Sprout: el lápiz con semillas que puedes plantar

Una vez que el lápiz esté inutilizable, puedes plantarlo en una maceta dentro del hogar. Después de mucho esfuerzo, cuidado y dedicación, surgirán plantas hermosas de un utensilio que te ayudó a escribir.

En una cultura de consumismo, donde se desea acaparar todo tipo de utensilios para luego cambiarlos por unos más modernos, las cantidades de desperdicio son elevados. Al consumir productos alimenticios, de higiene personal, de apoyo laboral o por gusto, podemos llegar a generar hasta 1.2 kg de basura al día. ¡Y sin darse cuenta!

Como respuesta ante esta situación ambiental, Sprout presenta un lápiz hecho con semillas que pueden convertirse en una fruta, verdura o flor. Una vez que el lápiz sea muy pequeño, se puede plantar y cuidar para que crezca.

El objetivo de este proyecto es convertir la cultura de “usar y tirar en una que pueda reciclar y reutilizar la mayor parte de su consumo. ¿Y qué mejor manera que convertir el desperdicio en algo hermoso, delicioso y divertido?

¿Cómo funciona?

Una vez que el lápiz esté inutilizable, puedes plantarlo en una maceta dentro del hogar. Después de mucho esfuerzo, cuidado y dedicación, surgirán plantas hermosas de un utensilio que te ayudó a escribir. Se recomienda que coloques la planta fuera una vez que haya empezado a crecer, donde podrá recibir mucho sol.

Cada lápiz contiene, mínimo, cinco semillas libre de pesticidas; las cuales se activan cuando la cápsula, que se encuentra en la punta del lápiz, entra en contacto con el agua.  Así es como inicia el proceso de germinación. En un lapso de cuatro a cinco semanas, tu lápiz habrá dado hierbas frescas listas para cocinarse.

Creados a mano en Minnesota, EE.UU., Sprout cuenta con un riguroso estándar de calidad sustentable y profesional. Razón por la cual, es un producto no tóxico que no daña a las planas ni al agua ni a las personas. ​howitworks

¿Cuáles son las semillas?

Sprout cuenta con diez presentaciones de hierbas: albahaca, cilantro, eneldo, romero, salvia, tomillo, jitomate cherry, pimiento verde y calendulas.

Sprout no sólo cuenta con tiendas locales sino también con envíos internacionales. Para más información, puedes visitar su página oficial y escoger las plantas que desees cosechar.

sproutplantablepencilsgrowing



Descubre por qué no germinan bien las semillas

No te sientas mal: a veces pasa, pero sigue leyendo para descubrir las causas por las que, a veces, no germinan bien las semillas.

Alguna vez intentaste tener un pequeño huerto en tu azotea, jardinera o en los masetas de tu zotehuela y por más que plantaste no salió ningún brote, y lo peor de ello fue la decepción que te embargó. No te sientas mal: a veces pasa, pero sigue leyendo para descubrir las causas por las que, a veces, no germinan bien las semillas.

Una de las principales causas de que no germine una semilla es que no se recurre a semillas adecuadas, así es, no cualquier semilla sirve para germinar. Las semillas que utilizamos para comer habitualmente se han sometido a calor y han perdido parte o toda su capacidad de germinar, por ello hay que utilizar ‘semillas para germinar’. Estas las puedes adquirir en mercados de productores o agricultura ecológica. Búscalas en línea, te sorprenderás de la cantidad de sitios que las ofrecen en el país.

Otro punto es porque fueron sembradas fuera de la época apropiada. Dependiendo de la semilla, si la temperatura es fría, las semillas no crecerán o lo harán muy despacio. Para que las semillas germinen bien, necesitan una temperatura templada, ya que a más calor exista en el ambiente, más rápidamente se desarrollarán las plantas, pero también el calor es propicio para la proliferación de hongos y otros microorganismos.

Además es importante no plantarlas a demasiada profundidad, ya que toda semilla necesita aire para poder vivir, así las semillas deben de cubrirse únicamente con un grueso de tierra del doble de su tamaño y si es temporada de mucho calor con una capa entre 7 a 8 veces su volumen, todo ello para que quede en mejor contacto con la humedad de la tierra, ya que esto es de suma importancia.

La humedad es indispensable, desde la siembra hasta que nazcan las plantas, ya que la germinación se efectúa sólo bajo la temperatura adecuada y el agua que penetra en la similla, esto para reblandecerla y así facilitar el crecimiento de las raíces. Si las semillas quedaran un solo momento secas, por mucho que después se regaran ya no se puede recuperar lo perdido.

Probablemente ya habrás descubierto que fue lo que ocasionó que tu pequeño sembradío no diera frutos. ¡Inténtalo de nuevo!, los beneficios de realizar esta actividad son enormes, no sólo a tu alimentación por comer frutos, legumbres y verduras sin agentes contaminantes, sino además a tu economía, ya que el ahorro que tendrás en tus gastos será significativo y sobre todo a tu estado de ánimo. El contacto con la naturaleza siempre será benéfico para tu salud mental y espiritual.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



6 mitos sobre el cuidado de las plantas de interiores

Los cuidados de las plantas requieren más atención que tan sólo regarlas y ponerlas al sol… Y estos son algunos de los mitos que podrán afectar nuestros cuidados.

Mito 1. Las plantas de interiores necesitan la luz directa del sol.

Sólo algunas de las plantas de interiores se benefician de la luz solar. De hecho, la mayoría de las plantas de interiores tienden a tener manchas de quemaduras por recibir directamente los rayos solares. Hay plantas que necesitan mucha luz, eso no significa que necesiten estar bajo los rayos del sol. 

Mito 2. Las hojas amarillas o cafés significa que tienen exceso de agua. 

Estos síntomas pueden tener otras causas; tales como ausencia de agua, luz inadecuada, exceso de fertilizante, agua muy ácida o una tierra de baja calidad. 

Mito 3. Las plantas crecerán más grandes si se transplantan a lugares más grandes. 

Con frecuencia, las plantas que se transplantan ponen mucha de su energía en hacer crecer sus raíces, a expensas de las hojas y flores. Además, las plantas con macetas muy grandes tienden a sufrir de raíces podridas. 

cómo cuidar plantas, remedios para plantas, plantas de interiores

Mito 4. Las plantas enfermas se curarán con fertilizantes. 

Los fertilizantes no son medicina, sólo son nutrientes que facilitan el crecimiento vigoroso. No puedes forzar a las plantas a usar más nutrientes de los que realmente necesita. El exceso de nutrientes acumulados en la tierra tiende a quemar las raíces, causando la descoloración de las hojas. Las plantas enfermas absorben menos nutrientes que las plantas saludables. 

Mito 5. Las plantas de interiores necesitan grandes cantidades de humedad. 

La mayoría de las plantas de interiores tienen la capacidad de adaptarse a un medio ambiente seco. Aunque la mayoría de ellas –salvo las suculentas– provienen de hábitats naturales más húmedos, pueden sobrevivir con niveles bajos de humedad siempre y cuando reciban la humedad necesaria a través de sus raíces. 

Mito 6. Los pesticidas químicos son la única manera efectiva para eliminar pestes. 

No, existen maneras más saludables y efectivas para tratar pestes en las plantas. Dale click aquí para conocer estos remedios.