Organizaciones advierten que la vaquita marina mexicana podría desaparecer en los próximos 4 años

Para revertir esta situación se está presionando al presidente, Enrique Peña Nieto, para que adopte las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA)

La vaquita marina, realmente llamada Phocoena sinus, es una especie de marsopa endémica del golfo de California que está a punto de desaparecer. En la actualidad sólo quedan alrededor de 100 de estos mamíferos marinos, los cuales caen en las redes de pesca, entre los camarones y los totoabas.

Organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Greenpeace, Defenders of Wildlife y Teyeliz están combatiendo la próxima desaparición de la vaquita marina. Para lograrlo están presionando al actual presidente, Enrique Peña Nieto, para que adopte las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA).

De acuerdo con el CIRVA, es necesario combatir la pesca ilegal de estas especies a través de la PROFEPA, la Marina y la PGR al aumentar el terreno de protección para la vaquita marina, de modo que se está solicitando el apoyo de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de Estados Unidos y China para detener el tráfico ilegal de la vaquita marina.

Es importante lograr un equilibrio de las especies marítimas de modo que logremos equilibrar, de manera sustentable, el medio ambiente, aquel donde no sólo vivimos, sino también existimos. La extinción de especies es un problema que, una vez sucedido, altera toda la cadena alimenticia y simplemente no hay vuelta atrás. Cuidemos el hogar que nos brinda cobijo.

Ayuda presionando al presidente Enrique Peña Nieto para que salve a esta especie.

Fotografía principal: Expoknews

 



Esta es la primera especie extinta de 2019 😐

Era el único ejemplar vivo de su especie en Hawái.

Una especie más de este planeta ha llegado a la extinción. Los científicos de la Universidad de Hawái presenciaron este 1o de enero el fin del Achatinella apexfulva, o caracol hawaiano.

Este caracol llevaba 14 años viviendo en el plantel de la universidad. Su nombre era George, en honor a una tortuga de las Galápagos cuya muerte también dio fin a su especie. 

especies-extintas-animales-extincion-2019-caracol-hawaiano

La extinción de George es una muestra emblemática del problema que azota a los ecosistemas de Hawái. Antes, la variedad de criaturas emparentadas con George era increíblemente diversa: 750 especies de moluscos solían habitar en la isla.

Ahora, según la revista National Geographic, el 90% de los moluscos hawaianos está extinto. 

El caracol hawaiano cumplía una función importante en este ecosistema. Habitaba en los árboles y se alimentaba de los hongos que crecían sobre sus hojas, ayudando a mantenerlos libres de enfermedades. 

Por más pequeña que una pérdida así pueda parecer, especies como la de George realmente cumplen un papel ecológico fundamental: descomponen el material sólido que queda en la tierra después de la erosión y ayudan a regenerarla. 

Que un ejemplar del caracol hawaiano siguiera vivo tras décadas de peligro crítico demuestra el poder de resiliencia de la naturaleza; pero ésta tiene un límite.

Las especies animales han hecho lo posible por adaptarse a las perturbaciones de su hábitat. Comprender sus ritmos y procurar su supervivencia es una tarea que ahora recae en nosotros

 

* Imagen destacada: Sustainability Times