Asociaciones Protectoras de Animales de México

Asociaciones Protectoras de Animales de México APASDEM, es una organización que nace en 2006. A la fecha la conforman 99 grupos protectores de todo el país (México)



¿Cuántas personas se necesitan para iniciar una revolución de conciencia? (Video)

¿Se necesita un número específico de personas para hacer una modificación de creencias y crear un cambio social? La ciencia dice que sí.

¿Cuántos activistas se necesitan para cambiar el mundo? Esta es una pregunta que, hasta hace poco, nadie podía responder. Sin embargo, en un estudio reciente, investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de Londres encontraron que el número más probable es 25%.

 

El 25% de activistas, o uno de los requisitos para un cambio social

Últimamente se han visto cambios en las opiniones de la sociedad, desde los derechos de los homosexuales hasta la igualdad de género, las posturas han cambiado drásticamente alrededor del mundo.

No obstante, nunca se ha definido si existe un número específico de personas que se requieran para impulsar estos cambios desde los márgenes sociales y convertirlos en una tendencia mundial.

Gracias al estudio publicado en la revista Science, ahora se estima que la participación necesaria para detonar un cambio es del 25% de un grupo. Según dicha investigación, esta es la porción de participación que se necesita para adoptar una nueva norma social y crear un punto de inflexión que provoque que todos los integrantes del grupo la sigan.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio alex-radelich-462768-unsplash

 

Sobre el origen del número mágico para el cambio 

Durante el estudio, los investigadores crearon una serie de pequeñas comunidades en línea, de 20 personas, y les pagaron para ponerse de acuerdo en torno a una norma social (en este caso, era el nombre de una persona en una imagen).

Una vez que cada grupo estuvo de acuerdo, le pagaron a unas pocas personas selectas de esos grupos para impulsar el cambio. Este grupo varió en tamaño, pero se dieron cuenta de que si el 25% de los individuos presionaba por una nueva etiqueta, ésta iba siendo aceptada más rápidamente y en masa.

El resultado más interesante que arrojó el estudio es que la presión social para cambiar era tan grande que incluso el 75% de los miembros restantes, a quienes les pagaron el doble y el triple de la cantidad de dinero, sucumbían a la presión de grupo.

En otras palabras, compartir esa historia con una perspectiva personal en Facebook, Twitter o la vida real puede impactar más de lo que piensas. Porque la presión social es, de hecho, mensurablemente significativa. Y tú puedes ser la única persona que se interpone entre lo que la industria quiere y el cambio real que necesita el mundo.

numero-activistas-provocar-cambio-social-estudio clem-onojeghuo-381193-unsplash

Por supuesto, en el mundo no digital, muchas otras variables pueden afectar el éxito de la minoría comprometida; pero aun así, el conocimiento de que basta con el 25% de la población para tener un efecto en el cambio social podría ser alentador y, a la vez, ligeramente atemorizante.

Para los activistas, esta noticia probablemente sea positiva. No necesitan transformar a toda una población para que comprendan su punto de vista; el 25% lo hará, y una sola persona puede iniciar y marcar la diferencia.



Cortar las colas y orejas de los animales por estética será prohibido en España

El país se ha suscrito al Convenio europeo sobre protección de mascotas; la estética no será ya una excusa ya para las cirugías de animales.

 Foto:www.dogreference.com

Las medidas de protección a los animales son cada vez más numerosas y en un mayor número de países. Más allá de escenarios tan evidentes como el maltrato físico animal por diversión, o la cacería, que van sumando mayor desprestigio por parte de la sociedad, hay también otros aspectos más sutiles que han ido despertando rechazo, como la intervención quirúrgica con fines de estética.

En algunas razas como el dóberman, dogo alemán o bóxer, cortar las orejas o las colas es muy común; de hecho se trata de una práctica de lo más centenaria. Sin embargo son indicios estéticos que poco tienen qué ver con la necesidad fisiológica de estos animales; de esta manera, someterlos a cirugías por gusto humano lleva definitivamente un dejo de crueldad.

En Europa, desde 1987, en el Convenio europeo sobre protección de mascotas entre otras medidas se estipula que los animales no podrán ser sometidos a intervenciones quirúrgicas de no ser por motivos de salud. Luego de años de demandas por parte de grupos defensores de animales en España, ahora también este país se ha sumado.

En la línea histórica de la defensa por los derechos de los animales, esta noticia es muy simbólica por ser una muestra, de algún modo, de un nuevo nivel de protección y atención a los animales. España es el 18 país en adherirse a este convenio.

[ElPaís]