Aparentemente, los osos también disfrutan del sexo oral

Además del murciélago de la fruta, los osos pardos son la nueva especie que se une a la lista de animales que disfrutan el sexo oral

El sexo oral ya se había visto en osos, pero siempre en osos en cautiverio. Esos osos vivían es condiciones anómalas, con estimulación mental inadecuada. Es posible que, en esos casos, fuera una marca de estrés en lugar de placer. Pero ahora, investigadores reportan en el Zoo Biology “las primeras observaciones de fellatio en osos pardos en condiciones apropiadas”.

A lo largo de 116 horas grabadas en el curso de seis años, se pudieron observar 28 instancias de sexo oral entre dos osos machos, quienes vivían juntos en el santuraio de Croacia. Reportan:

En todos los casos pareció que el proveedor inició el acto, quien se acercó al receptor mientras este descansaba con parte de su abdomen expuesto. Si los genitales del receptor no estaban expuestos, el proveedor empujaba su cabeza a la región pélvica o usaba sus garras para separar las patas traseras. Después de acceder y lamer un poco el pene, el proveedor encontraba una posición más cómoda, así como sentarse o acostarse… una vez que la succión comenzaba, ninguno de los osos cambió de posición.

Cada interacción duró entre uno y cuarto minutos:

 vhwv3irfqqdyjgdc2mjs

Los investigadores creen que pudo haber comenzado porque ambos osos fueron llevados al santuario como huérfanos, mucho antes de que hubieran dejado de mamar de sus madres. Su privación temprana de mamar pudo haberlos llevado a buscar una alternativa, casi como un reflejo. El hecho de que haya durado tanto tiempo, incluso cuando ambos osos ya eran adultos, pudo haber sido simplemente por el placer.



Hombre salva a oso negro de morir ahogado (VIDEO)

Biólogo dicta una épica cátedra de empatía al salvar a un oso, en Florida, que se iba a ahogar en las aguas del Golfo de México.

Miles de contenidos en Internet apelan a la ‘emocionalidad’ para atraer la atención de millones de usuarios. Una ruta fácil, predecible y cada vez menos interesante. Sin embargo, entre ese caudal de vez en cuando puedes encontrar piezas realmente emotivas y ejemplares. Tal vez este video sea uno de estos casos, y es que se trata de un inspirador caso de empatía humano-animal.

El video muestra a Adam Warwick, biólogo de la Fish and Wildlife Conservation Commission de Florida, lanzándose a las aguas del Golfo de México para salvar un oso negro (Ursus americanus) de morir ahogado. Al parecer el animal se había introducido a una zona residencial por lo que le dispararon un dardo tranquilizador. Ya bajo el efecto del sedante el oso cayó al agua y de no haber sido por Warwick, no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir.

Ojalá que este video se difunda e inspire a un potencial ejército de salvadores de animales. Recuerda que no tiene que tratarse de algo tan espectacular como un oso, por qué no empezar por la próxima araña, ave o, por qué no, escorpión, que encuentres en peligro.    

 



Íntimos retratos de osos polares (FOTOS)

Tomados por uno de los ganadores del concurso “Wildlife Photographer of the Year” de National Geographic, estos majestuosos retratos nos permiten apreciar la enorme belleza de los gigantes blancos.

 © Paul Souders/Corbis

La belleza de los osos polares es innegable. Aunque estos mamíferos llegan a pesar hasta 700 kilogramos,  su agilidad al pasearse por el hielo es envidiable. Los osos polares son tan mortales como lo son bellos, y como nos muestra el fotógrafo Paul Souders, también tienen personalidades distintivas.

Souders explica: “Fue un trabajo exhaustivo, pasé horas y horas viendo el hielo, intentando encontrar una figura blanca. Resulta que es realmente difícil encontrar osos polares sobre el hielo, en especial si no tienes un helicóptero y una maleta llena de dinero… nunca antes había trabajado tanto para encontrar un sujeto. En todo ese tiempo, vi tan solo dos osos polares y, uno desapareció prácticamente de inmediato”.

Eventualmente el fotógrafo encontró una hembra de oso polar que se sumergió en el mar y sacó su cabeza por un hoyo en el hielo. Está imagen es la que le ganó el premio del concurso “Wildlife Photographer of the Year 2013”.

Cabe destacar que los osos polares se encuentran en vías de extinción debido a la pérdida de su hábitat.

Los retratos se encuentran en la fotogalería: