¿Tu gato está deprimido? Descúbrelo aquí (y qué hacer al respecto)

“Si los dueños de los gatos comprendieran realmente a sus mascotas, reconocerían las demandas que les hacen”

Así como los humanos, los animales también experimentan emociones que los hacen reaccionar ante diferentes estímulos. Es decir que se asocia a la actividad o la persona que brinda un estímulo con la percepción de sensaciones satisfactorias o displacenteras. En consecuencia, se reacciona según se interprete el estímulo: afecto, placer, enojo, ira y estrés, entre otros.

Muchas personas se cuestionan las razones por las cuales los animales se pueden estresar. Y, de acuerdo con el antrozoologista John Bradshaw, el ejemplo de un animal estresado es el gato. Él dice que los dueños de estas mascotas tienen altas expectativas sobre ellos, provocando que sufran de dermatitis y cistitis.

“Si los dueños de los gatos comprendieran realmente a sus mascotas, reconocerían las demandas que les hacen”. Actualmente, los gatos dejaron de ser sólo acompañantes y se convirtieron en estrellas de redes sociales. Por consiguiente, experimentan estrés casi infinito.

Para reducir sus niveles de estrés, es necesario conocer los síntomas. Es conocido que los gatos son sufridores silenciosos, por lo que tienden a aislarse durmiendo debajo de la cama, regando la arena por todos lados, rascando, sudando en exceso o realizando actividades fuera de lugar (por ejemplo, actuar como perros).

¿La solución? Procura dejar las cajas de arena en diferentes partes para que el gato pueda usarlas según su temperamento y estado de ánimo. Permite que se relacione con otros gatos o con un humano; de ese modo generará empatía y mucho cariño. También reduce el uso de fotografías en redes sociales; sólo trata de mantener una relación basada en afecto.

Fotografía principal: Canal Mascotas

 



Estas son las señales de que tu gato te quiere

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen.

Pese a que los gatos son mejor conocidos como personajes parcos, fríos, bipolares e interesados, la realidad es que estos seres felinos poseen códigos de comunicación diferente a los del perro. Es cuestión de observarlos atentamente para desplegar una interpretación de sus gestos de amor.

Hay gatos que se tumban en el sofá mientras su dueño esté ahí o inclusive da golpecitos con la cabeza usando estos momentos como vía de compañía. Este tipo de conducta social tiene como finalidad mostrar aceptación, apego y amor. hacia la persona que va dirigido sus sentimientos. Sin embargo hay ocasiones en que necesitará momentos de soledad, por lo que es ideal darle esos tiempos y espacios para él o ella misma.

Mientras que los hay mirones y maulladores, pues son capaces de emitir sus emociones a través de numerosas vocalizaciones; como el maullido, ronroneo, bufido, etcétera.

angry-looking-persian-cat

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen. De acuerdo con el veterinario Marco Villén: “Se trata de una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador, así que si te permite acercarte en esa circunstancia, es que gozas de su completa confianza y aceptación”. Asimismo se enrosca entre sus piernas, mulle su regazo y mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en su presencia.

O inclusive los hay quienes no han aprendido a no arañar, a amasar con sus zarpas, dar lametazos cuando se le acaricia o mueve la cola lentamente ante su presencia. Se trata de rutinas o prácticas que marcan “su territorio” pues desean mantener a su lado al dueño, evitando su abandono a toda costa: “es un momento de relajo y si, además, comparte ese momento de intimidad con su dueño es que siente apego por él. Sobre todo, si le regala algún que otro lametazo, que en el lenguaje gatuno podría equivaler a un abrazo humano.”

Si bien cada felino es diferente, los gatos pueden llegar a ser apegados, cariñosos y amorosos con sus dueños. Es cuestión de observar, comprender y descifrar la personalidad de cada uno de ellos. Y tu gato, ¿Cómo es?



Sorprendentes imágenes de gatos salvajes (FOTOS)

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature, los ancestros actuales de los gatos domésticos comenzaron a separarse de las especies salvajes hace aproximadamente 13 000 años.

Los gatos, misteriosos y elegantes, son una especie de los Felidae que ha sobrevivido a los cambios que la evolución ha desencadenado desde hace 25 millones de años. Si bien los gatos se han tenido que adaptar en numerosas razas como resultado de mutaciones genéticas, esta continúa sobreviviendo a través de una comunicación de gemidos, gruñidos y lenguaje corporal, así como a conductas de depredación por naturaleza.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature, los ancestros actuales de los gatos domésticos comenzaron a separarse de las especies salvajes hace aproximadamente 13 000 años. Mientras que la revista Science confirma que los gatos domésticos actuales descendieron de un grupo de cinco gatos salvajes que se relacionaron con el hombre en Medio Oriente hace unos 10 000 años. Inclusive evidencias arqueológicas indican que uno de los primeros lugares de domesticación de los gatos fue hace 9 500 años en la isla griega de Chipre. Poco después, la presencia hogareña de estos felinos comenzó a ser común en culturas de “la Creciente fertil”.

Sin embargo, ¿qué ha pasó con los gatos de las líneas salvajes? Así como los gatos domésticos, la línea salvaje de los felinos ha tenido que adaptarse a la evolución y a sus cambios. Los resultados son diversos, los cuales te compartimos sólo una probada de ello.