Remedios caseros y naturales para esta época de resfriados

Atiende los primeros síntomas con remedios milenarios y naturales

¿Recuerdas a alguna persona que actualmente esté enferma de gripa o resfriado? Es común que entrando a una época de frío experimentemos un golpe de cambios fisiológicos que, desgraciadamente, terminan en alguna enfermedad. La gripa o el resfriado son padecimientos comunes, que tienden a propagarse a través de la inhalación de gotas provenientes de una tos o un estornudo de alguien agripado; también es posible contraer el virus al tocar un objeto (o persona) que lo contenga y luego tocarse boca, nariz u ojos.

A menudo, los síntomas de ambas enfermedades comienzan de manera rápida, sintiéndolos entre uno y siete días después del contacto con el virus: sensación de cuerpo cortado, escalofríos, mareos, dolor de cabeza, náuseas, fiebre, tos seca, problemas respiratorios, rinorrea, estornudos, dolor de garganta, etcétera.

Existen algunos remedios caseros que pueden reducir los síntomas, aunque lo ideal es visitar a un doctor para eliminar el virus por completo:

– Carbón vegetal activado.

Jarabe de sambucus (saúco). 

– Vinagre de sidra de manzana. Añade una cucharadita a un vaso con agua.

– Manzanilla.

– Magnesio. Unta un poco de aceite de magnesio en los pies para fortalecer el sistema inmunológico.

Fotografía principal: Edna Rocío

 



Usa la sal del Himalaya para librarte de esa fastidiosa migraña

Para reducir el dolor de cabeza con sal, hay dos opciones: la primera, tomar un baño con sal; la segunda, hacer un remedio casero con el limón, agua y sal de mar.

Los dolores de cabeza tienden a relacionarse con una avalancha de neurotransmisores en las vías nerviosas del cerebro; principalmente con una baja de endorfina –neurotransmisor de la sensación de bienestar– en el cuerpo. Las principales causas de estos dolores de cabeza se concentran en cambios hormonales –por uso de pastillas anticonceptivas, ciclo menstrual, entre otros–, trastornos del sueño, consumo excesivo y frecuente de bebidas alcohólicas, estrés y ansiedad, ruidos demasiado fuertes y luces brillantes, estrés físico –causado por exceso de ejercicio–, tabaquismo, consumo de harinas y azúcares refinadas, alimentos procesados, productos lácteos, carnes y productos con glutamato monosódico

Entre las múltiples alternativas para los dolores de cabeza como mantenerte hidratado, evitar alimentos con glutamato monosódico, consumir suplementos con complejo vitaminínico B y melatonina, masajear regularmente el cuello, lóbulos y cabeza, existe un remedio natural muy poderoso y sencillo de hacer. Necesitas: agua, limón y sal de mar o del Himalaya.

La composición de la sal posee propiedades saludables, principalmente para reducir síntomas de: 

– Enfermedades cardiovasculares,

– problemas respiratorios como el asma,

– eclampsia, 

afectaciones en la piel como eczemas,

– dolores musculares después de una actividad física intensa,

– dificultades digestivos –como laxante–,

– e inclusive dolores de cabeza vasculares. 

Para reducir el dolor de cabeza con sal, hay dos opciones: la primera, tomar un baño con sal; la segunda, hacer un remedio casero con el limón, agua y sal de mar. Aprovecha los electrolitos y otros minerales de la sal del Himalaya y del mar –los cuales fortalecerán el sistema inmunológico, mediante este brebaje de jugo de limón y una buena cantidad de sal de mar o del Himalaya; esto ayudará a equilibrar los niveles de serotonina en la sangre y restableciendo los niveles de alcalinidad en el organismo. 



Remedios caseros para las incómodas picaduras de mosquitos

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio.

1. Una compresa fría o hielo. Sí, lo más rápido para reducir la hinchazón y la picazón de una picadura de mosquito, es la sensación de frío. Algunos estudios han comprobado que el frío ayuda a reducir cualquier picazón relacionada con la histamina. Lee aquí el estudio. 

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio. 

3. Bicarbonato de sodio y agua. Aplica esta pasta dejándola reposar durante algunos minutos antes de lavarlo. Dado que la mezcla posee propiedades alcalinas, esto permite neutralizar el pH de la piel. 

4. Limón o jugo de limón. Gracias a los compuestos químicos del limón, ayuda a liberar la sensación de picazón. Sin embargo, no salgas al sol cuando apliques este remedio. 

5. Vinagre. El vinagre es un antibacterial natural. Coloca unas cuantas gotas en un algodón y aplícalo en las picaduras. En caso que sean muchos piquetes, utiliza unas cuantas tazas de vinagre en agua caliente y hunde la zona afectada. 

6. Aceites esenciales. El ideal es tea tree o té de árbol. Es un antiséptico natural que ayudará a la sensación de picazón. Otra opción es el aceite de lavanda, el cual ayudará a disminuir la incomodidad. 

7. Miel. Es un antibacterial natural que ayuda a limpiar las heridas. Además a desinflamar la zona.