Aliméntate sanamente con estos deliciosos snacks

Hay alimentos que, además de otorgarnos placer infinito, también son sumamente saludables

Comer, además de ser una necesidad básica del ser vivo, también es uno de los grandes placeres. Gracias a la increíble variedad de ingredientes, disfrutamos de un sinfín de sabores, olores y texturas que nos nutren. 

Sin embargo hay alimentos que además de otorgarnos placer infinito también son sumamente saludables, y vale la pena tomarlos en cuenta especialmente en esos ratos en que tenemos antojo y caemos en la tentación de pan dulce, pasteles, bombones, dulces, papas fritas, etc. Por ello te compartimos estas opciones saludables y deliciosas, esperando que te inspiren para mantenerte alejado de la comida chatarra: 

 



Los 5 superalimentos naturales que van a darle energía a tu organismo ya

Nutricionista de Harvard recomienda estos alimentos naturales para obtener más energía (y comerlos es un placer).

Dotar al cuerpo de los alimentos correctos es todo un arte. A veces comemos como si fuera una obligación rutinaria, o como si fuese sólo el momento de deleitar al paladar con lo primero que se nos cruce enfrente (alimentos chatarra repletos de azúcares o grasas nocivas) pero, en realidad, la alimentación es mucho más que eso. Y, como todo arte, hacerlo correctamente es un placer.

Porque una correcta alimentación no tiene por qué excluir el placer que es comer, ni implica tampoco que invirtamos demasiado tiempo o dinero para darle a nuestro organismo todo lo que necesita nutricionalmente. De hecho, ni siquiera tenemos que “restarle” alimentos a nuestra dieta, sino sumar aquellos que son mejores y que de paso nos harán sentir recompensados.

Esto es clave para mantener una alimentación sana sin sacrificios, según le dijo la nutricionista de Harvard, Teresa Fung, a la Harvard Health Publishing. El sentimiento de sacrificio es el que normalmente nos hace desistir de una buena dieta y nos acerca peligrosamente hacia alimentos dañinos, como los industrializados. O peor aún: nos lleva por el engañoso camino fácil de los supuestos alimentos “saludables”, cuya publicidad engañosa nos hace creer, por ejemplo, que la margarina es mejor que la mantequilla, cuando en realidad esta última es mucho más saludable. 

Por eso, Fung nos recomienda 5 superalimentos naturales que debemos comer diario o muy seguido. Y no sólo son un placer, sino que comiéndolos en su forma natural nos ahorramos toda duda sobre su efectividad. Además son superversátiles: los puedes comer en una variedad de formas que van de lo delicioso a lo sublime.

No dudes en integrarlos a tu dieta ya, y descubre tú mismo sus beneficios.

 

Moras azules 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Según Fung, las moras azules son altas en antioxidantes, vitamina C, A y fibra. Eso las hace excelentes para empezar el día (quizá el momento más importante para toda buena alimentación) porque las moras azules, además, normalizan el metabolismo. Igualmente, mejoran la memoria y son deliciosas en smoothies; ¿qué más podríamos pedir? 

 

Col de Bruselas

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables 

Estas pequeñas delicias han sufrido el desdeño de la gente, esencialmente porque hasta hace poco se pusieron “de moda”. No obstante, son tan buenas como pequeñas. De acuerdo con Fung, contienen muchas vitaminas y potasio, el cual es difícil de conseguir en otros alimentos. La col de Bruselas nos ayuda, además, a prevenir daño celular. 

 

Nueces 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Sobre las bondades de las nueces, poco se puede decir ya. La mayoría sabemos que son altas en calorías, pero que sus grasas son buenas y que en pequeñas cantidades nos aportan muchísimas proteínas y vitamina E. Además, según otros especialistas de Harvard, comerlas a diario reduce cualquier riesgo de muerte hasta en un 20%. Y son realmente un manjar que podemos usar para el desayuno o como snack, ya sean nueces, almendras, cacahuates naturales, pistaches o un mix de todos estos. 

 

Yogur natural, sin azúcar 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Lo malo del yogur es que se ha vuelto casi una golosina. Pero los hay incluso orgánicos, y sin azúcar, y son una fuente indispensable de probióticos, que nos proveen de bacterias buenas que mantienen en óptimo estado a todo el aparato digestivo. Si eres vegano, prueba con los yogures vegetales que se venden, muchos de los cuáles añaden probióticos precisamente para ser buenos sustitutos del yogur que tanto necesitamos. 

