¿Qué es el humus y por qué te conviene aplicarlo a tus plantas?

Suele confundirse con la composta y el abono, pero tiene particularidades sorprendentes que debes conocer

El humus es un abono orgánico, pero no cualquiera: emerge naturalmente en cualquier tipo de tierra en su estado natural, pero en cantidades muy pequeñas y extremadamente nutritivas. En un bosque, por ejemplo, la cantidad de humus en la tierra es de un 5%, mientras en la arena de playa llega apenas a 1%. 

Se diferencia de la composta y del abono orgánico porque está en un proceso de descomposición más avanzado debido a la acción de hongos y bacterias: es de color negruzco, por la gran cantidad de carbono que tiene. Mientras se descompone, el humus aporta nitrógeno, fósforo, potasio y magnesio a la tierra y las plantas. Es, pongámoslo así, el proceso de descomposición orgánico más nutritivo para la tierra.

Una de las maneras más sencillas de conseguir un humus para aplicarlo a tu tierra es a partir de lombrices, que puedes recolectar de tu propio jardín. El excremento de estas y las bacterias generarán un proceso de descomposición orgánico que acelerará la formación de humus para tus plantas. 

Los beneficios del humus para tu tierra:

  • Ayuda tanto a la retención de agua como a la filtración de la misma, según las necesidades del suelo.
  • Da una acertada consistencia a los suelos según su tipo. En suelos arenosos compacta, mientras que en arcillosos tiene un efecto de dispersión.
  • Facilita la toma de nutrientes por la rizósfera.
  • Regula la nutrición vegetal. 
  • Aporta productos nitrogenados al suelo degradado.
  • Hace la tierra más fértil. 
  • Mejora la asimilación de abonos minerales.

¿Cómo hacer un humus de lombrices?

(Preparativos)

  • Deja remojando la tierra que vayas a usar al menos durante un día.
  • Consigue restos de alimentos animales o vegetales.
  • Consigue papel de periódico.
  • Hazte de un recipiente con su tapa (mientras más grande, más humus generarás); puede ser de plástico, madera o goma.
  • Encuentra lombrices en tu jardín; basta con hurgar un poco en la tierra para hallar unas cuantas, o compra algunas lombrices rojas californianas, son fáciles de conseguir.

Aplicación 

  • Lava tu recipiente y haz algunos orificios en la tapa para que las lombrices puedan respirar.
  • Corta en tiras el papel periódico y coloca una capa en tiras en la superficie de tu recipiente; el papel en tiras permitirá que el recipiente se ventile mejor.
  • Pon una gruesa capa de tierra suelta, aunque húmeda, sobre el periódico ya colocado en el recipiente.
  • Aplica los restos de los  alimentos.
  • Coloca dentro del recipiente a las lombrices para que comiencen a hacer el humus.
  • Asegúrate de que tu recipiente quede puesto en un lugar donde no reciba cambios de temperatura o de ventilación. 
  • Alimenta cada cierto tiempo a tus lombrices con más desechos orgánicos para que sigan generando humus. En 15 días tendrás listo tu primer compuesto para colocarlo en tu tierra.


Regala cero basura esta navidad (te decimos cómo)

Transforma el lado menos sexy de la navidad: regala estos originales objetos libres de plástico.

Navidad es la época en la cual damos y recibimos. Pero eso la ha convertido en una época de despilfarro, y que le cuesta mucho a la naturaleza. Tan sólo en la Ciudad de México se produce 30% más basura: cada persona pasa de producir 1.5 kilogramos de desecho a 4 kilogramos en diciembre y enero.

No obstante, podemos compartir una navidad sustentable…

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable

Para empezar, debemos regalar cero basura al planeta. ¿Qué significa esto? Que debemos evitar comprar arbolitos –de plástico o naturales–, comprar adornos de plástico o unicel, y evitar a toda costa el musgo, un material natural que contribuye a la erosión del planeta.

En cambio podemos usar opciones más sustentables y reutilizables. Puedes optar por colocar luces LED, que consumen 96% menos energía, o por usar aserrín o algodón en lugar de musgo. También puedes hacer un original árbol de materiales reciclados. ¿Y qué tal una cena vegetariana? La carne utiliza demasiados recursos, y lo peor es que mucha de la comida se desperdicia… ¡por eso hay que hacer composta!

Pero, ¿qué hacer con los regalos?

¡Pueden ser zero waste!

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Existen regalos que son infalibles y son zero waste. Esto significa que están hechos de materiales mucho menos contaminantes y más durables. Además suelen ser objetos de uso cotidiano que cualquiera apreciará tener. También puedes optar por hacer tú mismo el regalo: por ejemplo, puedes hacer jabones o lociones con ingredientes naturales.

Pero si tienes prisa y muchos regalos que dar…

Aquí te compartimos una lista de regalos zero waste
para una navidad sin despilfarro, sin plástico y sin basura:

La mayoría de estos artículos los puedes conseguir en línea de la mano de distintos proveedores. Si no, sigue nuestro consejo y pon a prueba tu imaginación. También puedes regalar manualidades: un origami en una botella, una bufanda, un dibujo o un collage.

