy subjetivo, y dirige la discusión hacia lugares inciertos y más viscerales.

Nivel de desacuerdo 3: Contradecir

Cuando se logra contradecir el argumento es cuando la discusión está sobrepasando lo subjetivo y pasa más a los argumentos. No obstante, sólo contradecir indica una terquedad: lo que se dice tiene que ser cierto, en contraste a lo que dice el otro.

Nivel de desacuerdo 4: Contraargumentar

Más allá de sólo contradecir, mostrar que se tiene un contraargumento demuestra que se está dispuesto a avanzar en la discusión, que ésta es mucho más seria y que no sólo se busca “ganarla”, sino convencer al otro. El problema viene cuando la discusión no puede avanzar más allá de dos apasionados argumentos, lo que termina diluyendo el punto inicial que dio inicio al debate.

Nivel de desacuerdo 5: Refutar

Según Graham, esta es la forma más convincente de estar en desacuerdo. No es sólo un contraargumento; consiste, más bien, en ser capaz de tomar al vuelo lo dicho por el otro y poder refutarlo. Pero no con la viscera, sino con datos duros y astucia –que no implique mentir.

Nivel de desacuerdo 6: Refutar el punto central

Esta es ya una cuestión de táctica, y no sólo de estrategia. La refutación debe ser capaz de indagar en el punto central al que está llegando el otro, y anteponer un argumento sólido que demuestre su invalidez. Esto no sólo servirá para un solo argumento, sino que podría desmontar toda la idea detrás que el otro sostiene.

Ahora sí, a debatir con sentido…

saber-argumentar-como-refutar-discusion-debate

Esto es lo que te puede permitir estar en desacuerdo sin tener que falsear ninguna información, ni tener que acudir a viles insultos. Lo bueno es que también te puede conducir a darte cuenta de que eres tú quien no está en lo correcto si es el caso, lo que es algo que rara vez sucede en cualquier debate, ¿verdad? Pero que sin duda es síntoma de civilidad y empatía.

¿Te imaginas qué pasaría si pudiéramos decir más seguido “está bien, tienes razón”? No sólo estaríamos ganando nosotros como individuos, siendo más abiertos a las ideas del otro y nutriéndonos de éstas. Sería también una forma como la sociedad entera podría avanzar.

Saber debatir sin polarizar, al tiempo que no regalamos nuestras ideas ni nos dejamos influenciar, es una forma de construir nuevos grados civilidad… de la cual últimamente estamos muy necesitados.

*Imágenes: Ana Tellez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Los muros verdes más allá de la moda: conoce todos sus beneficios

Jardines en ascendente que retan lo convencional y nos salpican con sus sorprendentes virtudes

Parecieran una moda de la última década: los muros verdes y bellos jardines verticales acoplados a las paredes van poblando los muros de hoteles, restaurantes, boutiques e incluso edificios públicos de muchos países. ¿Es una tendencia o es una apropiación real de su atributos en la cultura?

Como conocemos, las modas suelen ser efímeras, pasajeras, producto de un meme y, en ocasiones, sin una causa sencilla de detectar y por momentos superflua, como el hecho de que algún famoso use tal o cual cosa y por lo tanto, encante a una masa de personas que replican lo que esa persona ha adoptado. Pero también hay casos en los que lo que inicia como una mera tendencia o moda se queda en las costumbres por su trascendencia, cuando la conciencia y el conocimiento sobre tal hecho convencen por sus auténticas ventajas.

Es innegable que está creciendo un halo de conciencia en el mundo tras un siglo de producción industrial. Va aumentando la información sobre los productos que hemos consumido sin tener un conocimiento profundo de ellos; sobre conservadores y aditamentos que dañan nuestra salud y el riesgo de los transgénicos o de ciertas adicciones sociales de las que no teníamos idea, como el azúcar. Todo lo anterior no es una moda; son hechos que van permeando la cultura. Y es que jamás volverás a comer un bocadillo de la misma manera si descubres que está hecho con cancerígenos, ¿o sí?

Algo semejante está pasando con la tendencia de los muros verdes, estos bellísimos jardines verticales que van pintando cada vez más edificios e incluso espacios públicos. El antecedente más directo de estos muros se remonta a hace unos siglos cuando en Italia se comenzó a usar la vid, una trepadora que proporciona fruta para el vino; con esta planta, que crece en ascendencia por muros y pequeñas estructuras, paulatinamente se conoció cómo mejoraba la temperatura de los edificios y algunos otros beneficios. 

Las trepadoras se tornaron una tendencia a principios del siglo XX, sobre todo como ornamento de castillos medievales, que luego pareció asentarse en las casas de campo europeas y norteamericanas. Sin embargo, hace una década comenzaron a aparecer inesperadamente en edificios de toda índole: no llanamente como trepadoras, sino como verdaderos jardines verticales con eclécticas especies.

Te exponemos algunos de los beneficios de tener un muro verde cerca:

 

  • No atraen ni permiten la proliferación de insectos ni bacterias: su sistema aporta un tipo de repelente biológico.
  • Reducen hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano y, curiosamente, mantienen la temperatura en invierno; esto genera un importante ahorro de energía por el menor uso de calefactores o aires acondicionados. 
  • Atrapan el polvo y esmog.
  • Son un aislante natural de ruido, pues absorben y reducen sonidos de alta frecuencia, disminuyendo el ruido hasta en 10 decibeles. 
  • Cada metro cuadrado provee el oxígeno suficiente como para una persona durante todo 1 año.
  • Un muro verde de 30m2 atrapa y filtra 20 toneladas de gases nocivos por año, ademas de apresar y procesar 10kg de metales pesados. 
  • Está probado que reducen el estrés. 
  • Dan un toque estético de sofisticación y cuidado al entorno.
  • Aumentan la plusvalía de la zona.