Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

Conforme se acostumbre el pie a estar en contacto directo con el suelo a través del ejercicio, la planta del pie se hará resistente

Los pies, considerados como la base de una persona, son el contacto directo que tenemos con la Madre Tierra. Este apego a lo natural fue disminuyendo conforme los estándares sociales impusieron una demanda de la conglomeración urbana. Así, el éxito, la fama y el dinero se volvieron el centro de atención, convirtiendo a la indumentaria más costosa en la clave para llegar al cielo (y “perder los pies del suelo”). Un ejemplo evidente son los zapatos con tacones inmensos.

Ahora, con esta interrumpida cercanía a la naturaleza, las personas resienten este cambio a través de dolores o enfermedades emocionales que, en cierta medida, afectan también a su salud física. Para revertir este cambio, una solución viable es caminar o ejercitarse sin zapatos. De este modo se permite desarrollar más fuerza muscular en pies, piernas y caderas al favorecer la circulación sanguínea y la musculatura de la zona.

Además,caminar descalzo permite reajustar la posición más adecuada para el restablecimiento del equilibrio y la agilidad. En especial si se trata de una superficie natural (pasto), ya que se fomenta bienestar, relajación, entusiasmo, fuerza y equilibrio.

Conforme se acostumbre el pie a estar en contacto directo con el suelo a través del ejercicio, la planta del pie se hará resistente. Así, se podrán realizar más actividades sin la contención de zapatos, estimulando las terminaciones nerviosas encargadas de generar endorfinas (los neurotransmisores del placer y recompensa).

Fotografía principal: Suzi Duke

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio



Esculturas de niebla en parques y bosques (Fotos)

¿Hay algo más hermoso que cuerpos de niebla acariciándose con árboles y espejos de agua?

Algo tiene la niebla que a pesar de ser en esencia inasible, también es profundamente corpórea. Su corporalidad, aunque elusiva, tiene una presencia contundente. Tal vez por eso es que Fujiko Nakaya recurre a la niebla como materia prima para sus esculturas.

Llama la atención que la artista japonesa presente sus piezas como esculturas, y no como performance o algún formato de arte efímero. Pero Nakaya lleva décadas esculpiendo los flujos de niebla y su obra surge, en parte, en respuesta al materialismo occidental que predomina en la noción de escultura; por eso aborda la materia desde una perspectiva más pasajera, menos franca (como quizá es, en realidad, el ADN de nuestro universo y nuestras respectivas realidades).

Existe el concepto occidental de sólido y eterno, pero en el pensamiento budista la naturaleza siempre te responde de acuerdo a sus reglas.   

Con el nombre de Fog x FLO: Fujiko Nakaya on the Emerald Necklace, esta serie interviene cinco parques en Boston con “esculturas de niebla”. Para “enneblinar” estos escenarios, la artista sitúa inyectores en árboles, piedras y otros elementos naturales, los cuales están programados para emitir vapor de agua cada hora. Así, los cuerpos neblinosos desfilan a través del espacio –con dirección y espesor planeados– de manera coreográfica. La repetición permanente de sus flujos hace que, aunque dinámicos, adquieran una presencia casi material.

¿Hay algo más hermoso que cuerpos de niebla acariciándose con árboles y espejos de agua? (la respuesta no importa).

 



Descubren el dibujo más antiguo en la historia de la humanidad

Un patrón trazado sobre una piedra en una cueva es el dibujo más antiguo registrado hasta ahora.

La necesidad del hombre por representar pictóricamente su entorno es verdaderamente milenaria. Lo anterior queda más que claro luego del reciente descubrimiento del dibujo más antiguo de la historia humana: se trata de un patrón de líneas que data de hace 73,000 años

El hallazgo fue registrado en la cueva de Blombos, en Sudáfrica. El dibujo es una grilla compuesta por seis líneas verticales, atravesadas por tres líneas curvas. El trazo fue hecho con ocre, un pigmento natural color café rojizo. Los encargados de analizar la muestra señalan que las líneas terminan junto con el trozo de roca, lo que abre la posibilidad de que este patrón fuera originalmente de mayores dimensiones o que, incluso, pudiera haber sido parte de una representación más compleja. 

dibujo-cueva-antiguo-sudafrica

Christopher Henshilwood, arqueólogo de la Universidad de Bergen, en Noruega, declaró a Science News que un patrón similar ha sido encontrado en conchas marinas de la zona, por lo que este trazo bien podría haber tenido un significado especial para sus habitantes.

 

El dibujo como un vehículo para dialogar con nuestra realidad

Tal vez la expresión gráfica, que eventualmente se consagró en el dibujo o el arte pictórico, responde a una necesidad del ser humano en el proceso de relacionarse con su realidad –pues no solo se trata de su entorno físico sino que va más allá, con metáforas visuales, símbolos y otros–. Y el dibujo de la cueva de Blombos es una prueba de que este acto instintivo, pero a la vez estético y hasta ontológico, lleva acompañándonos más de 70 mil años.