Los raros y deprimentes escenarios que los zoológicos constuyen para sus animales (FOTOS)

Esta serie de fotos pone en evidencia lo bizarro y triste que son los terrarios donde muchos zoológicos meten a sus animales.

Lo más probable es que todos recordemos ese momento en que los zoológicos dejaron de ser divertidos y comenzaron a ser tristes. Cuando la jungla y las estepas detrás de los animales dejaron de verse como jungla y estepas y empezaron a verse como paredes de concreto pintadas torpemente.

La realidad es que esas pinturas en paredes o esos troncos muertos dentro de los terrarios de los animales son mucho más para nosotros los humanos que para los animales. Ellos están habitando un mundo de concreto. La razón por la que lo presentan como si fuera un hábitat natural es que sería muy disonante para nosotros verlos en un mero cuarto de cemento.

Jakub Skokan y Martin Tůma son dos artistas checos que están haciendo un ensayo fotográfico llamado Zoolandscape, y lo describen de la siguiente manera:

El ambiente de los animales es hecho artificialmente con materiales imitadores o reconstruido de productos originarios de la naturaleza. El paisaje es simplificado, sistematizado e idealizado. Se ajusta para cumplir con las demandas estéticas de un observador y, al igual que un escenario en un teatro, pretende presentar al animal –el actor- de la manera más ideal posible.

El dúo capturó los “escenarios” en cinco zoológicos distintos. Este es el resultado.

También Ecoosfera:

La melancolía de los animales en cautiverio

Costa Rica anuncia planes de cerrar sus zoológicos y liberar a los animales



Zoológicos para generaciones más conscientes: ¿son posibles?

Existen algunas propuestas para hacer de estos recintos una utopía natural para animales salvajes.

Nos fascina observar el mundo animal. Y hacerlo –en cualquier formato– es algo que, sin duda, permite expandir nuestra empatía hacia todas aquellas criaturas que habitan el mundo junto a nosotros. En ese sentido, podríamos pensar que los zoológicos han cumplido una misión importante.

No obstante, estos recintos son ya un anacronismo.
Los zoológicos necesitan evolucionar al ritmo que evoluciona la conciencia colectiva
.

zoologicos-futuro-deben-seguir-existiendo-maltrato

Ya no es posible que existan zoológicos cuyo primer –y a veces único– objetivo sea el de convertir a los animales en entretenimiento. Y es que la mayoría de los zoológicos son un negocio: ni siquiera sirven para la conservación, ni se proponen realmente ser un espacio educativo. Basta con ver cómo se hace referencia a los animales que habitan un zoológico como si fueran “una colección”, es decir, como si fuesen objetos, lo que nos recuerda la demanda de PETA porque deje de existir lenguaje antianimal.

Pero aunque es evidente que los zoológicos son prisiones para los animales, no podemos omitir la pregunta: ¿deben seguir existiendo?

Como dice el comediante Romesh Ranganathan para The Guardian: en una época en la cual el naturalista y activista David Attenborough puede llevarnos virtualmente a las entrañas de un elefante, ¿existe un valor para la conservación que justifique mantener a los animales en cautiverio?

Quizá sí: y es que la pérdida de biodiversidad es cada vez mayor, así como la extinción de especies que esta espiral conlleva, lo que a su vez es producto de la crisis climática que atravesamos. En ese sentido, probablemente existan formatos de zoológicos que puedan realmente ayudar a cambiar esta situación.

 

Dinamarca podría ser el primer país en tener una auténtica utopía salvaje

zoologicos-futuro-deben-seguir-existiendo-maltrato

Este país pretende crear el zoológico del futuro, con más de 100,000 hectáreas sin jaulas ni muros. Se llamará Zootopia, y su principal objetivo será invertir la situación común del zoológico, ya que los animales estarán en libertad y los humanos en “cautiverio”. Según el director del proyecto, Richard Østerballe:

La configuración completa de Zootopia se basa en la idea de que los animales ya han creado, de por sí, su propio estado libre en Dinamarca. Ahí, los animales nos invitan a escuchar sobre sus vidas y nos enseñan a respetar otras formas de vivir en esta tierra.

Pero aun así, Zootopia no resuelve los dilemas que pesan sobre el concepto de los zoológicos. Y es que, por más espacio que tengan, los animales siguen siendo prisioneros y objetos cosificados para nuestro entretenimiento.

zoologicos-futuro-deben-seguir-existiendo-maltrato

Quizá necesitemos replantear colectivamente la conservación animal desde otras coordenadas que no sean las tradicionales.

Podría ser posible, por ejemplo, un sistema que nos facilite ser activistas por la conservación y que nos permita acceder al mundo natural de forma respetuosa. Para esto podrían utilizarse los mismos recursos que hoy en día se destinan a estos recintos. Mientras tanto, la cuestión de la educación –sobre todo para los más jóvenes– podría ser resuelta con medios audiovisuales y tecnología digital, por ejemplo, abriendo zoológicos virtuales.

No obstante, falta mucho por discutir para avanzar hacia una nueva relación entre nosotros y el mundo animal. ¿Cuál crees que sea la solución a este dilema?



Reconocen derecho animal a Cecilia: la trasladarán a un santuario en Brasil

Para la magistrada Mauricio ha tomado en consideración la importancia de reconocer los derechos a animales “en tanto su esencia animal”.

Sin compañeros ni espacios verdes para entretenerse, la chimpancé Cecilia vive enjaulada en el zoológico de Mendoza, Argentina. De modo que con el fin de evitar el mismo final de Arturo, el oso polar que murió por tristeza, judiciales han decidido trasladar a Cecilia a un santuario natural para grandes simios en Brasil. Esta determinación sin precedentes fue tomada por la magistrada María Alejandra Mauricio, quien consideró que la primate es “sujeto de derecho no humano”. 

Para la magistrada Mauricio ha tomado en consideración la importancia de reconocer los derechos a animales “en tanto su esencia animal”. Pese a que no se contemplan derechos civiles, se pretende restablecer los derechos propios de su especie: “su desarrollo, su vida en su hábitat natural”. Para ella, “la mayoría de los animales y, concretamente, los grandes simios son también de carne hueso, nacen, sufren, beben, juegan, duermen, tienen capacidad de abstracción, quieren, son gregarios.”

 chimpance cecilia derechos animales

Por su lado, el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, afirma que el traslado se concretará durante la segunda quincena de diciembre: “Hemos venido haciendo las gestiones para trasladar a un animal de un país a otro, algo que es complejo porque se busca preservar el bienestar de los animales y tener un control del tráfico. Ya tenemos el certificado internacional CITE de Brasil, que es el país receptor, y el de Argentina lo están por emitir”. Lo único que falta es la entrega del habitáculo contenedor en donde va a ser trasladada Cecilia y una cuarentena de 30 días para garantizar su estado de salud, en donde “una persona la evalúa y le da de comer y se sigue con sus prácticas para que juegue y mantenerla activa.”

Los gastos del traslado estará a cargo del Proyecto Gran Simio, haciendo historia en Argentina –pues Cecilia es el primer caso en que un animal se traslada a otro país–. Mientras tanto, Mingorance asegura que este evento será el primero de muchos: “Cecilia no podía seguir viviendo en esas condiciones, por eso estamos muy contentos. Esta medida judicial inédita refuerza nuestro proyecto de transformar el zoológico. Y Cecilia no va a ser la única que va a ser trasladada. Estamos trabajando en otras líneas con otros animales para que sean trasladados y tengan una mejor calidad de vida.”