La estrategia para preservar al lobo mexicano no está funcionando: Earthjustice

La coalición de organizaciones ambientalistas reprueba una estrategia de 30 años que, dice, no ha dado resultados

Hace unos meses publicamos que tras años de ausencia de este fenómeno nació la primera camada de lobos mexicanos en estado salvaje, en un hecho inédito desde 1980. Sin duda, esta fue una buena noticia; sin embargo, la organización ambientalista Earthjustice ha demandado férreamente, desde hace unas semanas, la endeble efectividad del programa que salvaría al lobo mexicano de desaparecer. 

A través del Programa Binacional de Reproducción en Cautiverio del Lobo Gris Mexicano, Estados Unidos y México han estado intentando desde hace 30 años aumentar la población de lobos mexicanos (esta especie es endémica de ambos países).

Hoy los lobos mexicanos existentes son apenas 350 ejemplares. Según Earthjustice, la agencia Fish and Wild Service (FWS) de Estados Unidos es la responsable “por los repetidos fracasos en los últimos 38 años para desarrollar un plan de recuperación válido para el lobo gris mexicano en peligro, uno de los mamíferos más amenazados en América del Norte”. Y ello, “en parte porque Fish and Wild Service (FWS) continúa imponiendo varias restricciones al programa de reintroducción del lobo gris mexicano que impiden los esfuerzos de traer esta especie de vuelta y fuera del peligro de extinción”.

Hoy hay cinco parejas reproductoras en vida silvestre, pero Earthjustice considera que esto es alarmantemente precario en relación con el tiempo que lleva funcionando el programa. Según la coalición de ambientalistas que representa la organización, la condición actual de los lobos mexicanos no ha alcanzado ningún avance notable; por ello estarán haciendo presión para que este programa se haga eficiente, sobre todo desde bases científicas.



Una iniciativa te invita a observar aves donde quiera que te encuentres 🕊️

Aquí te decimos cómo ser parte del Great Backyard Bird Count mundial de 2019: ¡es extra fácil!

Observar aves es un arte, y una forma de alimentar nuestra empatía y nuestra conciencia. Además, la observación de pájaros es una forma de ayudar a la conservación de las más de diez mil especies de aves que existen.

Si tú también eres amante de esta noble actividad, o te gustaría aprender a hacerlo, es tu oportunidad. Como cada año, el Bird Count llama a los observadores de aves a ser parte de su Great Backyard Bird Count, al cual se reclutaron, en 2018, a personas de más de 100 países, quienes subieron 180 mil datos.

El Great Backyard Bird Count de 2019 tendrá lugar del 15 al 18 de febrero, tiempo en que los observadores de aves tendrán tiempo de hacer sus observaciones y hacer una lista con ellas.

Durante estos días, puedes contar y observar a los distintos tipos de aves por sólo 15 minutos cada día, o más tiempo si así lo deseas. Luego, debes pasar a digital tu reporte –en caso de haberlo hecho en una libreta– y subirlo en birdcont.org.

Cómo participar en el Great Backyard Bird Count 2019, del 15 al 18 de febrero:

bird-count-observacion-aves-mexico-conteo-mundial-anual

  1. Regístrate con tu nombre en el sitio web del evento –aquí el enlace–.

  2. Elige un lugar dónde llevar a cabo tu conteo. Puede ser hasta a en tu patio, o en algún parque cercano a tu barrio o colonia. Registra la hora de inicio y finalización, la ubicación, el número y los tipos de aves que veas. Si te desplazas a otra zona, asegúrate de registrarlo.

  3. Sube tu lista al sitio web del evento.

Si nunca has observado pájaros, y te preocupa no identificarlos, no te preocupes. Puedes simplemente tomar nota de todas sus características: tamaño, forma, color, tipo de pico y marcas inusuales. Y también puedes tomar una foto. Además puedes apoyarte con las distintas apps para identificar aves que existen, como Merlin Bird ID.

En el portal de Bird Count también podrás ver el mapa en vivo que muestra los puntos en los distintos lugares donde las personas han subido una lista de verificación. Es decir, una gráfica en tiempo real de otras personas en el mundo que están sincronizadas en esta noble labor.

No dejes de participar, y ayuda a la ciencia en la conservación de las aves: esos delicados y a la vez indómitos seres que no dejan de sorprendernos.



Nace la primer familia de lobos mexicanos salvajes, tras su casi desaparición

Se liberó una pareja en la Sierra Madre Occidental, que alumbró a la primera camada de lobos en estado salvaje desde hace treinta años.

Allá por las décadas de los 80 y 70, desaparecieron casi la totalidad de los lobos mexicanos en estado salvaje. Los pocos lobos restantes fueron atrapados para reproducirlos en cautiverio y luego soltarlos en sus hábitats naturales para salvar a esta especie en E.U.

En México esta medida se inició en el 2011, y apenas en diciembre pasado, se liberó a una pareja para que se reprodujera en libertad. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas anunció que un grupo de investigadores develó que ya ha fue vista la primer camada de lobos nacidos en estado salvaje en la Sierra Madre Occidental. En un comunicado la Comisión informó lo siguiente:

“Esta primera camada de lobos mexicanos nacidos en vida libre, reviste un avance importante en el marco del programa de recuperación, pues serán ejemplares que nunca habrán tenido un contacto con seres humanos, como inevitablemente lo tienen los ejemplares nacidos en cautiverio”.

En Estados Unidos, entre 1977 y 1980, se atraparon los últimos cinco lobos ubicados en los estados de Arizona y Nuevo México, y en 1998 se liberaron las primeras parejas para su reproducción.

Los motivos por los que el lobo mexicano estuvo a punto de desaparecer, fueron usuales absurdos como la cacería, trampas y envenenamiento. Cuando sus presas habituales disminuyeron en sus hábitats, que pueden ir desde un desierto hasta el bosque templado, los ganaderos iniciaron una campaña de exterminio, temiendo por la vida de sus animales. La noticia del nacimiento de los lobos, renueva una era de protección a estos seres y de recuperación de su especie en México.