5 tipos de hongos medicinales

El reino fungi es uno de los lugares más repletos de beneficios para la salud. Conoce estos 5 hongos que reforzarán tu sistema inmunológico.

Cuando se trata de utilizar los alimentos como medicina, ya sea preventiva o curativa, el conocimiento es poder. Uno de los reinos más medicinales de la naturaleza es el fungi. Actualmente hay 38,000 especies clasificadas de hongos que tienen beneficios médicos, y además rebosan de nutrientes y saben bien.

De acuerdo a un estudio sobre las cualidades medicinales de los hongos conocidos (aún quedan decenas por descubrir), estos son realmente buenos para tratar enfermedades relacionadas con el sistema inmune: cáncer, fatiga crónica, SIDA, hepatitis, gripa, etcétera. A todos nosotros,  en algún momento de la vida, nos hace falta reforzar el sistema inmunológico, y qué mejor manera que hacerlo a base de deliciosos hongos. 

Estos son algunos hongos realmente benéficos para la salud:

 

1. Shiitake (Lentinula edodes)

Estos hongos realzan el sistema inmunológico y tienen propiedades antivirales. También contribuyen a reducir el colesterol. Los shiitake contienen lentinan, que no solo refuerza el sistema inmune sino que se cree que ayuda a alentar el crecimiento de tumores. El hongo, nativo de Asia, también es buena fuente de hierro y antioxidantes que ayudan a reducir el daño de los radicales libres.

 

2. Hongo Reishi (Lingzhi)

El Reishi es un bien conocido hongo chino, apodado también “el hongo de la potencia espiritual”. Este hongo ha mostrado que contribuye a sanar tumores y a reducir los niveles de glucosa y colesterol de la sangre. El Reishi también inhibe el crecimiento de bacterias en el cuerpo. Se ha utilizado por más de 2 mil años no solo por su valor farmacéutico, sino también por su valor nutricional.

 

3. Lactarius salmonicolor (Russulaceae)

Este hongo tiene constituyentes antioxidantes increíbles, por lo tanto contribuye a la salud general del sistema inmunológico. Puede servir como un potente antiviral.

 

4. Corolus Versicolor (Trametes versicolor)

Comúnmente llamado “cola de pavo”, este hongo se usa para el tratamiento contra el cáncer. Contiene polisacárido K (PSK) and polisacárido-péptido (PSP): estos elementos pueden ayuar a aumentar los rangos de sobrevivencia en pacientes con cáncer.

 

5. Morel (Morchella esculenta)

Alto en vitamina D, B y hierro, este hongo contiene los nutrientes necesarios para reforzar el sistema inmunológico.



El mundo Fungi como jamás lo habías visto (Fotos)

Imágenes de extraños miembros del mundo de los hongos, siempre en disposición de sorprendernos.

En el mundo hay más de 73 mil especies conocidas de hongos, sin embargo se cree que pueden existir hasta 1.4 millones de estos, aún nos falta muchísimos por descubrir. 

El fotógrafo Steve Axford se ha avocado desde hace unos años a documentar los hongos más extraños; él confirma que los más diminutos en su experiencia son los más inusuales, hay una gran variedad de sorpresas en este campo. 

Recientemente ha subido a su cuenta de Flickr muchos de los nuevos que ha encontrado. El paseo por sus imágenes es, al menos, extraordinario. 

Aquí algunos ejemplos.



¿Cómo cultivar una casa de hongos en tu hogar?

Una manera para fortalecer este apoyo es a través de las pequeñas camas de cultivos en nuestro hogar.

Formar un huerto requiere de mucha paciencia, en especial cuando se trata de dejar que el tiempo haga de las suyas. Sin embargo, tras la desesperación de la inmediatez que a veces nos alberga, sabemos que los resultados son gratificantes y sencillamente hermosos. En especial cuando se trata de apoyar al cuidado del planeta en el que habitamos.

Una manera para fortalecer este apoyo es a través de las pequeñas camas de cultivos en nuestro hogar. Por ello, en Ecoosfera te compartimos una manera sencilla para cultivar hongos.

Para hacerlo necesitas tomar en cuenta que la materia orgánica será un factor de apoyo invaluable para el proceso de crecimiento y desarrollo de los hongos. Esto se debe a que cuentan con una cantidad significativa de nutriente, por lo que necesitas agua en abundancia, algunas astillas de madera y paciencia.

Así que primero coloca los retoños de los hongos de stropharia en la tierra, y cúbreos con pedazos de madera. Permite que haya agua abundante en la zona hasta que, con mucha paciencia, observes la presencia de micelio (sustancia blanca fibrosa que constituye el cuerpo principal del hongo). Y espera, espera, espera…