Cómo hacer un terrario de bosque, paso por paso

Los terrarios son hermosos y autosustentables (se riegan solos). Aquí te decimos los sencillos pasos a seguir para hacer pequeños terrarios en frascos de cocina.

Los terrarios han adquirido mucha fama estos últimos años, y no es difícil saber por qué. Para las personas que viven en departamento, sobre todo, tener espacios verdes contenidos en botes de cristal es una manera de tener un jardín. Un terrario, si lo cuidas, siempre estará verde. Lo más importante es que esté bien cerrado el frasco para que se evapore el agua y luego “llueva” de regreso a las plantas. Siguiendo estos pasos puedes construir tu propio mini bosque para tener en casa.

 

Materiales

-Frascos de cocina

-Musgo

-Plantas pequeñas (opcionales)

-Carbón horticultural

-Tierra para maceta

 

Pasos:

 

Paso 1

El musgo es lo púnico que necesitas para tener un paisaje hermoso, e incluso puede germinar hierbas muy estéticas. Pero puedes plantar otras especies también, como una orquídea, por ejemplo, o plantes verdes con hojas pequeñas.

 

Paso 2

Cubre el fondo del frasco con carbón horticultural y luego vierte una capa de tierra para maceta de no más de una pulgada de grueso. Añade las plantas si quieres, y luego cubre la tierra con musgo. Asegúrate de que las hojas, pétalos y tallos no toquen el vidrio. Rocía dos veces con agua y ponle la tapa al frasco.

 

Paso 3

Coloca el terrario en un lugar con luz difusa. Si se forma mucha condensación, dale al terrario un poco menos de luz o remueve la tapa por dos horas.

 

 

Más en Ecoosfera

¿Cómo hacer una mesa en forma de terrario?

Una guía sencilla para hacerte un terrario del desierto

 



Esta lámpara-terrario es tan hermosa que querrás tenerla en tu casa

Esta lámpara-terrario es un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años.

Se ha llegado a decir que la jardinería es una herramienta terapéutica efectiva e indispensable en un proceso de reencontrarse con uno mismo. Es una increíble manera de estar conectados con Eros, este dios que simboliza la vida, la motivación y el amor, que nos brinda recursos de cuidado, atención, paciencia y empatía hacia un ser vivo ajeno a nosotros; inclusive se trata de un ejercicio curioso de escuchar, a través del silencio, las necesidades de ese otro y de uno mismo. 

Aunque podamos no ser “alguien de plantas”, hacernos cargo de unos de estos seres vivos puede generar una serie de cambios sorprendentes en nuestro estado de consciencia. Hay quienes dicen que las plantas los han convertido en personas más organizadas y pacientes; otros, que fungen como una decoración importante del hogar, y así, de su propia vida. 

Para decoradores de interiores, este tipo de información es indispensable para crear nuevas maneras de integrar esta herramienta terapéutica en un sitio que fundamente el bienestar integral de una persona. Un ejemplo de ello es la lámpara-terrario Mygdal de Nui Studio, la cual brinda electricidad a la recámara y cuida al medio ambiente urbano. Se trata de llevar a cabo una arquitectura ecosustentale que tenga numerosos beneficios a nivel personal y ambiental. 

Esta lámpara es ideal en espacios sin ventanas, por lo que no requiere cuidados como ventilación o irrigación, ya que usa similitudes entre la luz del sol y los LED llevando a cabo la fotosíntesis. Es, en otras palabras, un ecosistema autosostebible en el cual las plantas pueden crecer durante años; además, es un nuevo tipo de cubierta de cristal que conduce electricidad y que es capaz de transmitirla de forma invisible por su superficie. 

Descubre cómo se realizó esta increíble lámpara-terrario: 

lampara-terrario-nui-studio-uno

lampara-terrario-nui-studio-dos

lampara-terrario-nui-studio-cuatro

lampara-terrario-nui-studio-tres

lampara-terrario-nui-studio-cinco