¿La artesanía mexicana se adelantó al reciclaje moderno?

Miles de piezas que figuran en el folclor desde hace años y que quizá, sin percatarnos, están hechas con materiales reciclados

Podría decirse que el reciclaje ha existido desde siempre, pero sin que le hubiésemos atribuido una palabra. De hecho es un concepto nuevo, propio del capitalismo neoliberal: un producto de la necedad del consumismo excesivo. Antes de la producción en serie, iniciada a principios del siglo pasado, las personas usaban las cosas hasta su término. De hecho, quizá se imprimía más valor a las cosas, sin que ello significase materialismo absoluto. 

La historia moderna del reciclaje se remonta al año de 1970 cuando en torno al primer Día Mundial de la Tierra se propagó la mentalidad de la ética de la reutilización. Para los años noventa, muchos países desarrollados tenían ya algunas leyes sobre reciclaje. Pero si miramos a otros sectores que no rayan en el de la industrialización, podemos encontrar claros atisbos que ya pintaban una tendencia de reciclaje. Por ejemplo, en México, cientos de habitantes han hecho desde al menos hace cuatro siglos sus artesanías con material reciclado desde una conciencia del aprovechamiento de los recursos.

Te presentamos algunas artesanías icónicas hechas a partir de material reciclable desde hace muchos muchos años:

Las piñatas: creadas con una estructura de barro, papel maché (hecho a base de papel usado, como revistas) o con periódico, son usadas desde hace 500 años en México. Siempre empleando residuos que además, curiosamente, le han inyectado mayor creatividad a los colores y formas, a raíz del aprovechamiento de los materiales disponibles con que se cuenta.

 pinata

Los alebrijes: estos muñecos que figuran animales fantásticos y que quizá evocan a los naguales de las tradiciones chamanas, fueron inventados por el artesano-artista Pedro Linares en 1936. Se hacen con una técnica de cartonería, que es un modelado de papel periódico con cartón.

 

armadillo1

Las muñecas de Tusa: hechas con hojas de maíz, fueron creadas por la artesana Sonia María Vazquez en 1988. Hoy en Oaxaca se hacen piezas que además del tronco, cabeza y vestido hechos a base de hojas, son adornadas con otros aditamentos con materia prima del bosque como hongos, flores, tintes naturales, semillas, bejucos y pegamento natural.

muecas-de-tusa-1-1024

Las marionetas: suelen hacerse con pedacería de madera, que de otra manera se desperdiciaría, papel maché (hecho con papel usado de periódico o revistas) y pedacería de tela.

marionetasas-13550-MLA134420163_5045-F

Las tablitas: este juguete, hecho con sobras de madera y acoplado con listones pegados, tiene una lógica curiosa: la fuerza de gravedad hace que las piezas se ensamblen y desensamblen según las muevas.

maderitas

Los camioncitos: son muy populares los camiones hechos a base de madera (también de pedacería), con llantas de corcholatas.

camioncitos2

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional


Empresa mexicana y Coca-Cola evitan 8 655 toneladas de dióxido de carbono mediante reciclaje de PET

En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año.

Imagen: detektor.fm

Las dos plantas de reciclado de PET en México, tanto América Latina Industria Mexicana de Reciclaje –Imer– y PetStar, empresa mexicana Coca-Cola, logran convertirse en las mayores empresas recicladoras de envases PET. En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año. 

Estos son los resultados más relevantes de sus iniciativas en favor del bienestar ambiental a través de tres ejes de acción: agua, empaques y energía; los cuales permitirán mitigar el cambio climático que impacta en numerosas regiones del planeta: “Es una oportunidad para reflexionar acerca de la responsabilidad que tenemos con el cuidado de nuestro planeta y convertirnos además de sus custodios, en agentes de cambio”. 

Actualmente millones de los envases de PET están siendo elaborados con materiales 100 por ciento reciclados, incorporando además 28 por ciento de resina reciclada o proveniente de fuentes renovables; además, de acuerdo con el reporte:

Utilizamos energía proveniente de fuentes renovables como eólica y biomasa e integramos tecnologías de uso eficiente en nuestros equipos de refrigeración, red de distribución y los diferentes procesos que intervienen en nuestra cadena de suministro. Además, fuimos pioneros en el uso de equipos que utilizan CO2 como refrigerante natural, lo que evita en un 99 por ciento las emisiones directas de gases de efecto invernadero.

 De esta manera se pretende contribuir a mitigar el impacto de los efectos del cambio climático, para que así se reduzca un 10 por ciento la huella de carbono en toda la cadena de suministro para el año 2020; y así construir un presente y futuro sustentable para el medio ambiente y la población. De modo que a través del reuso, reducción y reabastecimiento, se pretende asegurar la existencia y renovación de los recursos naturales del planeta. Inclusive, en el reporte, se asegura que desde el 2014, la empresa devuelve a la naturaleza más del 100 por ciento del agua se utilizan en las bebidas de Coca-Cola, mediante la plantación de más de 68 millones de árboles que han contribuido a la absorción del agua en la tierra, “reabasteciendo manantiales, ríos y lagos.”

Más en Ecoosfera

Coca-Cola, la primera empresa del mundo en reabastecer el agua que usa



Infográfico: ¿Por qué re-utilizar una taza ‘desechable’?

En sociedades consumistas como las actuales, el reciclar una taza de café aparece como un acto de civismo. Solo en E.U. cada año 9 millones de árboles talados para hacer vasos de café.

El problema de la basura es tan complejo como las sociedades consumistas que lo generan, y para resolverlo se han tomado distintas medidas, algunas a corto plazo, otras a mediano y muy pocas de ellas pensando más allá de esta generación. Curiosamente, algo tan simple como rehusar una taza de café puede ser mucho más significativo de lo que se cree para aminorar el problema.

Factory Direct Promos ha lanzado un infográfico con información de suma relevancia para incentivar la reutilización y dejar atrás el tan simplificado proceso de “lo uso una vez para luego desecharlo”.

Pero, específicamente, ¿cuáles serían los alcances de reciclar una taza de café en un país como, digamos, Estados Unidos? Primero, ayudaría a reducir la cifra de 25 mil millones de tazas de cartón tiradas a la basura al año, que representan más de 9 millones de árboles talados.

Cada taza cuenta. Reducir el consumo de las mismas no solo significa salvar árboles, sino también reducir la contaminación y minimizar nuestra huella ecológica.

why-reuse-a-cup-info-corrected