¿Te fascinan los muros verdes? Una guía para conocer a sus principales proveedores en México

Conoce el mercado de jardines verticales o muros verdes, para impulsar este mercado verde incipiente

Los muros verdes, estos bellísimos jardines verticales, tienen ya unos años en auge. Son sinónimo de sofisticación y sus probados beneficios ambientales, psicológicos y corporales hacen que cada vez más personas los adopten desmarcándose de una simple tendencia, para absorberlos como parte de una cultura más ecológica.

Sin embargo, aunque las nutritivas propuestas suelen despertar un vasto interés, como en el caso de los muros verdes, muchas veces no sabemos exactamente cómo podemos conseguir asesoría sobre esos nuevos temas y, en su caso, alguna opción confiable para instalar uno propio. Simultáneamente, las empresas verdes apenas van consolidándose en un país desacostumbrado a ellas. Por ello, hacemos una pequeña guía para que conozcas este mercado y promover su crecimiento. 

 

MINIGARDEN (DF)

Sistema modular jardines verticales. GARDEN+A jardinería inteligente

 

MUNDO VERDE (Puerto Vallarta) 

Energía fotovoltaica, ahorro y reciclaje de agua y energía, muros verdes

 

SIHECO (Guadalajara) 

Soluciones en hidráulica, energía, techos verdes y jardines verticales

 

TALLER VERDE (Monterrey) 

Diseño e instalación de muros/azoteas verdes certificados por GLTi

 

ARCHDAILY MÉXICO (DF) 

Oferta cursos para crear muros verdes

 

VIVALEPLANT (Zapopan) 

Muros verdes y jardines verticales

 

CROMA 7 S.A. DE C.V. (DF)

Jardines verticales en color

 

ECOLOGÍA CREATIVA (San Pedro Garza García, Nuevo León)

Fabricación y venta de contenedores de plantas para jardines verticales

 

VERTIJARDÍN (Cholula) 

Jardines verticales

 

BIOZOTEA (Monterrey) 

Consultoría, diseño e instalación de azoteas verdes y muros

 

ECOTEJADO AZOTEAS & MUROS VERDES (DF) 

Sistemas para azoteas y muros verdes

55 38 17 805 

 

GRUPO ESPECIALIZADO EN CULTURA ECOLÓGICA RADICAL (San Pedro Garza García)

Dedicada a jardines verticales

 

LIENZO VERDE – DISEÑO DE JARDINES VERTICALES (Mérida) 

Diseño y construcción de jardines verticales

 

EMAPI DE MÉXICO (DF) 

Muros y azoteas verdes

 

GENERACIÓN VERDE (DF)

Diseño e instalación de jardines verticales y azoteas verdes

 

GRUPO ZYKMA (DF)

Azoteas y muros verdes naturales y artificiales

 

HUICHOL JARDINES ALTERNATIVOS (DF) 

Jardines verticales, muros verdes y ambientación de espacios

 

IMPERNATURA (León, Guanajuato)

Azoteas y muros verdes diseño de jardines

 

OJTAT (Puebla)

Construcción sustentable y muros verdes 

 

PLAKARQ ESTUDIO VERDE (DF)

Muros verdes cuadros vivos y más diseño vivo

 

PLANTA ARQUITECTÓNICA (DF)

Muros verdes

 

POLINTER (DF)

Muros verdes

 

REGENERA MÉXICO (DF)

Azoteas y muros verdes

 

VERDE 360 (DF)

Diseño e instalación de muros verdes

 

VERDE VERTICAL (DF)

Diseño, fabricación e instalación de azoteas y muros verdes

 

VERDEGREEN (Cancún)

Arman muros verdes, jardines verticales y paisajismo

 

VERDETOTAL MX (DF)

Azoteas y muros verdes, captación de agua pluvial y energía solar

 

VIVALEPLANT (Guadalajara)

Muros verdes y jardines verticales



Este es el último sobreviviente de una tribu amazónica (VIDEO)

En 22 años no se había podido captar así a un habitante primitivo de esta selva.

La amazonía sigue siendo un territorio indómito y repleto de misterios, pero cada vez está sufriendo más invasiones. Su riqueza como selva no está sólo en su asombrosa biodiversidad –que ha sido la razón de que la invadan–, sino también en las narrativas –muchas de ellas ya perdidas­– de las grandes culturas que ahí se han asentado.

De estas tribus aún quedan ecos. Así lo demuestran las primeras imágenes captadas en 22 años de un hombre amazónico. Según la agencia indígena Funai, que se encarga de monitorear y salvaguardar a los pueblos indígenas, el hombre debió pertenecer a alguna comunidad que se presume extinta, debido al exterminio paulatino de sus miembros a manos de granjeros, leñadores y otros invasores de esta selva.

Según Funai, existen aún 113 tribus aisladas en el Amazonas brasileño

Lamentablemente son cada vez menos los habitantes originarios en el Amazonas. Las actividades productivas y de extracción han depredado esta selva –la deforestación incrementó un 88% desde 2012–, y desaparecido a sus habitantes –animales y humanos– a un ritmo acelerado.

