Descubre los increíbles beneficios del agua de coco

Dado que es baja en calorías y colesterol, puedes tomarla cuantas veces lo desees

El agua de coco, con su inigualable sabor refrescante, es una de las bebidas más saludables del mundo. De color casi transparente, el sabor del agua de coco puede variar por la especie, estado del coco y el terreno de la palma cocotera.

Durante mucho tiempo esta bebida ha sido la predilecta en las zonas tropicales, en especial en lugares como México, Venezuela, Brasil, Filipinas, Indonesia, Colombia, Perú, las islas del Caribe, El Salvador, Ceilán, la India y República Dominicana.

Dado que es baja en calorías y colesterol, puedes tomarla cuantas veces lo desees. Se recomienda el consumo de esta bebida ya que su compuesto químico trae múltiples beneficios a la salud de quien la beba, como por ejemplo sus cualidades antivirulentas, antifungosas y antimicrobiales. Por ello, te compartimos una lista de sus enriquecimientos a la salud:

* Es rica en vitamina A, la cual es la encargada del buen funcionamiento de la vista.

* Contiene grandes cantidades de minerales, tales como zinc, hierro, ácido fólico, fósforo y potasio.

* Cuenta con propiedades antioxidantes, convirtiéndola en un excelente protector contra la degeneración oxidativa.

* Al tener altos niveles de fibra, estimula el buen funcionamiento intestinal.

* Fortalece los huesos, uñas y dientes.

* Ayuda a disminuir los síntomas de colitis, úlceras gástricas, debilidad estomacal y estreñimiento.

* Elimina toxinas del cuerpo.

* Regula los niveles de fluidos corporales, manteniendo la correcta presión sanguínea.

* Al usarla como enjuague para el cabello, previene y combate la caspa.

* Alivia la tensión en el páncreas y el sistema de enzimas, previniendo las enfermedades de la vesícula.

* Ayuda en los casos de acné, estrías, sarpullidos, cicatrices, etcétera.

* Elimina la grasa de la piel, tonificando y fomentando la regeneración celular.

* Previene dolores de cabeza, ya que mantiene al cuerpo debidamente hidratado.



El aceite de coco es de los mejores productos naturales para bajar de peso por estos motivos

Sus propiedades provocan que tu organismo queme energía fácilmente.

Cuando la obesidad pareció asentarse como una plaga en los noventa, gracias a la propagación de los alimentos chatarra, con este fenómeno también surgieron las soluciones fast track para bajar de peso, que han ido cayendo como mitos. Miles de productos anunciados en los medios de comunicación eran solo una farsa para que con un poco esfuerzo ( que por cierto vendía mucho) las personas recobraran su peso ideal. 

Luego, desde la década pasada la moda de las mujeres extra delgadas llegó a su cúspide, por ello, todo lo encaminado a lograr la delgadez se ha diseminado como un gran mercado exitoso. Entre esta nociva tendencia, algunos remedios naturales son realmente sanos, y lejos del oportunismo, realmente han probado ayudar a bajar de peso por tener efectos propicios para ello en el organismo. 

Como un ejemplo de lo anterior la ciencia ha probado que el aceite de coco posee propiedades espléndidas para bajar de peso y ello se explica por que, después de la leche materna, es el segundo producto natural que tiene una cadena de ácidos grasos mediana (la mayoría de los alimentos posee una larga).

Mientras estas cadenas largas se instalan en el organismo como grasa, la de de los ácidos grasos medianas, en cambio, se convierten en energía que se quema rápidamente. También incrementan los ritmos metabólicos, lo que hace que se  queme aún más energía y ello tiene un efecto de pérdida de peso. 

Recuerda que además cocinar con aceite de coco cuando uses altas temperaturas, como para cocer o freír algo, es más saludable que hacerlo con aceite de oliva, por ejemplo, que suele quemarse más rápido. El aceite de coco también tendrá efectos positivos en tu organismo como reducir el riesgo de una enfermedades cardiovasculares.



5 alimentos que no necesitas comprar orgánicos

La siguiente lista enumera algunos alimentos que no tienen que ser orgánicos para estar perfectamente aptos para su consumo humano.

Los alimentos con los que debemos tener especial cuidado en consumir orgánicos son casi todos derivados de productos animales. Ello debido al maltrato y al mal uso de hormonas de crecimiento y antibióticos. También es importante tener especial cuidado con alimentos de bebé, ya que los bebés no pueden combatir ciertas sustancias aplicadas a los alimentos en maza y con las moras, que son la fruta que más fertilizante lleva. Pero hay algunos alimentos que no necesariamente deben ser orgánicos para estar perfectamente limpios de químicos. A continuación te ofrecemos una lista:

 

Cocos:

coconut-water-splash

Varios estudios han observado los residuos de pesticidas en los productos de coco y han salido virtualmente con las manos vacías. Quizá la misma composición dura del coco sea la que no permita el paso de químicos al interior, pero lo que es seguro es que un coco orgánico y un coco convencional no tienen mucha diferencia.

 

Cebollas:

Fresh-red-onions-of-Tropea

Las cebollas no solo nos hacen llorar a nosotros, sino que a todas las plagas también. Son naturalmente resistentes a plagas, lo cual resulta en que no se tenga que utilizar fertilizante para su producción. Siéntete libre de comprar cebollas convencionales.

 

Aguacate:

avocado-recipes

El aguacate es otro de los alimentos seguros que tienen los niveles más bajos de residuos de pesticida que hay alrededor. Ello podría deberse a su piel escaldada, pero las plagas no logran entrar a la pulpa con facilidad. Es verdad que los productores de aguacate usan mucho fertilizante para los árboles, pero este no parece entrar a lo que nosotros consumimos.

 

Miel:

La idea su una miel orgánica es un poco absurda. La vedad es que las abejas siempre serán abejas y no distinguen entre una flor orgánica o una que tenga pesticidas. No se puede controlar la calidad del polen que recogen las abejas (a menos que se cuide un territorio de tres kilómetros a la redonda, aproximadamente), así que lo mejor que puedes hacer con la miel es tratar de comprar miel local y cruda, para ayudar a los productores de tu área y obtener todos los nutrientes del producto.

 

Espárragos:

Asparagus2

Por suerte, el espárrago es una de las verduras más limpias que hay. En estudios se ha encontrado que estos retienen niveles muy bajos de residuos de pesticidas. Los orgánicos podrán eliminar esa pequeña probabilidad de residuos químicos, pero no harán gran diferencia.