Las prácticas de los abuelos también nos enseñan a ser ecológicos

De esa manera, ellos han sabido ser personas ecológicas con tan sólo seguir sus prácticas análogas, sin tecnología ni consumo excesivo.

La casa de los abuelos es esa área donde las reglas desaparecen, salimos con el estómago a punto de explotar y, en ocasiones, con un par de monedas que ayudan a nuestra cartera. Los abuelos son esa voz de la sabiduría que nos enseñan acerca de la vida y de cómo apapachar a nuestros seres queridos. 

Gracias a su experiencia, ellos saben recorrer diferentes caminos de forma eficiente, segura, intensa o accesible. De esa manera, ellos han sabido ser personas ecológicas con tan sólo seguir sus prácticas análogas, sin tecnología ni consumo excesivo. Y sin irnos tan lejos, estas son algunas de sus actividades que pueden ayudar a convertir a tu hogar en un sitio ecológico y autosustentable:

– Evita usar la secadora, y pon la ropa a secarse con el sol. De ese modo ahorras una enorme cantidad de energía (y de dinero), además que no es necesario usar ningún suavizante químico con aroma a primavera. 

– Conserva la comida de temporada. Es una manera increíble para guardar dinero al comprar alimentos de la temporada, además que es una manera de consumirlos sin químicos ni conservadores. Inclusive, puedes evitar el uso de plástico al conservar los alimentos en jarras o contenedores de cristal. 

– Usa ingredientes básicos para la limpieza. Todos esos nuevos productos de limpieza antibacterial son realmente innecesarios. Las generaciones anteriores usaban ingredientes familiares para limpiar, así como el bicarbonato de sodio, vinagre, borato de sodio, etcétera. 

– Aprende a coser. Al saber cómo enmendar la ropa, te das cuenta que te dura más. 

– Reduce los restos de comida. La abuela sabe exactamente qué hay en el refrigerador, y no duda en añadir un poco de las sobras a aquello que está preparando. Aunque a veces no son combinaciones exquisitas, estás evitando tirar comida que se desperdició. 

– Haz un poco de jardinería. No es necesario tener mucho espacio o un jardín enorme para hacer un pequeño huerto con plantas que, eventualmente, podrán formar parte de tus platillos. 

– Haz una cobija. Convierte la ropa que ya no utilizas en una cobija reconfortante y cálida. Parece complicado, sin embargo es una manera divertida de reutilizar todo aquello que se encuentra arrumbado en una esquina. 

– Utiliza trapos y paños de cocina, en vez de papel desechable. 

– Consigue una cubeta para juntar agua de la lluvia. Esto te será útil para regar las plantas, los excusados o, incluso, para bañar a las mascotas. 

– Resiste a la urgencia de actualizarte y modernizarte. Las abuelas logran que sus platos, toallas, cobijas, cobertores y decoraciones duren para toda la vida (¡y vaya de qué manera!). Son la prueba de que no es necesario comprar constantemente para tener un hogar confortable. 

Conoce algunas alternativas para una vida libre de plástico dando click aquí



Datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos

Te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana)

En la actualidad occidental, el sexo no tiene nada que ver con lo que realmente significa. La exclusividad genital y mecánica ha encauzado a la sexualidad humana a comprarla y asemejarla a la reproducción animal.  Esto, sin duda alguna, ha generado curiosidad sobre las semejanzas y diferencias entre ambas nociones. Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Wired, te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana):

Los penes de algunos escarabajos están cubiertos de picos, palas, arpones y dagas, los cuales producen heridas en las vaginas de las hembras. Esto supone una facilidad de apareamiento a la hora que el esperma entra en contacto con la vagina.

En ocasiones, los insectos hembras tienden a matar y a comer a sus pretendientes.

Las vaginas de los insectos pueden almacenar durante años el esperma de los machos antes de usarlo. Inclusive hasta expulsarlo en caso que no les atraiga el macho.

Las moscas macho deben realizar toda una contorsión genital, de entre 90° y 180°, para poder penetrar a la hembra; aunque algunas especies logran hacer una rotación de 360°.

Muchos insectos experimentan el sexo como agonía y éxtasis al mismo tiempo; ya que, en ocasiones, el pene explota o se rompe dentro de la vagina de la hembra. El ejemplo de esta práctica son las abejas, donde el pene del macho explota con la eyaculación hasta que cae del cielo, muriendo entre los arbustos. Otro caso son los grillos, los cuales sostienen el pene del macho como un snack de proteínas; por lo que, en este proceso, el tamaño sí importa ya que las hembras sólo escogen a su pareja con base en su spermatóforo.

Los dermápteros machos cuentan con dos penes en caso que el primero se rompa dentro de la vagina de la hembra. Además, cada pene del dermáptero tiene una longitud similar al de su cuerpo entero.

Hay ocasiones en que los machos se desprenden de su pene en el interior de la vagina de su pareja. De acuerdo con los científicos, los machos que sobrevivieron al proceso, pudieron aparearse eventualmente; mientras que las hembras tardaron más en hacerlo.



Estudiantes dan consejos para un estilo de vida más sustentable

Gracias a su asequibilidad y sencillez, tanto niños, jóvenes como adultos pueden formar parte del movimiento ecológico.

La sustentabilidad es un estilo de vida que ofrece la posibilidad de económicamente cuidar y agradecer al medio ambiente. Gracias a su asequibilidad y sencillez, tanto niños, jóvenes como adultos pueden formar parte del movimiento ecológico.

Y estos son algunos consejos de los jóvenes estudiantes que proponen una consciencia ecológica:

Investiga y elige alternativas ecológicas en cuanto a la electricidad y el gas. Desconecta todos los aparatos electrodomésticos que no estés utilizando, invierte en opciones ecológicas como paneles solares, etcétera.

Involucra a todos los habitantes del hogar para recrear alternativas acerca de la energía, la eficiencia del agua, el mantenimiento de la estructura y el bienestar integral.

Analiza lo básico que necesitas para vivir adecuada y placenteramente. Elimina los excesos innecesarios. Reduce el gasto ahorrando el dinero.

Al vivir con compañeros de departamento, es importante  aplicar un sistema de reciclado.

Disfruta de una sexualidad plena con las luces apagadas, lencería casual, juguetes sexuales ecoamigables, afrodisiacos sustentables (como plátanos o espárragos).

En vez de usar un coche por cabeza; compartan el transporte, caminen o utilicen bicicletas.