Atención: no bebas agua de botellas de plástico que han estado expuestas al Sol

El polímero BFA, uno de los ingredientes base del plástico, es uno de los productos más usados alrededor del mundo, a pesar de ser de los más peligrosos

¿Eres de las personas que dejan su botella de plástico en el coche durante días completos y ocasionalmente bebes agua? Quizás necesitas reflexionar acerca de esta (nociva) costumbre. De acuerdo con el Instituto de las Ciencias de la Alimentación y la Agricultura de la Universidad de Florida (EE.UU.) esta actividad puede ser contraproducente a la salud, dada la composición del contenedor.

El polímero BFA, uno de los ingredientes base del plástico, es uno de los productos más usados alrededor del mundo, a pesar de ser de los más peligrosos. Su uso se ha relacionado con enfermedades tales como cáncer, asma, hiperactividad en niños, obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes. 

¿Cuán nocivo puede ser si se queda en un coche durante días? Los átomos del BFA se activan una vez que se encuentran bajo temperaturas altas (¿has sentido el calor que se siente dentro de un automóvil?), de modo que la botella libera y deposita en el líquido antimonio y BFA en dosis más elevadas. Y en caso de continuar bebiendo de esa botella, estaríamos consumiendo elementos nocivos para la salud.

Las soluciones para prevenir las mencionadas consecuencias pueden resultar en sencillos pasos como evitar dejar las botellas de plástico en lugares cálidos, cambiar el plástico por enfrascados de vidrio y purificar el agua cuando haya pasado por esta alteración química.



¿Cuál es la botella más ecoamigable que puedes usar para agua?

Usar una botella de agua reutilizable es bastante ecológico, pero puedes aprovechar para comprar una cuyos materiales sean todavía menos nocivos para el planeta (y para ti).

Podría parecer que en lo que se refiere a botellas de agua no hay mucho que decidir excepto, si acaso, entre diseños y tamaños. Pero aunque sean reutilizables, muchas botellas podrían no ser tan ecoamigables como aparentan. Para saberlo no sólo hay que pensar en la botella como un producto que nos evitará la dependencia al agua embotellada, sino verla a ella misma como un producto manufacturado cuya producción puede tener más o menos impacto sobre el planeta.

 

Por eso es muy importante conocer los materiales de los que están hechas, para saber cuáles de las botellas de agua reutilizables en el mercado son la opción realmente más ecológica.

Para ello debemos saber cuál es el ciclo de vida de los materiales de cada botella de agua reutilizable, y el impacto ambiental que tiene cada uno. En el 2011, el portal Green Lifestyle hizo una investigación comparativa entre los tres materiales más comunes para la elaboración de botellas de agua, y este fue el resultado.

 

Botellas de agua reutilizables: ¿acero, aluminio, plástico o…?

botellas-agua-reutilizables-mas-ecologicas-diferencias

Tanto las botellas de aluminio como de acero resultaron tener grandes impactos durante su fabricación, pues aunque son 100% reciclables, un gran volumen de energía es usada para el procesamiento del producto. De hecho, la industria de los metales, incluido el acero y el aluminio, es de las más contaminantes: por eso países como China están reduciendo su producción de éstos. Además, muchas de estas botellas tienen revestimientos internos que a la larga pueden desprenderse y que puedes ingerir sin darte cuenta.

Por su parte, las botellas de agua de plástico resultaron ser las que menos impacto generan, tanto por sus materiales y la densidad de éstos como por el proceso de producción en general. Estas son buenas noticias, pues las botellas de agua de plástico son las que más encontramos en el mercado y las que más fácilmente se adaptan a nuestra forma de vida, por su peso y versatilidad.

botellas-agua-reutilizables-mas-ecologicas-diferencias

Lo malo es que son menos resistentes, y que algunas de estas botellas podrían no ser buenas para la salud de los seres humanos: se ha comprobado que el plástico genera pequeñas partículas que a la larga nos pueden intoxicar y que están presentes en las botellas de plástico desechables, pero también en las reutilizables.

Así que en realidad la mejor y más durable opción son las botellas de vidrio, pues no alteran la composición química de los productos ni sueltan ningún tipo de partículas; tampoco transmiten sabor y sirven mucho mejor para conservar la frescura del agua. Además, el vidrio es 100% reciclable.  

botellas-agua-reutilizables-mas-ecologicas-diferencias

Algunas botellas de vidrio en el mercado tienen aditamentos de otros materiales; por ejemplo, tapas o fundas de silicona. Pero también son reciclables: sólo debes separarlos cuando vayas a desechar tu botella. Únicamente cerciórate de que todos los materiales adicionales a tu botella de vidrio sí sean reciclables.

Por supuesto, las botellas de agua reutilizables no son ecoamigables si no les damos una vida útil muy larga. Por eso lo más importante es que intentes conservar por mucho tiempo tu botella, manteniéndola limpia (comprando una que sea fácil de limpiar) y teniendo cuidado de no perderla.



Descubre cómo eliminar residuos de BPA en el agua que bebes

Para realizar el método sólo basta con agrupar una serie de catalizadores llamados TAML activadores y peróxido de hidrógeno.

Bisfenol A, también conocido como BPA, es un contaminante tóxico que suele encontrarse en el plástico, tales como en las botellas de agua, contenedores de comida, etcétera. Se encuentra fuertemente relacionado con enfermedades como cáncer, deformaciones, así como con  un impacto significativo en el desarrollo embrionario de las células cerebrales, las cuales controlan los genes reproductivos de la vida.

Si bien una manera de reducir el impacto del BPA en el cuerpo es reducir el consumo del plástico, actualmente investigadores de Carnegie Mellon University, en Pennsylvania –EE.UU.–, han desarrollado un catalizador químico que puede eliminar efectivamente las moléculas de BPA que habitan en el agua en tan sólo 30 minutos. Se trata de un método económico, efectivo y saludable que retira hasta un 90 por ciento los restos de BPA en el agua. En palabras de uno de los investigadores, Terrence Collins, “Hemos resuelto un problema de investigación equivalente a más de miles de millones de dólares. Este tratamiento lo puede hacer cualquiera, en cualquier lugar y con cualquier cantidad de agua.”

Para realizar el método sólo basta con agrupar una serie de catalizadores llamados TAML activadores y peróxido de hidrógeno. La idea es que los TAML activadores funjan como enzimas para acelerar la reacción química, de modo que al comibar el peróxido de hidrógeno en agua pH-neutral, el BPA se amalgama de tal manera que puede ser fácilmente filtrado y sacado. 

Este método pretender resolver de manera económica y asequible un problema que ha costado millones de dólares en gastos de salud pública como en reducción de contaminantes en los recursos naturales del planeta. Sin embargo, sigue siendo igual de recomendable disminuir el consumo de botellas, envases y bolsas de plástico y reemplazarlo por alternativas ecosustentables.