India combate el desempleo juvenil y simultáneamente el cambio climático

El gobierno de India está contratando a jóvenes para plantar más de dos miles de millones de árboles a lo largo y ancho del país.

El mundo es difícil. A donde sea que volteemos a ver, encontramos incontables noticias acerca de guerras, asesinatos, masacres, aviones desaparecidos o derribados, asaltos, crisis económicas mundiales, desempleo masivo, calentamiento global, etcétera.

No obstante, cuando encontramos noticias positivas pueden alentarnos a recordar la bondad en la humanidad. Por más pequeño que sea, una actitud auténtica puede generar un efecto bola de nieve que equilibre los eventos destructivos.

Un ejemplo de estas acciones positivas es la que está realizando el gobierno de India, el cual está contratando a jóvenes para plantar más de dos miles de millones de árboles a lo largo y ancho del país.

El plan inicial pretende lograr que alrededor de 300 000 jóvenes, entre 15 y 24 años, trabajen plantando árboles, reduciendo el índice de desempleo, ayudando a combatir el cambio climático y embelleciendo los caminos del país.

De acuerdo con Jairam Gadkari, ministro del Desarrollo Rural de India, “La longitud de las montañas nacionales en el país es de 100 000 km. Pedí a los oficiales que generaran un plan para plantar 200 crore [2 mil millones] de árboles a lo largo de estos tramos, los cuales crearían trabajos a los desempleados y protegerían al medio ambiente.”

Estas son buenas noticias tanto a nivel mundial como el local, ya que es una táctica para “matar dos pájaros en un tiro” relacionado con varias problemáticas sociales y ambientales.

 



India ilumina el camino rumbo al uso mundial de energías renovables

Este país es la promesa de un futuro refulgente donde sólo utilizaremos energías verdes.

Para los hindúes, la luz es conocimiento, y es una forma de combatir todo aquello negativo en el ser humano. Arraigada en sus más importantes costumbres culturales y religiosas, la luz es de suma importancia cultural para la India, a tal grado que por eso el país entero se ilumina en noviembre, el día del Diwali, también llamado “festival de las luces”.

india-energia-renovable-paneles-solares-revolucion-energias-renovables-limpias-4

Quizás esa sea la razón detrás del empeño que este país ha puesto en generar alternativas energéticas de gran impacto. Su meta es que para el 2027, el 50% de la energía provenga de fuentes renovables.

India es el tercer país que más gases de efecto invernadero (GEI) lanza a la atmósfera, lo que no extraña si se piensa en su densidad poblacional que asciende a 1,300 millones de habitantes, de los cuales todavía hay que dotar de energía a 240 millones.

El combate de la India contra la oscuridad (y el cambio climático)

india-energia-renovable-paneles-solares-revolucion-energias-renovables-limpias-5

El incremento en la población de la India, de 1970 a la actualidad, implica el uso de 8 veces más energía. Si este país decidiera, hipotéticamente, usar fuentes de energía convencionales como el carbón, tal vez estarían dirigiendo al planeta hacia a una catástrofe ecológica sin precedentes.

india-energia-renovable-paneles-solares-revolucion-energias-renovables-limpias-3

Pero el gobierno desistió de instalar centrales de carbón. En cambio, apostaron desde 2010 por las energías renovables, específicamente los paneles solares, con los cuales esperan dotar de energía a toda la población en un futuro cercano. Por lo pronto, la primera inversión de  19 000 millones de dólares que se hizo en ese año ya ha rendido sus frutos, y se tiene estipulado que en poco tiempo todos los edificios gubernamentales y dependencias públicas usen energías limpias. 

Pero, ¿qué ha hecho a esta iniciativa funcionar?

La cantidad de paneles instalados es inversamente proporcional a la rebaja que ha habido en el costo de esta energía. ¿Qué significa esto?

El costo por kilovatio a nivel mundial bajó 60% en sólo 3 años

Pasó de costar 12 centavos de dólar a sólo 4 centavos. Esto beneficia en gran medida los esfuerzos de la India y otros países por mitigar el cambio climático.

Además, se espera que siga a la baja, hasta que en 2040 cueste 66% menos. Es decir, una reducción de más de 100% comparado a los precios del año 2000.

Se incrementó la instalación de paneles en más de 350%

india-energia-renovable-paneles-solares-revolucion-energias-renovables-limpias-2

Esto no se limita a los techos. En la India se han construido parques fotovoltaicos para instalar los paneles solares; entre ellos destaca el parque solar Charanka, que tiene una potencia de 345 megavatios. La India también está aprovechando los ríos por medio de plataformas solares flotantes, lo que supone una gran innovación.

En India se registran hasta 300 días despejados.

Derivado de lo anterior el país se encuentra entre las naciones con mejores condiciones para aprovechar y usar la energía solar.

