¿Sabes por qué debes incluir las semillas de cáñamo en tu dieta?

Aquí te contamos los múltiples beneficios del cáñamo, el complemento ideal que fortalecerá tu dieta.

En los últimos años ha habido un boom en torno a los “súper alimentos” como la quínoa, la chía, las almendras y la cúrcuma (entre muchos otros), por lo que incluir otra semilla en tu dieta puede parecerte un poco difícil; sin embargo, las semillas del cáñamo son el suplemento ideal para cualquier dieta.

Estas semillas han sido utilizadas milenariamente en la medicina tradicional, aunque principalmente como aceite. Un estudio finlandés encontró que tanto las semillas como el aceite son excelentes fuentes de nutrición y, además, los niveles de THC, la sustancia que causa los efectos asociados con la marihuana, son prácticamente inexistentes. La semilla contiene altísimos niveles de ácidos grasos como el omega-6 y omega-3, dietas que contienen altos niveles de estos ácidos y menos grasas saturadas se asocian con una mayor salud cardiaca.

Nuevos estudios comienzan a trazar una relación entre el aceite del cáñamo y tratamientos para enfermedades cardiacas, sin embargo, estos apenas se encuentran en sus primeras etapas. Este estudio sugiere que todavía no comprendemos bien la relación entre el cáñamo y las enfermedades cardiacas, y además que el correcto uso de este todavía no es claro.

¿Cómo puedes consumirlo?

El sabor del cáñamo es un poco como el de las nueces, por lo que sus semillas pueden ser utilizadas en cereales o alimentos horneados como pan o pasteles. El aceite se puede incluir en aderezos pero no vale la pena cocinar con él porque al alcanzar ciertas temperaturas pierde su valor nutricional. 



La cúrcuma te ayuda a perder grasa (y tiene muchos otros beneficios)

Estas son algunas de las maravillosas propiedades de la cúrcuma.

La cúrcuma es un superalimento que tiene múltiples beneficios para la salud, y un ingrediente crucial en la medicina tradicional de la India. Sabemos que sus propiedades antibacteriales ayudan a combatir y prevenir infecciones, pero sus bondades no terminan ahí. En un estudio reciente se encontró que la cúrcuma contrarresta los daños de las dietas altas en grasa. Tomarla puede reducir la inflamación de tus tejidos y ayudarte a perder peso. ¿La mejor parte? No es difícil de conseguir. 

 

¿Cuáles son las propiedades de la cúrcuma?

En el estudio se confirmó una de las propiedades de esta especia más sorprendentes hasta ahora. Una dosis diaria de cúrcuma redujo los efectos nocivos que conlleva una alimentación alta en triglicéridos. Consumir grasas en exceso, especialmente si son saturadas, incrementa la cantidad de tejido adiposo en los órganos, lo cual puede derivar en enfermedades inflamatorias, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

La dosis de cúrcuma que se administró durante 10 semanas en el experimento redujo significativamente la masa corporal, el tejido graso almacenado en los órganos y los niveles de glucosa e insulina. Otra gran propiedad que se encontró fue la reducción del estrés oxidativo, que tiene incidencia en varios padecimientos, incluido el Alzheimer. 

 

¿Cómo tomar la cúrcuma?

La cúrcuma en polvo puede adquirirse en supermercados o tiendas naturistas a precios bastante módicos. Para tomarla, puede mezclarse junto con algunos trozos de jengibre para preparar un té caliente. 

 

¿Qué otros beneficios tiene? 

Además de la reducción del tejido graso, la cúrcuma es alta en nutrientes: tiene fibra dietética, proteína y vitamina C. Otros beneficios de la cúrcuma son:

  • Antibacterial: Está probado que la cúrcuma detiene el crecimiento de algunas bacterias. Si tienes una infección, puedes disolver un poco de polvo de cúrcuma en algo de leche tibia.
  • Alivia la artritis: Sus propiedades antinflamatorias alivian el dolor ocasionado por esta condición.
  • Fungicida: La cúrcuma destruye las células de los hongos causantes de algunas infecciones.
  • Equilibrio hormonal: Los fitoestrógenos que contiene contribuyen a regular las hormonas. 
  • Antiviral: La cúrcuma fortalece el sistema inmunológico y es ideal para prevenir los resfriados.