Lo último demuestra que no existe selva lo suficientemente basta o frondosa que el hombre no pueda invadir, llevando el exterminio que caracteriza a estas invasiones consigo: una situación alarmante que destaca, además, cómo la rapacidad que ha caracterizado a nuestra sociedad está llegando demasiado lejos, implicando la desaparición de tribus que, todavía a principios del siglo XX, se hallaban intactas.

Fiona Watson, directora de Survival international, expresó para The Guardian que encontrar a hombres como el del video tiene algo de irónico:

La ironía de esto es que estamos encontrando más tribus o hombres aislados de lo que pensamos. Pero también es preocupante que estamos mostrando al mundo dónde se esconden.

https://www.theguardian.com/world/2018/jul/19/footage-sole-survivor-amazon-tribe-emerges-brazil

No cabe duda que, por ello, la cuestión está en cómo la selva amazónica puede ser resguardada, con la cooperación de todos los países que comparten su territorio y de la mano de las propias tribus que ahí habitan. De ello dependen culturas enteras, cientos de especies animales y el pulmón más importante del planeta: tres elementos que son más importantes que cualquier “tesoro” que pueda extraerse de este ecosistema.

También dependerá de que nosotros, como consumidores, cuidemos de no comprar ningún producto que contenga materiales extraídos del Amazonas, como puede ser madera o cuero. Estas y otras acciones son urgentes si queremos detener el exterminio en esta preciosa región latinoamericana.



Los muros verdes más allá de la moda: conoce todos sus beneficios

Jardines en ascendente que retan lo convencional y nos salpican con sus sorprendentes virtudes

Parecieran una moda de la última década: los muros verdes y bellos jardines verticales acoplados a las paredes van poblando los muros de hoteles, restaurantes, boutiques e incluso edificios públicos de muchos países. ¿Es una tendencia o es una apropiación real de su atributos en la cultura?

Como conocemos, las modas suelen ser efímeras, pasajeras, producto de un meme y, en ocasiones, sin una causa sencilla de detectar y por momentos superflua, como el hecho de que algún famoso use tal o cual cosa y por lo tanto, encante a una masa de personas que replican lo que esa persona ha adoptado. Pero también hay casos en los que lo que inicia como una mera tendencia o moda se queda en las costumbres por su trascendencia, cuando la conciencia y el conocimiento sobre tal hecho convencen por sus auténticas ventajas.

Es innegable que está creciendo un halo de conciencia en el mundo tras un siglo de producción industrial. Va aumentando la información sobre los productos que hemos consumido sin tener un conocimiento profundo de ellos; sobre conservadores y aditamentos que dañan nuestra salud y el riesgo de los transgénicos o de ciertas adicciones sociales de las que no teníamos idea, como el azúcar. Todo lo anterior no es una moda; son hechos que van permeando la cultura. Y es que jamás volverás a comer un bocadillo de la misma manera si descubres que está hecho con cancerígenos, ¿o sí?

Algo semejante está pasando con la tendencia de los muros verdes, estos bellísimos jardines verticales que van pintando cada vez más edificios e incluso espacios públicos. El antecedente más directo de estos muros se remonta a hace unos siglos cuando en Italia se comenzó a usar la vid, una trepadora que proporciona fruta para el vino; con esta planta, que crece en ascendencia por muros y pequeñas estructuras, paulatinamente se conoció cómo mejoraba la temperatura de los edificios y algunos otros beneficios. 

Las trepadoras se tornaron una tendencia a principios del siglo XX, sobre todo como ornamento de castillos medievales, que luego pareció asentarse en las casas de campo europeas y norteamericanas. Sin embargo, hace una década comenzaron a aparecer inesperadamente en edificios de toda índole: no llanamente como trepadoras, sino como verdaderos jardines verticales con eclécticas especies.

Te exponemos algunos de los beneficios de tener un muro verde cerca:

 

  • No atraen ni permiten la proliferación de insectos ni bacterias: su sistema aporta un tipo de repelente biológico.
  • Reducen hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano y, curiosamente, mantienen la temperatura en invierno; esto genera un importante ahorro de energía por el menor uso de calefactores o aires acondicionados. 
  • Atrapan el polvo y esmog.
  • Son un aislante natural de ruido, pues absorben y reducen sonidos de alta frecuencia, disminuyendo el ruido hasta en 10 decibeles. 
  • Cada metro cuadrado provee el oxígeno suficiente como para una persona durante todo 1 año.
  • Un muro verde de 30m2 atrapa y filtra 20 toneladas de gases nocivos por año, ademas de apresar y procesar 10kg de metales pesados. 
  • Está probado que reducen el estrés. 
  • Dan un toque estético de sofisticación y cuidado al entorno.
  • Aumentan la plusvalía de la zona.