Según los registros que se tienen, los perros han estado junto al hombre desde hace al menos 10 mil años. No sabemos en qué momento divergieron de los lobos, pero una cosa es segura: han sido parte integral de la vida humana durante siglos. La mayoría de los perros que vemos hoy son cruzas genéticamente modificadas para complacer a distintas personas en diferentes espacios del mundo (perros de departamento, de caza, de jardín, de campo, ovejeros, etc.), pero hay algunos (muy pocos) que son lo más cercano a los “perros originales”.

Las siguientes razas son ejemplos de “perros Pariah” que han vivido vidas salvajes y han cambiado muy poco desde la antigüedad. Una de sus características es que se reproducen sólo una vez al año, a diferencia de los perros domésticos, que se reproducen varias veces.

 

Perro de Carolina

pariah-dog-carolina

El llamado “dingo americano” fue descubierto en los años 70 viviendo una vida apartada y solitaria en el sureste de Estados Unidos. Su comportamiento es más parecido al de los perros salvajes que al de los perros ferales. Ahora es reconocido como una raza pura.

 

Dingo australiano

pariah-dog-dingo

El dingo “puro” de hoy está en peligro de desaparecer, debido a tanto entrecruce con otras razas de perros domésticos modernos.

 

Basenji

pariah-dog-basinji

Mejor conocido como “el perro que no ladra”, esta es presuntamente una de las razas más antiguas de perros. Es originario de algunas áreas del Congo, en África. Por ejemplo, ha sido representado en tumbas egipcias, lo cual demuestra lo antiguo que es.

 

Xoloitzcuintle o “perro mexicano”

pariah-dog-hairless

El Xoloitzcuintle es un perro sin pelo, extremadamente antiguo. En México, este perro ha existido desde hace más de 3 mil años, y hay una posibilidad de que se haya originado de la mutación espontánea de calvicie de los perros indígenas americanos como una manera de adaptarse a las regiones húmedas y cálidas de donde provenían. Esta raza casi se extinguió con la llegada de los conquistadores españoles, pero logró sobrevivir en áreas rurales.

 

Perro indio norteamericano

pariah-dog-native-american-indian-dog

Bastante menos salvaje pero igual de antiguo que el perro de Carolina, esta raza se usaba para una multitud de tareas, desde cuidar y cazar hasta jalar trineos. Fue un compañero trabajador de los indígenas durante miles de años. Es el perro Pariah más parecido al lobo que existe al día de hoy.

 

Alopekis

pariah-dog-Alopekis

“Pequeño pero poderoso”, el alopekis es mencionado por escritores clásicos como Aristóteles, y se puede encontrar en vasijas datadas del año 3000 a. C. La raza podía ser encontrada en toda Grecia y aún hay varios de ellos en ese país.

 

Perro cantor de Nueva Guinea

pariah-dog-new-guniea-singing

Este perro entra en la categoría de perros dingo (más salvajes que ferales). Se cree que está extinto en libertad, pero existen algunos en cautiverio, gracias al esfuerzo de conservación.