 

Salmón 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Este es el único alimento que Fung recomienda no comer diario, básicamente porque hacerlo no es muy bueno para el planeta, ya que la pesca industrial está ocasionando severos daños a los ecosistemas. Pero, sin duda, incluirlo en la dieta una vez a la semana es esencial, pues sus niveles de proteína y omega 3 son superiores a cualquier otro tipo de pescado. Un sustituto vegetariano para proveer al cuerpo de omega 3 es la chía, que puedes consumir en limonadas o ensaladas, y por supuesto, las nueces.



7 tips para lograr comer más saludable poco a poco

De lo que te alimentes dependerá cuánta energía tengas, por lo cual tu dieta es de vital importancia para tu día a día.

Comer es regresar siglos de cultura en cada bocado que damos. A veces olvidamos eso, lo cual nos lleva a interiorizar malos hábitos que en realidad tienen muy poco tiempo de existir. Pero reflexionar sobre ello nos puede llevar a ser más conscientes de lo que implica en sí el acto de comer y lo importante que es hacerlo de manera saludable.

El problema de nuestra cultura en torno a la comida es que se basa en las necesidades del trabajo llamado “productivo”, por lo cual surgieron conceptos como el de la “fast food” y muchas formas de comida procesada que se puede hacer en minutos pero que guarda muchos secretos que algunos no quieren que sepas. Ello nos ha llevado a dietas mal equilibradas y, a la mayoría, a saber muy poco de preparación de alimentos, lo que a la postre se ha rodeado de mitos acerca de “lo difícil que es cocinar”, cuando en realidad puede ser muy fácil y resultar en una práctica relajante y placentera.

alimentos saludables dieta saludable comer bien

Tomando todo esto en cuenta hemos hecho este breve listado para que te sea más sencillo comer bien y energetizar tu cuerpo.

Aprende a cocinar apoyándote del internet

Tenerle miedo a la cocina es lo peor que puedes hacer si quieres comer más sano. Pero ten en mente que actualmente es mucho más fácil aprender a cocinar —por lo menos lo más básico—, apoyándote en las recetas que circulan por internet. Este es un beneficio relativamente nuevo al cual podemos sacarle mucho provecho, pues hay decenas de videos que contienen recetas deliciosas de dificultad variable para que te vayas entrenando.

Haz una lista de variaciones con los mismos ingredientes

¿Te gusta la pasta? ¿El arroz? ¿Los emparedados? Pues de todos estos platillos hay decenas de variaciones, así que lo que cocines no tiene por qué aburrirte jamás. La pasta y el arroz son bases perfectas para cientos de recetas, y puedes hacerlos incluso pensando en la comida internacional que más te guste, como por ejemplo un ramen con verduras.

arroz-comida-saludable-facil

También te sorprenderías de la variedad de emparedados que puedes hacer combinando ingredientes: pescado, carnes frías, quesos, huevo, hongos (en todas sus variedades como portobello, setas o champiñones), vegetales (como la berenjena) y todo ello en infinitas combinaciones. También puedes consultar los menús de tus restaurantes favoritos para sacar ideas.  

Cocina lo que vayas a comer en tres días o más

La comida rápida y más “práctica” que venden en los congeladores de los supermercados debe ser tu última opción, incluso si consideras que en verdad te ayuda a tener más tiempo libre para otras actividades. Si quieres hacer algo realmente práctico y rápido, cocina una vez para varios días. Familiarizate con la caducidad de los platillos que hagas y guárdalos en envases herméticos y bien ordenados. Recuerda que el congelador es tu aliado para guardar quesos, pan, pescado y otros productos, lo que te puede ayudar a disminuir el tiempo que le dedicas a hacer compras.

No olvides preparar una que otra salsa o aderezo para que no sientas insípida tu comida (en esto tus mejores aliados son verduras frescas para salsas, y aceite de olivo y vinagre balsámico para aderezos). También puedes comprar muchas especias para variar sabores, así como granos y semillas como el ajonjolí o la linaza, mismos que, además de saludables, sazonan increíblemente lo que prepares con sólo espolvorearlos sobre los platillos.