A esto se suman otros esfuerzos:

india-energia-renovable-paneles-solares-revolucion-energias-renovables-limpias

  • Indian Railways está trabajando para que los 12,000 trenes que recorren el país, y que transportan cada día a más de 23 millones de usuarios, utilicen paneles solares en sus techos. Esto podría reducir la emisión hasta de 200 toneladas de dióxido de carbono al año para 2022.
  • El gobierno analiza la posibilidad de que sólo se vendan automóviles eléctricos para 2030.
  • El programa UJALA ha distribuido más de 240 millones de bombillas LED, lo que significa una reducción de 25 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año.

Así es como la India se ha vuelto un faro que ilumina el camino rumbo a un futuro más sustentable. No obstante, aún falta mucho por hacer; entre otras cosas, que la industria de energías renovables sea más competitiva respecto a la industria de energías de combustibles fósiles, sobre todo para que la población prefiera la primera sobre la segunda. Pero los retos por delante no apagan la prometedora posibilidad de que el “Diwali” sea completamente iluminado por energías renovables. Todo apunta a que para 2050 podría ser así, lo cual son sin duda muy buenas noticias para el planeta.

*Referencias: Accelerating India’s Clean Energy Transition

*Imágenes: 1, 3, 4) Banco Mundial; 2) Nand Kumar; 5) Metal Miner



La nueva tendencia de reciclaje: sacar los desperdicios electrónicos a relucir

Un pequeño movimiento en Asia y África está buscando motivar a algunos recolectores a vender desperdicios electrónicos a compañías fuertes de reciclaje.

¿Cuántas veces no hemos dejado la televisión vieja, el teléfono móvil que ya no utilizamos, la inservible plancha de la ropa, entre otros aparatos electrodomésticos, perdidos en los rincones de nuestros hogares? O, del otro lado, cuando ya dejan de funcionar, simplemente los mandamos a la basura sin visualizar el potencial económico y comercial que sus complementos pueden representar.

Durante 20 años, los países industrializados han tirado dispositivos usados para dejárselos a los más pobres, quienes suelen reciclar las placas de circuito impreso en condiciones inseguras. Pero últimamente ha surgido un movimiento que tiene como objetivo continuar con la práctica del reciclaje: invitar a las personas a desmantelar sus viejos aparatos electrónicos y vender las diferentes partes del dispositivo a empresas dedicadas a ese mercado. De ese modo, son estas compañías las que se encargan de ciertos procesos especializados, como: fundición y trituración de metales, extracción del cianuro, recursos de recuperación, control de contaminación tecnológica, entre otros.

De hecho, algunas organizaciones internacionales apoyan este tipo de reciclaje, ya que reduce daños de salubridad y ambientales.  Por ejemplo, la Sociedad alemana para la cooperación internacional apoya a compañías asiáticas de esta índole; incluso la organización belga sin fines de lucro, WorldLoop, recibe apoyos financieros para respaldar diversos programas de reciclaje de electrónicos en África. Además, ya existen políticas en diferentes países, reforzando este crecimiento sustentable de los desperdicios electrónicos; como por ejemplo, en Singapur, Taiwán y Corea del Sur.

Conforme este cambio se va integrando al comercio, industrias en China, India y otros países de bajos recursos, adoptan esta actividad como una valiosa oportunidad para el crecimiento económico: tanto para la extracción de metales como para la producción de nuevas partes de diversos dispositivos electrónicos.

Mientras tanto, Fen Wang, un investigador de la Universidad de las Naciones Unidas en Alemania, estudia las dificultades de unir los recicladores formales e informales de desechos electrodomésticos. Como resultado de su trabajo, Wang confirma la necesidad de implementar leyes en ese nicho empresarial; como por ejemplo, las políticas de inspección en los puertos de China, el pago de impuestos, etcétera. No obstante, esta no ha sido la primera iniciativa para regularizar legalmente este movimiento internacional; de hecho, en 1992 se propuso una lista de restricciones del estado de los productos (llamado Basel Convention), los cuales eran entregados por los países ricos a los más pobres.

¿Y cuáles son los problemas del reciclaje electrodoméstico? Jim Lynch, un experto del tema en TechSoup Global, explica que a reutilizar la computadora ahorra 20 veces más energía que reciclarla; es decir, ahorra alrededor de 240 kilos de combustible fósil, 22 kilos de químicos y 330 litros de agua. Por el otro lado, algunos expertos del reciclaje concuerdan que, a pesar de sus gastos y peligros, esta actividad es una buena parte integral para cualquier solución ambiental, al encontrar valor en los desperdicios.

En conclusión, como toda actividad, este tipo de reciclaje implica ciertos riesgos a nivel internacional, ambiental y de salubridad. Sin embargo, esta es una actitud positiva al comprender los problemas ambientales, y así proponer soluciones que dañen lo menos posible a nuestro planeta.