Peligra el mayor arrecife coralino mexicano por explotación habitacional y turística en el Caribe

El Caribe mexicano se ha degradado a través de la absorción de contaminantes en los mantos freáticos y los ríos subterráneos

El Caribe mexicano es una de las zonas con mayor biodiversidad en el mundo. Tanto su clima tropical como su riqueza vegetal y animal han desarrollado un significativo atractivo turístico y habitacional. En consecuencia, de acuerdo con Ernesto Arias, investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV), esta situación ha provocado un desgaste excesivo de varias especies endémicas del lugar, en especial el arrecife coralino.

La mayor parte de la barrera arrecifal más grande del mundo se encuentra en la costa del estado de Quintana Roo, extendiéndose alrededor de mil kilómetros de longitud entre Punta Nizuc y Belice. Es considerada como una maravilla del mundo; sin embargo, se ha ido deteriorando debido a la presencia masiva y sin estructuración de turistas y habitantes en esta zona. Sin programas de conservación ecológica ni con instalación de manejo de recursos (como drenajes o plantas de tratamiento de aguas negras), el Caribe mexicano se ha degradado a través de la absorción de contaminantes en los mantos freáticos y los ríos subterráneos, además de que la construcción de campos de golf y hoteles han provocado la deforestación de varios manglares y zonas costeras, impactando en la biodiversidad del lugar. Según el especialista incluso han encontrado cocaína en varias partes de los arrecifes de Quintana Roo, aumentando el riesgo del cambio climático, que termina por blanquearlos.

¿La solución? El autor propone un plan multisectorial que restaure las zonas arrecifales, deteniendo así la desaparición de especies ligadas al hábitat. Sin embargo, aún queda mucho por hacer… Y lo mejor que se puede hacer es “poner nuestro granito de arena” al realizar actividades que cuiden al medio ambiente, como evitar tirar basura.



La toxicidad del aire está reduciendo nuestro intelecto

Nuevo estudio concluye que la exposición prolongada a la contaminación atmosférica equivale a perder 1 año de educación.

La contaminación atmosférica mata a 6.5 millones de personas al año, lo cual es una paradoja si pensamos que a través de la respiración se debería promover vida y no muerte. Pero existe otra paradoja: al parecer, respirar el aire tóxico de las grandes urbes está reduciendo dramáticamente nuestra inteligencia.

En un estudio realizado en China, pero que sin duda es igual de válido en urbes como la Ciudad de México –donde la contaminación atmosférica equivale a fumarse 40 cigarrillos–, se realizaron 20 mil pruebas sobre lenguaje y aritmética por todo el territorio, entre el año 2010 y el 2014.

Los científicos compararon los resultados según los diversos momentos en los cuales habían sido hechas las pruebas, y descubrieron una correlación entre la contingencia ambiental –cuando los niveles de dióxido de azufre y de nitrógeno son mayores– y las pruebas con los peores resultados.

contaminacion-atmosferica-reduce-inteligencia-envejece-cerebro

Es decir, los peores resultados coincidían con una mayor exposición al aire tóxico. De acuerdo con los investigadores, las capacidades cognitivas que posibilitan el lenguaje parecen ser más vulnerables que aquellas que posibilitan las operaciones aritméticas.

Xi Chen, miembro del equipo de investigación, dijo a The Guardian:

El aire contaminado puede causar que todos reduzcan su nivel de educación lo equivalente a 1 año.

Pero además, el efecto parece recrudecerse en personas mayores de 64 años. Y si son hombres y tienen un bajo nivel de educación, los efectos del aire tóxico equivalen a la perdida de varios años de educación.

Esta investigación corrobora algo que ya se sabía: la contaminación atmosférica envejece el cerebro, lo cual también tiene que ver con el estrés oxidativo, la neuroinflamación y la neurodegeneración que ocasionan las partículas tóxicas del aire.

contaminacion-atmosferica-reduce-inteligencia-envejece-cerebro

 

Pero… ¿estamos condenados a que cada respiración nos haga un poco más tontos?

Para muchas culturas antiguas, el aire simbolizaba una fuente de energía vital; por eso, saber cómo respirar era –y sigue siendo– la base de milenarias prácticas orientales como el yoga, pues mediante la respiración podemos oxigenar el cuerpo y la psique para mantenernos en movimiento. Tal cosa ya ha sido corroborada por la ciencia: el ritmo de la respiración afecta al cerebro y los estados mentales.

Es por eso que no debemos normalizar esta situación. Es urgente que todos los países del mundo entren en sintonía para luchar contra la contaminación y así lograr disminuir los alarmantes niveles de partículas tóxicas en el aire. A esto podemos contribuir también individualmente, fomentando una cultura peatonal en nuestra ciudad, pues los coches provocan más del doble de esta toxicidad atmosférica.

 

Mientras esto sucede, no dejes de cuidarte

Procura consultar la calidad del aire en tu ciudad –lo que puedes hacer en tiempo real a través de Google–, para que puedas prevenirte. Y si quieres crear pequeños oasis de aire limpio, procura llenar tu hogar –o espacio de trabajo– con plantas para oxigenar.

 

* Imágenes: 1) Edición Ecoosfera; 2) Portada, edición Ecoosfera



India se ve obligada a cerrar 37 minas de carbón

La industria de combustible fosil se encuentra en crisis: la compañía más grande de carbono se ha visto obligada a cerrar 37 minas en total.

Durante la I y II Guerra Mundial, el mundo invirtió su capital sobre el carbón. En la actualidad, esta decomposición de elementos terrestres continúa siendo ambiciada por algunos países en búsqueda de combustible básico para numerosos fines; sin embargo, los cada vez más alarmantes riesgos asociados con la contaminación, deforestación, gases de efecto invernadero y calentamiento global, obligan a dichos sitios a reducir tanto su extracción como consumo global. 

Por esta razón, y de acuerdo con un artículo del periódico inglés The Independent, la industria de combustible fosil se encuentra en crisis: la compañía más grande de carbono se ha visto obligada a cerrar 37 minas en total, lo cual equivale al 9 por ciento de los sitios destinados al carbón en India. 

Frente a esto, el gobierno de India ha dejado en claro que están enfocándose a una transición hacia recursos renovables y limpios, principalmente derivados de la energía solar. De hecho, tan sólo la semana pasada, el gobierno anunció que abandonó sus planes para construir otra estación de energía con base en carbón en Chimanbhai Sapariya. En palabras del ministro de energía, “Nuestro enfoque ahora se encuentra en energía renovable. El gobierno promoverá energía solar.”

Por tanto, los precios de la energía solar continuarán cayendo en picada conforme la tecnología y las iniciativas laborales del gobierno permitan convertir al sector energético ecosustentable en uno más atractivo. De esta manera, India se está dirigiendo a una revolución energética renovable, permitiendo no sólo mejorar la calidad del aire –lo cual, a su vez, reduce la tasa de mortalidad y de enfermedad–, también la calidad de vida proveyendo empleos a nivel nacional.