Increíbles usos de algunas cáscaras de frutas

Solemos olvidar que cada parte de la fruta, incluyendo las cáscaras, puede emplearse para múltiples usos (más allá de la nutrición)

Las frutas, alimentos de la naturaleza, cuentan con una amplia gama de sabores, colores y texturas. Basta con disfrutar del sabor dulzón o cítrico de una de ellas para poder experimentar una explosión de sensaciones en cada pupila gustativa, para disfrutar de su jugo y de lo bien que nos hace sentir.

Gracias a sus propiedades orgánicas, estos alimentos brindan múltiples beneficios tanto a quienes los consumen como al medio ambiente. Sin embargo, solemos olvidar que cada parte de la fruta puede ayudar a múltiples acciones (más allá de la nutrición). Por ejemplo, la cáscara de algunos cítricos como la naranja, limón o mandarina, cuenta con altos niveles de antioxidantes, pudiéndola usar para:

– Un jugo. Hierve la cáscara de la manzana o de la piña con canela y clavo.

– Un té o infusión. Seca al Sol las cáscaras de algunas frutas para la mezcla.

– Frutas cristalizadas.

– Conservador natural. La pulpa de cualquier fruta, sin el jugo, se usa como materia prima para conservar alimentos. Basta un poco de azúcar y meterla al horno.

– Polvo de extracto de cítrico. Haz una ralladura de la cáscara de la fruta cítrica. Déjala secar durante unos 3 o 4 días,  y después métela en la licuadora. Al final, consérvala en un frasco de vidrio limpio.

– Azúcar cítrica. Primero haz el extracto de cítricos, añadiendo azúcar mascabado.

– Pimienta con polvo de extracto de limón.

Para uso de belleza personal:

– Exfoliador de azúcar y plátano. Espolvorea azúcar en el interior de la cáscara de plátano, usándolo como exfoliador suave. Frota suavemente en todo el cuerpo, y enjuaga en la ducha.

– Usa las cáscaras de manzana para combatir el acné.

– Cáscaras de papa para reducir las ojeras. Presiona la parte interna de las cáscaras frescas durante 15 minutos.

– Infusión de cáscara de papa para cuidar los estragos de úlceras.

Fotografía principal: Doug88888

 



Un vaso diario de jugo de naranja mejorará tu memoria, según un nuevo estudio

Los participantes tomaron 500 ml durante ocho semanas; su desempeño cognitivo, en general, mejoró.

La naranja es parte del desayuno de millones de personas en el mundo. Esta fruta tiene minerales, vitaminas y carbohidratos y entre sus bondades está el que incluso puede limpiar a tu cuerpo de la comida chatarra. 

Ahora un nuevo estudio publicado por The Independent ha revelado cómo la naranja puede ayudar a mejorar la memoria, sobre todo en personas mayores. 

En esta investigación, 37 adultos mayores consumieron durante 8 semanas 500 ml diarios de jugo de naranja.Luego de una serie de pruebas, encontraron que los participantes tuvieron hasta un 8% de mejoramiento en su desempeño cognitivo, sobre todo en el ámbito de la memoria.  

Según los investigadores, este descubrimiento abre una brecha para el estudio de los beneficios de los nutrientes de la naranja para el cerebro como parte básica de una dieta balanceada.



¿Por qué te conviene consumir más verduras que frutas durante el invierno?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva

En las últimas semanas hemos sido testigos de los fríos que inundan los paisajes tanto urbanos como rurales de México. Salimos de casa cubiertos con cualquier vestimenta que nos ayude a mantener el calor y así evitar que virus como el de la gripa alcancen a nuestro organismo. Para lograrlo necesitamos primero procurarnos herramientas que protejan al cuerpo como, por ejemplo, la alimentación.

¿Qué tipo de alimentos son los ideales para esta temporada invernal? ¿Qué tan seguido debemos consumirlos? ¿Cuál es la dieta indispensable?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva.

En ocasiones, con una dieta alta en proteínas (en especial de animales) es necesario equilibrar y alcalinizar el organismo por medio de las frutas. Por otro lado, con una dieta basada en verduras y cereales integrales no es recomendable consumir tanta fruta, ya que puede inclusive debilitar al organismo.

Si se desea tener una dieta con mayor cantidad de frutas lo mejor es consumir frutas de la temporada, ya que “la naturaleza es sabia y nos da lo que necesitamos allí donde estemos”. Esto sucede puesto que consumir frutas tropicales en un país frío (y en pleno invierno) favorece la pérdida de calor del cuerpo. Existen algunas frutas de temporada ideales para el invierno, tales como manzanas, peras, plátanos y cítricos.  

En cambio, de acuerdo con los nutriólogos, es recomendable aumentar el consumo de verduras ya que son una fuente rica de vitaminas y minerales, en especial el brócoli, la col y el perejil. Inclusive, las fuentes de vitamina B, A y E se centran en cereales, legumbres y verduras verdes (y no tanto en frutas).