Greenpeace México

Asociación internacional es quizá la más popular del mundo. Además de hacer un creativo activismo, es un fuerte crítico de las políticas gubernamentales antiecológicas. Además hace un monitoreo de omisiones al medio ambiente en este país, como de los derrames de petróleo diarios



¿Cuántas personas se necesitan para iniciar una revolución de conciencia? (Video)

¿Se necesita un número específico de personas para hacer una modificación de creencias y crear un cambio social? La ciencia dice que sí.

¿Cuántos activistas se necesitan para cambiar el mundo? Esta es una pregunta que, hasta hace poco, nadie podía responder. Sin embargo, en un estudio reciente, investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de Londres encontraron que el número más probable es 25%.

 

El 25% de activistas, o uno de los requisitos para un cambio social

Últimamente se han visto cambios en las opiniones de la sociedad, desde los derechos de los homosexuales hasta la igualdad de género, las posturas han cambiado drásticamente alrededor del mundo.

No obstante, nunca se ha definido si existe un número específico de personas que se requieran para impulsar estos cambios desde los márgenes sociales y convertirlos en una tendencia mundial.

Gracias al estudio publicado en la revista Science, ahora se estima que la participación necesaria para detonar un cambio es del 25% de un grupo. Según dicha investigación, esta es la porción de participación que se necesita para adoptar una nueva norma social y crear un punto de inflexión que provoque que todos los integrantes del grupo la sigan.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio alex-radelich-462768-unsplash

 

Sobre el origen del número mágico para el cambio 

Durante el estudio, los investigadores crearon una serie de pequeñas comunidades en línea, de 20 personas, y les pagaron para ponerse de acuerdo en torno a una norma social (en este caso, era el nombre de una persona en una imagen).

Una vez que cada grupo estuvo de acuerdo, le pagaron a unas pocas personas selectas de esos grupos para impulsar el cambio. Este grupo varió en tamaño, pero se dieron cuenta de que si el 25% de los individuos presionaba por una nueva etiqueta, ésta iba siendo aceptada más rápidamente y en masa.

El resultado más interesante que arrojó el estudio es que la presión social para cambiar era tan grande que incluso el 75% de los miembros restantes, a quienes les pagaron el doble y el triple de la cantidad de dinero, sucumbían a la presión de grupo.

En otras palabras, compartir esa historia con una perspectiva personal en Facebook, Twitter o la vida real puede impactar más de lo que piensas. Porque la presión social es, de hecho, mensurablemente significativa. Y tú puedes ser la única persona que se interpone entre lo que la industria quiere y el cambio real que necesita el mundo.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio clem-onojeghuo-381193-unsplash

Por supuesto, en el mundo no digital, muchas otras variables pueden afectar el éxito de la minoría comprometida; pero aun así, el conocimiento de que basta con el 25% de la población para tener un efecto en el cambio social podría ser alentador y, a la vez, ligeramente atemorizante.

Para los activistas, esta noticia probablemente sea positiva. No necesitan transformar a toda una población para que comprendan su punto de vista; el 25% lo hará, y una sola persona puede iniciar y marcar la diferencia.



La importancia de conservar sitios sagrados: un refugio para la biodiversidad

Los sitios sagrados son un refugio de especies: una contribución a la conservación de la biodiversidad y los valores culturales locales.

Sitios sagrados como los cementerios ancestrales, santuarios, monasterios, montañas, ríos, templos, bosques, árboles y rocas que tienen un significado espiritual han recibido atención y protección a través de cuidados especiales para su mantenimiento.

Esto ha producido un positivo efecto secundario: los sitios sagrados conservan más de su condición natural que las áreas circundantes utilizadas para la agricultura o la ocupación humana.

sitios-sagrados jiawei-chen-184027-unsplashsitios-sagrados
Jiawei Chen/Unsplash

 

Sitios sagrados o refugio de biodiversidad

Según la revista académica The Conversation, los Sitios Naturales Sagrados (SNS) tienen más biodiversidad en cuanto a diferentes tipos de plantas y animales. Por lo tanto, su importancia no es únicamente espiritual, sino que estos lugares pueden actuar como un núcleo alrededor del cual la biodiversidad puede expandirse.

Con base en criterios históricos, etnográficos y ecológicos, seleccionamos ocho de estos bosquecillos y sitios. En ellos estudiamos hongos, líquenes, plantas herbáceas, plantas leñosas, nematodos, insectos, murciélagos y aves paseriformes. Nuestros resultados revelan que la contribución del SNS al cuidado de especies está matizada por el grupo de organismos, tipo de vegetación e historia de manejo. Encontramos que las zonas sagradas tienen una pequeña ventaja de conservación sobre otros sitios.

sitios-sagrados conservacion biodiversidad
Chichén Itzá

De acuerdo con la investigación publicada por Science Direct, a partir de este descubrimiento se abre una discusión sobre la importancia de continuar con el mantenimiento de estos sitios sagrados y promover su cuidado.

En la Europa mediterránea, por ejemplo, los terrenos de las iglesias y árboles antiguos se han convertido en importantes SNS.

Hay una clara evidencia de que incluso hasta un pequeño SNS podría tener una considerable relevancia para la la conservación; contribuirían más al cuidado de las especies si se incorporaran a las comunidades.

Según The Conversation, las actividades como cortar árboles o alimentar al ganado han sido prohibidas o reguladas en estos lugares, y desobedecer dichas prohibiciones incluso podría lleva a la excomunión.

 

Propuestas para una mejor conservación

sitios-sagrados-conservacion-biodiversidad
Michoacán, México

El investigador Bas Verschuuren, de la iniciativa Sacred Natural Sites, señala que la recomendación en cuanto a este tema es que los agentes de la conservación y el desarrollo consideren las múltiples especies involucradas para crear un terreno común que contribuya al desarrollo de enfoques de defensa biocultural.

Las conclusiones de la investigación citada apuntan a que las comunidades locales están motivadas para mantener sus sitios sagrados, pero carecen de los recursos para hacerlo.

La propuesta de los investigadores es que exista un enfoque colaborativo entre los profesionales de la conservación y las comunidades locales para cuidar la biodiversidad y los valores culturales.

 

* Imagen principal: Tepoztlán, Morelos, en México