Quedan sólo 97 vaquitas de mar; invitan a firmar para protegerlas

En sólo 2 años, más de la mitad de su población ha desaparecido; de seguir esta tendencia, en 3 años se habrán extinguido

La vaquita de mar es, curiosamente, un animal poco conocido, aunque es precioso. Es muy parecido a un delfín, sólo que con unas manchas alrededor de los ojos muy parecidas a las de un oso panda. Esta especie es endémica del Mar de Cortés mexicano, pero los ambientalistas han estado muy preocupados en los últimos años por la abrupta desaparición de numerosos miembros de su especie. 

Hoy en México, según datos de organizaciones como Greenpeace, sólo quedan unos 97 ejemplares; así de inminentes serán las acciones que la sociedad deberá tomar para salvar a esta especie. En el lapso de solo 2 años, más de la mitad de la población de vaquita marina ha desaparecido, sobre todo, por la persistente pesca ilegal. 

En opinión de los especialistas, aún no se han tomado acciones contundentes ni se ha dado la importancia necesaria para salvar a la vaquita marina. Según algunas proyecciones, de continuar así la tendencia de desaparición de esta especie, en sólo 3 años estará extinta. 

Por todo lo anterior, algunas organizaciones y ambientalistas se han unido para presionar al gobierno mexicano para que tome acciones categóricas y urgentes para salvar a la vaquita marina. Aunque como decíamos en un inicio, esta especie es en realidad poco conocida, esta campaña está ayudando para que miles de personas conozcan el peligro que viven.

Si te suena, puedes firmar la petición aquí.



Crece la lista de especies en extinción a 26 mil (aquí algunos de los casos más lamentables)

Muchas de estas especies están ya en peligro crítico. ¿Qué hacer?

Cada vez que se pierde una especie se está rompiendo una sagrada cadena de vida, única e insustituible, que ha evolucionado por más de 3 millones de años. Actualmente, 26 mil especies podrían correr esta suerte, en lo que es sin duda una acelerada e inédita extinción masiva que, en su mayoría, está siendo ocasionada por el ser humano.

Las que ahora se unen al lamentable acervo de las especies en mayor peligro de extinción son:

  • Tres especies de lombrices japonesas
  • El zorro volador negro de Mauricio
  • La palma de Bankoualé
  • El sapo “Sméagol” de Gollum

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Estas, entre otras especies, forman parte de la última lista roja de la International Union for Conservation of Nature.

En total la lista contiene 26,197 plantas y animales, según el último reporte de esta ONG.

Otras especies que se han sumado a la lista son la población de reptiles de Australia, pues un total de 975 –casi todos los nativos de sangre fría de dicho país– están en peligro, entre otras cosas debido al cambio de temperatura, que podría provocar su paulatina extinción desde ahora y a lo largo de los próximos 30 años.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

El informe incluye algunas precisiones que ayudan a entender cuáles son las causas de fondo que ponen al borde de la extinción a estas especies. En el caso del zorro volador negro de Mauricio, es la deforestación la que está afectando su hábitat, mientras que las tres especies de lombrices japonesas se enfrentan a las condiciones radiactivas que dejaron tras de sí los estallidos de bombas nucleares en la segunda guerra mundial y el accidente nuclear de Fukushima.

De igual forma, árboles como la palma de Bankoualé se enfrentan a una probable extinción debido a la deforestación y a la destrucción de bosques para la agricultura y la redirección de canales acuíferos, en tanto que el anfibio denominado “sapo Sméagol” –nombrado en honor a Gollum, de El señor de los anillos– está amenazado por la contaminación que provocan los turistas en Malasia.

nuevas-especies-peligro-extincion-2018-26-mil

Todo esto forma parte de la extinción masiva que están provocando nuestras formas de vida actuales, las cuales han ocasionado que el ritmo de las extinciones se acelere 100 mil veces, según algunos biólogos, y que otras 19 especies de mamíferos estén en un peligro crítico de extinción, lo que significa que la esperanza de poder salvarlos se apague cada día un poco más.

No obstante se puede hacer algo, por lo menos a partir de nuestros hábitos alimenticios y de consumo en general. No comer carne es quizá una de las cuestiones que pueden marcar una diferencia más grande, pues el consumo de este alimento ha sido la causa de 30 extinciones recientes. A la par, es vital cuidar el agua –pues la obtención y manejo de este recurso causa deforestación y destrucción de la biodiversidad–, así como procurar no usar plástico –por ejemplo, evitando las bolsas desechables–.