El snack saludable

El bocado entre comidas es el dolor de cabeza de muchos. Muchas veces optamos por barritas o galletitas que no son siempre tan sanas, y que podríamos variar con opciones más saludables. Puedes traer contigo frutas que sean fácilmente transportables, como manzanas o ciruelas, y acompañarlas con yogur natural o queso cottage y granola, o preparar frutas secas deliciosas con el toque exacto de dulzor para el antojo.

comer saludable

O para un snack salado, en vez de papitas puedes optar por zanahorias y apio con aderezo, que puedes comprar ya preparado o preparar a base de jocoque o yogur y condimentos como hierbas finas u orégano. Otra opción deliciosa y proteica es el hummus, un aderezo a base de garbanzo que es exquisito y puedes preparar con diversos ingredientes. Te recomendamos comerlo con zanahorias en lugar de galletas, pues están llenas de vitamina A. 

Cocina asado en lugar de frito

Muchas personas son atraídas por la comida frita, pues el aceite proporciona un sabor que estalla en el paladar de manera increíble. Pero aunque no lo creas, esa sensación la puedes sustituir asando la comida, lo que funciona con carnes y vegetales de manera espectacular, como en el caso de los nopales, que son una gran fuente de fibra y se pueden preparar asados.

Con una buena sartén de teflón puedes cocinar sin preocuparte de que se pegue lo que prepares, incluso huevos estrellados o carne. El secreto estará en cómo sazones lo que prepares. Y si quieres un sabor muy parecido al de lo frito, prueba asando queso, pues su grasita natural lo hace tener un sabor a frito que es delicioso en emparedados, sincronizadas y guisos de verduras o carne. Te recomendamos especialmente el queso panela asado, que además es de los más bajos en grasa pero que aun así adquiere un sabor exquisito. 

Un gran aliado: el aguacate

Este fruto es todo un regalo divino. Llamado la “mantequilla de la naturaleza”, el aguacate no sólo contiene muchísimos nutrientes y vitaminas como la mayoría del complejo B, Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fósforo, Sodio y Zinc, sino que además es delicioso y puede ser sustituto de muchas comidas malsanas, como la ya mencionada mantequilla.

aguacate-comida-sana

Es práctico y lo puedes llevar entero para cortarlo en donde estés, pues hasta con las manos lo puedes hacer si está suficientemente maduro. Acompáñalo de rebanadas tostadas de pan negro, mezclado con otras verduras o como aderezo con bastones zanahoria y salsa de soya. Hay muchas recetas fáciles y deliciosas que además van a satisfacer cualquier antojo, pues el aguacate es todo un estallido de sabor para el gusto.

Piensa en antojos y haz la versión fácil

Esto es muy bueno porque retomar comida de otras culturas nos ayudará a equilibrar nuestra dieta con nuevos y sanos ingredientes. Quizás te gusta mucho el sushi por ejemplo, pero piensas que es muy difícil de hacer. Bueno, pues nada más fácil que pensar en los ingredientes que lleva y prepararlo de manera un poco menos complicada. No será el mismo sabor ni textura, pero así puedes perder menos tiempo sin sacrificar demasiado. El sushi por ejemplo es base de arroz y siempre lleva alga nori, aguacate, pepino y algún pescado, aderezado con ajonjolí y salsa soya. Todo eso puedes prepararlo y cortarlo, poniéndolo en un tazón, revolviéndolo y listo. 

Otro ejemplo es el de la comida china. Los rollitos primavera por ejemplo, pueden ser muy laboriosos pero si sólo haces la verdura, cortada en juliana, hirviéndola un poco y luego asandola con cebolla, aceite de sésamo y un toque de jengibre y canela, obtendrás el mismo sabor de los rollitos pero evitando la pasta china frita. Puedes acompañar esta mezcla con arroz y añadirle salsa agridulce de la que venden en tiendas especializadas de comida japonesa para satisfacer el antojo. Y además tendrás para más de una porción.

Además de estos tips hay otros que te recomendamos ir incorporando a tu dieta, como el uso de ingredientes integrales y la reducción en el consumo de azúcar, aunque para no hacer muy complicado tu ingreso al mundo del comer sano y consciente puedes intentar poner estos en práctica antes que nada.