6 maneras de vivir sencillamente feliz

Tips que te ayudarán a aincrementar tu salud y tu bienestar al tiempo que cuidas de la salud y el bienestar del planeta.

Esta sencilla guía resume mucho de lo que hemos publicado en Ecoosfera. Servirá para guiarte a tener una vida que sea mejor para ti, tu comunidad y la Tierra. Además, la mayoría de estos tips no cuestan nada y mucho incluso te ayudarán a ahorrar dinero, a incrementar tu salud y hacerte un poco más feliz. Lo importante es comenzar por lo más sencillo.

 

1. Aliméntate de productos integrales. Ello significa: más vegetales y frutas, granos y nueces y menos productos animales. Trata de comprar alimentos orgánicos, no empaquetados (o en paquetes “amigables”).

2. Empieza a andar en bicicleta, a caminar y usar el transporte público para que minimizes tu tiempo en automóviles.

3. Reduce-reúsa-recicla y en ese orden. El reciclaje viene al último porque requiere procesos de energía intensiva. Mucha de la basura toma más 100 años en degradarse así que trata de reducir la basura que produces. Haz composta de tus desperdicios de comida, repara cosas y encuentra nuevos usos para artículos viejos.

4. Compra menos cosas y adquiere artículos usados cuando puedas. Esto también te dejará dinero para las cosas que realmente necesitas y quieres.

5. Ahorra agua y electricidad. Sólo tienes que estar consiente de tu uso. Hay cientos de maneras de hacerlo, cuando pongas atención te darás cuenta de cuáles son.

6. Simplifica. Entre menos necesites más fácil será ser amable con la Tierra. Y entre menos dinero necesites más tiempo tendrás para hacer lo que realmente te gusta hacer.



Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, los instagramers se adentran en este lago para conseguir más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es este lago es un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores, y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias sobre no meterse al lago, muchos visitantes, comenzando por los “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr una buena selfie enmarcada por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas explica así su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por 2 días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital son, sin duda, dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  



Mark Boyle, el economista que renunció al dinero y vive de trueques y sustentabilidad

Lleva más de 5 años viendo solo de su granja y de intercambios.

Existen probablemente numerosas historias anónimas de miles de personas que vienen el mundo fuera del sistema, renunciando al dinero. Ellos hacen de su día a día un malabar creativo para probarse a sí mismos que el dinero es una abstracción de la cuál sí podemos salirnos.

Están la historia de Mick Dodge, el hombre que vive en un árbol, la de la familia alemana que prescinde del dinero; o la de Benjamin Lesage, quien viajó durante dos años sin dinero. También está la de un capítulo muy atrayente, documentado en su propio libro The Moneyless Man, de 2010, del irlandés Mark Boyle. Este personaje, con una formación de economista,  narra cómo se las ha ingeniado para prácticamente vivir sin dinero por más más de cinco años.

Sus únicas compras han sido un par de tenis a una tienda de caridad por 4 £, y el terreno donde ahora lleva una granja y una comunidad sustentable como producto de las ventas de su libro.

The Moneyless Man vendió más de 75 mil copias en 17 países, pero más que un episodio interesante de agregado en la cultura general, es una guía importante para conocer los “cómos” alguien puede conseguir vivir sin dinero en un mundo que está diseñado para absolutamente lo contrario.

Su granja hoy funciona sin el uso de combustibles fósiles, por ello no hay tractores; Boyle recuerda que los granjeros de la zona, en realidad, sin saberlo, han hecho agricultura orgánica por siglos; cuando es a escalas menores.

Las personas ahí pueden recibir cursos gratuitos, y trabajar, pero bajo una economía que llamada “gift economics” donde la idea es ayudar a otros sin el explícito compromiso del retorno del favor o resultado.

[The Guardian]