Un barco norcoreano encalla y daña 3, 662 m2 de arrecife en Veracruz, México

Desde 1997 los accidentes de barcos, muchos extranjeros, han causado el daño de más de 11 mil m2 de arrecifes.

Los accidentes ecológicos siguen siendo uno de los grandes enemigos actuales. Hace unos días, en Tuxpan, en el estado de Veracruz, México, encalló el barco surcoreano Mu Du Bong. El 14 de julio pasado, esta nave quedó atorada en un área coralina y dañó hasta 3, 662 m2 de arrecife. Al menos 250 especies coralinas fueron afectadas en el Área de Protección de Flora y Fauna Sistema Arrecifal “Lobos-Tuxpan”.

Entre los ejemplares coralinos perjudicados se encuentra la especie en riesgo “Acropora palmata”, y las especies “Diploria sp.”, “Colpophyllia natans”; “Orbice4la sp.”, “Montrasteacavernosa”, “Potites asteroides”, “Plexaurella sp.”, “Sidestres sidérea” y una amplia cantidad de roca coralina, catalogadas bajo el criterio de protección especial.

El encallamiento del barco duró tres días, y después se hicieron inspecciones de buceo para documentar los daños ecológicos. Los arrecifes son zonas ricas en vegetación generalmente en algas y corales, son mundos submarinos generosos, que alimentan a cientos de peces, donde se conjugan la abundancia y la belleza de ecosistemas colmados de vida.

Desde 1997, hasta el 2005, al menos 12 embarcaciones han encallado en 12 puntos del país, que destruyeron 8 mil 669 metros cuadrados de arrecifes. Muchas de las embarcaciones varadas han sido extranjeras, y las multas, para muchos, son una simulación. Este tipo de accidentes, quizá podrían evitarse si exigiéramos mayor control a las autoridades mexicanas, que parecieran no darle un cuidado merecido a estas zonas.



Estas son las primeras consecuencias del derrame de ácido sulfúrico en el río Sonora (IMÁGENES)

A 2 semanas de la negligencia que causó la contaminación del río, algunas imágenes sobre las secuelas

Las imágenes son impresionantes: el río Sonora en México se ve como un gran torrente naranja-óxido por la contaminación derramada por negligencia de la empresa Grupo México.

40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico se vertieron en este río del estado de Sonora el viernes 8 de agosto, según la empresa, como consecuencia de las lluvias inusitadas, pero incluso la Conagua (Comisión Nacional del Agua) declaró que ello también se debió a los defectos de construcción de sus contenedores.

Grupo México ocultó el derrame por casi 2 días, se ha limitado a la entrega insuficiente de agua a los pobladores y evitó limpiar los alrededores del río que, con las lluvias, contaminaron nuevamente el cauce. La multa para la empresa, que antes estuvo señalada por la muerte de trabajadores mineros por falta de seguridad, sería de unos 4 millones de pesos, lo cual no representa ni 1% de sus ganancias trimestrales.

 

 



Minera derrama ácido sulfúrico al río Sonora y esconde lo ocurrido

40 mil litros de este químico fueron vertidos al río. Los primeros días, la empresa Grupo México ocultó el desastre.

El viernes 8 de agosto se develó una fuga de 40 mil litros de ácido súlfurico al río Sonora, México. Este día, la Unidad Estatal de Protección Civil minimizó los efectos del derrame emanado de la Mina de Cananea.

Esta mina es manejada por Grupo México, que antes había enfrentado otra lamentable tragedia, por la muerte de mineros en Pasta de Conchos por falta de seguridad.El Delegado Estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), César Lagarda Lagarda, dijo que se encontraron arsénico, cadmio, aluminio, hierro, manganeso, níquel y cobre en concentraciones superiores a las permitidas en el agua, metales pesados que son muy dañinos para la salud.

Quizá lo más irritable del caso es que el desastre fue ocultado por Grupo México el primer y segundo día, según advirtió Lagarda Lagarda. La contaminación fue revelada el viernes, pero fueron habitantes del municipio de Arizpe, a 80 km del accidente, los que avisaron a las autoridades. Grupo México explica que el accidente fue ocasionado por una falla estructural en una represa diseñada para el reúso del sulfato de cobre acidado (ácido sulfúrico).En el pozo de contención instalaron un tubo que se botó y por ahí se fugaron  los 40 millones de litros.

La empresa deberá pagar al menos 20 mil salarios mínimos como multa, pero quizá podría ser blanco de demandas, sobre todo por haber ocultado el desastre ecológico, que sería evidente en pocos días. Pero que si se hubiese avisado a tiempo, se habrían tomado medidas urgentes para atenuar el daño.