7 usos inesperados para condimentos que ya no utilizas al cocinar

En Ecoosfera amamos reciclar, por eso te compartimos cómo puedes reusar especias que ya están demasiado viejas para usar en tu cocina.

Mientras que muchos de nosotros disfrutamos cocinar, compartir recetas nuevas y experimentar con ellas, ocasionalmente nos dejamos llevar y compramos especias que vamos a utilizar una vez y luego, por la razón que sea, nos olvidamos de su existencia.

Las especias tardan años en caducar y en realidad no se echan a perder fácilmente, más bien pierden su sabor o aroma (las especias en polvo tardan entre 2 y 3 años en caducar, mientras que las especias enteras tardan entre 3 y 4 años). La mejor manera de verificar el estado de estos productos es olerlos y observar su color, si estos han perdido sus propiedades es probable que no valga la pena utilizarlas en la cocina.

 Antes de que decidas tirar todos esos frasquitos con especias viejas e incoloras, ¿por qué no intentas reutilizarlas siguiendo alguno de estos pasos?

  1. Popurrí hervido: si una especie no huele tan bien como solía hacerlo, puedes hervirla para aromatizar tu casa. La canela, el clavo, el jengibre y el cardamomo tienden a soltar su olor de esta manera.
  2. Conviértelos en exfoliantes o jabón: puedes agregar pimienta y clavo molido a los exfoliantes corporales caseros, aquí algunas recetas.
  3. Pesticidas naturales: las pimientas fuertes como la cayena y los chiles en polvo alejan de manera natural a los insectos nocivos como las hormigas. Mientras más viejas estén las especias menos poderosas serán, por esto debes utilizarlas en mayores cantidades.
  4. Fungicida no-toxico: la canela combate a los hongos de manera orgánica, es particularmente eficiente en brotes y plantas de interiores. Debes hervir la canela y rociarla sobre el área afectada.
  5. Bolsitas aromáticas: muchas especias quitan los malos olores. La salvia, el tomillo, el orégano y el clavo son particularmente poderosos. Ponlos en bolsitas de tela y guárdalas en los espacios que tienden a oler a humedad.
  6. Pintura casera: si tienes hijos o niños en tu familia —o simplemente disfrutas las manualidades— puedes expresar tu creatividad haciendo tus propias pinturas. Te recomendamos poner las especies en bandejas de plástico recicladas (por ejemplo las de las frutas). En cada espacio puedes poner una especia, las pimientas serán brillantes, el polvo de curry es ocre, la canela es café, etc. Agrega un poco de agua y con un pincel pinta con ellas sobre una hoja en blanco. IMG_8931


Descubre aquí los sorprendentes beneficios de la canela

La canela nació en la antigua tierra de Sri Lanka, en donde surgió de un árbol de hoja perenne cuya aroma, suave, puede alcanzar numerosas hectáreas.

La canela ha sido uno de los condimentos más importantes en la gastronomía de numerosas culturas; como por ejemplo, la mexicana. La canela nació en la antigua tierra de Sri Lanka, en donde surgió de un árbol de hoja perenne cuya aroma, suave, puede alcanzar numerosas hectáreas. 

El consumo cotidiano de la canela –ya sea en café, postres, platillos fuertes, entre otros–, provee múltiples beneficios para el cuerpo; como por ejemplo: 

– Ayuda a bajar de peso, activando el metabolismo y los antojos a azúcares. Es una reguladora de los niveles de glucosa en sangre, eliminando el exceso de líquidos y grasas en nuestro organismo.  

– Sube las defensas. Funciona como un antibiótico natural, ayudando a expulsar el frío del cuerpo y a prevenir enfermedades causadas por virus y bacterias. 

– Combate las enfermedades de la garganta. Es antibiótico y antiinflamatorio que permite tratar enfermedades como amigdalitis, afonía, disfonía, etcétera. 

– Mejora la salud de las articulaciones gracias a sus propiedades antioxidantes y caloríficas. 

– Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejorando la circulación, reduciendo el colesterol, fortaleciendo y regularizando el ritmo de su corazón. 

– Aumenta el deseo sexual. Es considerado como uno de los mejores afrodisiacos naturales, tanto en hombres como mujeres. 

Hace poco investigadores de Rush University Medical Centre, en Chicago, han encontrado que la canela tienen un impacto significativo en el proceso de aprendizaje. Para Kalipada Pahan, líder de la investigación, la influencia de la canela sobre el proceso cognitivo, principalmente el hipotálamo, mejora la organización, generación y recordar las memorias. 

Esto se debe a que la canela reduce la producción de una proteína vital para la formación de memoria, la GABRA5, la cual genera un ‘conducto inhibitorio tónico”. Cuando se metaboliza la canela dentro del cuerpo, se convierte de benzoato de sodio, el cual es usado como droga para tratar el daño cerebral. Es decir que la canela reduce la producción de GABRA5, mejorando la memoria, la plasticidad neuronal y el incremento del aprendizaje: 
 
En el estudio, un poco de canela se metaboliza en benzoato de sodio, el cual entra al cerebro y detiene dos proteínas –que conllevan al Parkinson y DJ-1–, que afectan el tejido a causa de la enfermedad de Parkinson. La canela también normaliza los niveles de neurotransmisores y mejora el funcionamiento motor. 

Es decir que en caso que tengas dificultades para aprender, un poco de canela puede ayudar. 

 


Aprende aquí a hacer macetas modulares

Fácil, económico y ecológico.

Necesitas: 

– Cemento, arena, cartón grueso para los moldes, plantilla de Piece of Rainbown que puedes descargar aquí, recipientes plásticos para mezclar el concreto, y bolsas plásticas para taparlo, cúter, pegamento y cinta adhesiva, guantes y máscara para manipular el concreto y evitar el polvo.

Instrucciones: Confecciona los moldes descargando la plantilla, imprimirla en papel y utilizándola como molde para cortar dos piezas necesarias en cartón. Una vez hecho, coloca tres rollitos de cartón pegados en la base de la pieza exterior –para que la maceta tenga orificios de drenaje–, y después sella con cita adhesiva las ranuras del molde –pero no los huecos de los rollitos–. Prepara el cemento, siguiendo las instrucciones del envase; a continuación vierte cemento dentro del molde exterior –sin tapar los tres rollitos de cartón, pues deben quedar esas tres perforaciones–. Coloca encima del cemento el molde interior y rellena el espacio que queda entre ambos con cemento. Deja secar durante al menos tres días dentro de los moldes, con el fin de que el hormigón no se cuartee. Coloca el molde tapado con una bolsa plástica –procurando que entre aire– y rocía el molde con unas gotas de agua una vez al día si el clima está seco. Desmolda con cuidado, líjala si es necesario. 

570e5a315fb80_crop

570e5a31776ef_crop

570e5a4be12b7_crop

570e5a4c28bfe_crop

570e5ad2c64e0_crop

570e5ad2ed142_crop

570e5af47e7d7_crop

570e5b1364e4b_crop

570e5af4e0702_crop

570e5bae3ae05_crop