A partir de desechos orgánicos, un mexicano crea electricidad

Es la primera vez que se hacen biodigestores accesibles para generar energía desde los hogares

La generación de electricidad puede darse desde casi cualquier fuente de energía. Como si ella misma, la energía, nos recordara que no se crea ni se destruye, cada día se aplican más alternativas de generación de electricidad a partir de fuentes como el excremento de vaca o la radiación del Sol.

Un inventor mexicano, Daniel Bouchbinder Aurum, ha desarrollado biodigestores para proveer a casas rurales de escasos recursos de fuentes de energía. Elaboró por primera vez un biodigestor a pequeña escala, y económico, que produce electricidad a partir de desechos orgánicos. Anteriormente, sólo grandes las empresas se hacían de estos aparatos para generar electricidad.

Su invento alberga contenedores herméticos que descomponen algunos desechos orgánicos, como el estiércol o residuos de vegetales, a partir de cuatro bacterias anaerobias que generan gas metano que después es convertido en energía eléctrica. Además de que es la primera vez que se elaboran biodigestores al alcance de personas de escasos recursos, se abre la oportunidad para que los hogares puedan acceder a este tipo de prototipos.

El inventor mexicano, miembro de la Red de Talentos Mexicanos en el Exterior también está generando hornos de leña que ahorran hasta 60% de esta materia en los hogares rurales, para que estos espacios estén menos contaminados y sean más saludables. Hasta hoy, sus biodigestores han sido instalados en pequeños hogares rurales de Quetzaltenango, Guatemala.



En 2.5 minutos, un dispositivo creado por mexicanos purifica el agua de todo tipo

El invento es capaz de limpiar desde aguas de desechos industriales hasta agua de mar.

Las aguas de uso industrial suelen contener químicos y metales pesados, por su parte, el agua de mar está cargada de sales en cantidades enormes. En los últimos años, y cada vez más, han salido al mercado nuevos dispositivos capaces de potabilizar el agua (como este generado a partir de baba de nopal), sin embargo, suelen tener una capacidad ineficiente para aguas muy contaminadas (como las de los desechos industriales).

Según el grupo investigador Corportativo Jhostoblack, un grupo de sus ingenieros mexicanos ha creado un nuevo invento que es capaz de purificar cualquier tipo de agua, incluyendo aguas residuales industriales, domésticas y de mar. 

Así funciona:

Un tanque reactor almacena la muestra y recibe la dosificación de elementos disociantes. Luego por precipitación y gravedad la materia orgánica, inorgánica y elementos pesados son separados. El agua después es conducida a un tanque clarificado; posteriormente pasa a un filtro para quitar la turbiedad y a un tanque pulidor que elimina olores y sabores. Finalmente llega a un contenedor donde se le agrega ozono para asegurar su nivel de pureza y que, finalmente, pueda beberse. 

El grupo de investigadores de Corportativo Jhostoblack está trabajando en un proyecto en Xochimilco, una antigua zona de canales de agua de la época prehispánica en la ciudad de México para limpiar el agua de esta zona; el desarrollo de su invento purificador se encuentra hasta hoy protegido como secreto industrial en E.U.

  

 [Investigación y Desarrollo ID]



¿Electricidad hecha con residuos de nopal? En México la producirán

Este proyecto disminuirá hasta en un 50% los residuos de esta milenaria planta en algunos sitios

Además de las numerosas propiedades del nopal, este delicioso alimento ha sido usado por los indígenas desde hace milenios para purificar el agua. Lo anterior es un hecho que fue recientemente confirmado por investigadores de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, pues se probó que al pasar agua contaminada por la baba del nopal los contaminantes se agrupan, dejando purificado el resto del líquido. 

Sin embargo, siguen creciendo los descubrimientos sobre los usos y beneficios del nopal; y es que, casi como cualquier residuo orgánico, este puede producir electricidad por los gases que arroja en sus procesos de descomposición, con la ventaja de que en ciertos lugares, donde es producido en grandes cantidades, puede ser aprovechado directamente. En Milpa Alta, una delegación de la ciudad de México, se produce casi 80% del nopal que se consume en este país, y recientemente se dio a conocer un convenio de colaboración entre la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Gobierno del DF y la empresa Sustentabilidad en Energía y Medio Ambiente para producir electricidad y agua para riego a partir de los desechos del nopal en esta zona. 

El proyecto reducirá en 50% el volumen de los desperdicios orgánicos que genera la planta, es decir entre 4 y 5 toneladas diarias. Además del agua y la electricidad, se producirán también alicientes orgánicos para cultivos. 

Aunque en México la zona de Milpa Alta y sus altos niveles de cultivo son conocidos, es la primera vez que se mira a la región con una mirada que trascienda el uso tradicional del nopal, ese emblemático y delicioso signo identitario del mexicano.