Así podemos contribuir lo menos posible a este mortífero y desalentador panorama que es la extinción de especies y la pérdida de biodiversidad que conlleva, misma que también es una sentencia de muerte para nosotros.

 

* Imágenes: 1) John Pickrell; 2) ICUN; 3) Jules Farquhar



Este acto en honor a la vaquita marina removerá conciencias (y tú puedes participar)

Los últimos ejemplares de este mamífero se merecen algo más que nuestra indiferencia. Un acto ritual convocado por activistas mexicanos te invita a rendirle ofrenda a la vaquilla marina.

Mientras lees esto, podría haber menos de 30 ejemplares de la vaquita marina con vida. En el 2015, Greenpeace reportaba todavía 97, lo cual significa que en tres años perecieron un tercio de ellas.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos

Es por ello que cientos de activistas mexicanos —entre ellos artistas, académicos, compositores, escritores y científicos— están llamando a realizar una procesión global en honor a la vaquita marina. Se trata de un ritual colectivo que promete no dejar indiferente a nadie y recorrer cada rincón del mundo. Y tú puedes participar en él.

Pero, ¿qué pasa con la vaquita marina?

Este mamífero cetáceo, endémico de México, está en esta situación debido a las malas prácticas de la pesca en el Alto Golfo. La peor de ellas es la pesca ilegal del pescado totoaba (otra especie en peligro de extinción), cuya vejiga es altamente cotizada en el mercado asiático, y cuya captura implica que los pescadores ilegales aniquilen incidentalmente a la vaquita marina.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos
(Foto: Cristian Faesi Omar)

La otra es la pesca artesanal, a la cual se le intentó vedar el uso de ciertas herramientas nocivas para la fauna y el ecosistema marino. El problema fue, según algunos estudiosos del tema, que no se le brindó una solución real a los pescadores, por lo cual no les quedó sino continuar con las mismas prácticas depredadoras. Aún así, muchos de ellos sacrificaron sus ganancias por salvar a la vaquita marina.

Cabe mencionar que el hábitat de la vaquita marina, el Golfo de California, es uno de los mares biológicamente más ricos y productivos en todo el mundo. Esto ha provocado el aumento de las actividades económicas y de la población, lo que sin una regulación adecuada ha provocado graves impactos a la fauna marina.

La procesión en honor a la vaquita marina propuesta de activistas mexicanos

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos

Una procesión es definida como un acto de creencia. Los activistas detrás de la procesión en honor a la vaquita mairna creen todavía en la capacidad que tenemos las personas para conmovernos de un suceso tan grave y trágico como la extinción a la que se enfrenta la vaquita marina. Creen también que el llamado a realizar este acto ritual tendrá eco, y logrará convocar a miles de personas en México y alrededor del mundo. Creen, por sobre todo, que servirá para alimentar la conciencia colectiva y evitar que casos como el de la vaquita se repitan ( por ejemplo, con las más de 2,000 especies mexicanas que están ya en riesgo).

Por eso es fundamental participar en la procesión por la vaquita marina, pues además de ser un acto ritual de protesta, es un acto colectivo de autocrítica y de reconocimiento. Es posible —y necesario— que de esta procesión surjan soluciones. Se lee en el sitio web que convoca a la acción:

Los ritos son importantes en nuestras vidas. Nos ayudan a no olvidar, a mitigar las pérdidas que sufrimos, y nos preparan para reconocer y hasta resolver algunos de los conflictos que enfrentamos.

Los activistas detrás de la procesión en honor a la vaquita marina están invitando a cualquier persona a realizar actos en honor a la vaquita; un altar, un dibujo una foto o una instalación, cuyo material de registro audiovisual forme un compendio que alimente este ritual colectivo y lo haga global. Lo puedes cargar directamente en la página, y también puedes revisar los que ya han sido compartidos desde todas partes del mundo.

Se proponen también procesiones reales, que tomen las calles en favor (y en honor) de la vaquita marina. La cita de la procesión en México es el sábado 17 de febrero en la ciudad de México a las 10:00 horas, en la explanada del Museo Tamayo, Bosque de Chapultepec.

Habrá otros eventos que puedes consultar en la página, como exposiciones, tanto al aire libre como al interior de varios museos de la Ciudad de México. Sobra decir que la trascendencia de esta iniciativa depende de la cantidad de personas que participen. Por eso te estamos invitando a que te unas y así lograr que este llamado de conciencia adquiera la fuerza necesaria. ¿Contamos contigo?

No dejes de visitar la página de la procesión en honor a la vaquita marina, dale “me gusta” a su facebook y difunde esta iniciativa.

procesion-honor-vaquita-marina-activismo-mexico-extincion-mamiferos