¿Te sientes impulsivo? Dirígete al bosque

Si tiendes a ceder a tentaciones sin importar lo que pase después, sal a la naturaleza; esto ayudará a que tomes mejores decisiones cotidianas.

La impulsividad tiene su parte buena y, por supuesto, su parte inconveniente. Todo depende de hacia dónde la dirijas. Pero, sobre todo, la impulsividad está ligada a la tentación. Si tomas demasiadas decisiones impulsivas basadas en pequeñas tentaciones como comer muchas calorías o comprar algún juguete caro sólo para darte cuenta después que te metió en problemas, entonces quizá necesites pasar más tiempo en la naturaleza.

Hace poco tiempo se llevó a cabo un estudio pionero en su rubro que encontró que las personas que observaron vistas del mundo natural tomaban decisiones menos impulsivas, más conscientes. Conducida por la Universidad del Estado de Utah, la investigación sugiere lo que ya sabíamos (que la naturaleza reduce el estrés), pero lo lleva a una nueva dirección: la de las decisiones del día a día.

tree_PNG230La psicóloga Meredith Berry describe un experimento que involucra a 185 estudiantes, todos los cuales vieron una serie de 25 fotografías. 63 de ellos vieron imágenes de la naturaleza, incluyendo bosques. 59 de ellos vieron fotos de edificios y calles de ciudades y los últimos 63 vieron una serie de formas geométricas.

Después todos tomaron parte en una tarea que involucraba escoger entre resultados financieros hipotéticos. Se les preguntó repetidamente: ¿Preferirías tener (una cantidad específica de dinero) ahora, o (una cantidad distinta de dinero) en (un momento específico del futuro)? Las cantidades cambiaron cada vez que la pregunta se hizo.

Escoger recibir una cantidad menor de dinero en este momento, en lugar de esperar una recompensa más grande, refleja un grado de impulsividad autodestructiva.

Es ventajoso para nosotros no ceder a la tentación; y resulta que esta resistencia llega más fácil a las personas que acaban de pasar tiempo (virtual o real) en bosques hermosos.

Aunque esto no necesariamente sea cierto para todos (el momento presente es, a fin de cuentas, lo que importa), y la vida no se trate de la economía, hay cierto tipo de decisiones que involucran más madurez, que se facilitan si vemos o estamos en la naturaleza. Por si necesitábamos aún otra excusa para salir al bosque, este es una muy importante.



Música fresca: un poco de lo mejor del momento sonoro (III)

Una carta de navegación sonora: recomendaciones de algo de la mejor música que se está creando hoy.

Una carta de navegación sonora…

Aquí compartimos algo de la música más estimulante, y siempre de reciente manufactura, que el camino nos va compartiendo. Géneros varios y artistas diversos, reunidos en breves selecciones bajo una sola constante: celebrar la sensibilidad que alimenta el imaginario musical y que acompaña nuestros soles y tormentas.  

Curaduría: Javier Barros

Ediciones anteriores:

Música fresca I

Música fresca II

Música fresca (III) 

1. Maria Somerville 

2. log(m) & Laraaji

3. Kikagaku Moyo

4. La Dispute

5. Tomas Nordmark

 

All my People (2019) / Maria Somerville

Dream pop identitario, que sabe a raíces del folclore irlandés y que, sobretodo, presume un espíritu genuinamente onírico; este álbum podría bien ser el sueño electrónico de una chica rural (y es precioso). 

Dream pop

 

 

The Onrush Of Eternity (2019) / log(m) & Laraaji

Un poco de dub astral, ecualizado con fino IDM, de la mano del discreto mago Laraaji en colaboración con los hermanos Rew & Lex MacCrimmon.

Dub, IDM, Ambient

 

Masana Temples / Kikagaku Moyo – 幾何学模様

Muy fina psicodelia con pinceladas de jazz progresivo cortesía del cuarto álbum de estos exploradores japoneses. 

Rock psicodélico 

 

Panorama (2019) / La Dispute

Sus poderosas letras inducen a un estado literario que raya entre el shoegaze y el grunge; esta banda de Michigan demuestra en Panorama por que es considerada el más refinado exponente del subgénero conocido como The Wave (o la versión “new wave del post-hardcore”).

Wave 

 

Eternal Words (2019) / Tomas Nordmark

Dioramas sonoros compuestos por una miríada de texturas que, al condensarse, forman cuerpos de electrónica seducción; algo así es lo que este artista sueco hace germinar en este álbum.   

Abstract ambient

Imagen principal: Anna Marenenko