Tazas de café portátiles

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Hay una variedad infinitas de termos, tazas y vasos para café. Sólo checa que no tengan plástico: que sean de aluminio de preferencia.

Popotes de bambú

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Sí, sí, algunos dicen que aquello de no usar popotes no sirve de nada. Pero nosotros creemos que sí, porque cada popote tarda 100 años en degradarse. Así que puedes darle unos popotes a ese amigo que le encantan los smoothies, y de paso le hablas al respecto de la importancia del mantra “sin popote, por favor”.

Plantas

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

¿Qué tal una orquídea? O quizá una de las plantas más resistentes, en caso de que quien reciba el regalo sea un primerizo en el cuidado de plantas.

Macetas de barro (puedes decorarlas tú mismo)

Si conoces un fan de las plantas, puedes regalarle una simple pero coqueta maceta. La puedes decorar tú mismo en menos de 30 minutos.

Un juego de frascos de vidrio

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Todos amamos estos frasquitos. Y lo mejor es que hay muchos para escoger.

Bolsas de tela

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Son imprescindibles para dejar de usar bolsas de plástico. Pero también se pueden usar en el día a día, como bolsa de mano.

Mat de yoga

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Si conoces a alguien que haga ejercicio, puedes regalarle un nuevo mat, que nunca viene mal. O regalárselo a alguien cuyo propósito sea hacer ejercicio el próximo año.

Botellas para llevar agua

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Otra opción infalible. Pero otra vez, tienes que cuidar que no sean de plástico. Pueden ser de acero o de silicón.

Un juego de servilletas de tela

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Hay algunas preciosas a la venta. O las puedes hacer tú mismo, sólo tienes que cortar cuadrados del mismo tamaño y coser el borde con máquina de coser.

Una pluma fuente

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

Un regalo perfecto para estimular la escritura a mano, lo cual se ha comprobado que tiene efectos benéficos en el cerebro, así como en nuestras psicomotoras.

Filtro de agua de carbón activado

regalos-navidad-zero-waste-sin-plastico-sustentable-22

La marca Kishu vende barras de carbón que purifican el agua y le aportan minerales como el potasio y el magnesio. ¿Qué mejor que regalar agua pura?

 



TOP 11: los mejores abonos orgánicos para nutrir tu tierra

Podemos continuar con el ciclo de la materia, respetando al medio ambiente e incentivando la proliferación de aquellos nutrientes necesarios

La tierra, base de la cadena alimenticia, cuenta con nutrientes indispensables para la salud de las plantas y, por consiguiente, del medio ambiente. A través de la vitalidad del agua y la presencia de algunos animales e insectos, la tierra recibe sustancias que fortalecen el ciclo de la vida. Sin embargo, ante el consumo imparable de los recursos de la naturaleza, la biodiversidad ha ido perdiendo terreno, y en consecuencia el suelo ha perdido estas propiedades orgánicas, como el oxígeno en las raíces.

Cuando las plantas no tienen acceso a alguno de los materiales que les permiten sobrevivir, tales como luz, agua, dióxido de carbono, macronutrientes y micronutrientes, entonces el suelo pierde vida. Por consiguiente es necesario algún abono que otorgue esos nutrientes necesarios para la perpetuación del ciclo de la vida.

Dado que el abono químico deteriora al sistema, ya que destruye a los microorganismos indispensables, es prudente hacer uso de abonos orgánicos. De modo que podemos continuar con el ciclo de la materia, respetando al medio ambiente e incentivando la proliferación de aquellos nutrientes necesarios. Además es un método ideal para retener los niveles de humedad para el perfecto sustento tanto de las plantas como de la tierra, requiriendo un menor gasto energético.

¿Cuáles son los mejores abonos orgánicos?

–       El estiércol y el compost. Es un fertilizante poderoso que le proporciona a la tierra todos los nutrientes necesarios.

–    Excremento de aves y animales marinos. Rico en fósforo, este abono ayuda a reducir el gasto energético que supone el transporte.

–       Harina de huesos.

–       Algas marinas. Con altos niveles de minerales, oligoelementos, vitaminas y enzimas, las algas son fáciles de encontrar.

–       Cenizas de materia orgánica. Ayudan a corregir el pH de la tierra.

–       Posos de café. Rico en nitrógeno, fósforo y potasio, el café ayuda a controlar el pH de la tierra.

–       Cabello. Gracias a sus altos niveles de nitrógeno, el cabello estimula la actividad bacteriana de la tierra.

–       Orina humana. Lo mejor es mezclar una parte de orina y otra de agua.

–       Cáscaras de huevo o de plátano.

–       Melaza o composta de tés. Incrementa los niveles de microorganismos.

–       Comida de perros y gatos. Ricos en proteínas y micronutrientes, estos productos mejoran la composición de la tierra. 

Fotografía principal: Jardín Plantas