La marcha mundial VS Monsanto es este 24 de mayo, !únete!

En su segunda edición esta jornada mundial es un grito contra las mega empresas que amenazan la soberanía alimenticia: comida, música, intercambio de semillas nativas, y mucha conciencia.

Monsanto es considerada como una de las figuras más nocivas dentro del mercado de alimentos. La poca ética que le caracteriza,  su sed comercial, y el hecho de que controle buena parte del alimento que circula alrededor del mundo, justifica esa vergonzosa distinción. Por estas y muchas otras razones, Monsanto se encuentra entre las corporaciones más odiadas del planeta. Tan solo el año pasado, en la primer marcha mundial contra este consorcio se unieron 400 ciudades, 52 países, y más de dos millones de personas para expresar su rechazo y celebrar la diversidad de las semillas criollas o nativas.

Este 24 de mayo se celebrará la segunda edición de este acto, el cual incluirá una verdadera sinfonía de marchas simultáneas en decenas de ciudades de los cinco continentes –de hecho hay manifestaciones programadas en más de 25o lugares. Para confirmar si en tu ciudad se llevará a cabo una réplica consulta este mapa, y en caso de que no la haya, tal vez te interesé organizarla.

El sitio oficial de este evento expone las razones de la marcha, así como propuestas con medidas puntuales que deberíamos exigir. También publica una lista de enlaces a los eventos en Facebook, de las marchas a realizarse en diversas ciudades de México (donde por cierto también se llevará a cabo el Carnaval del Maíz) , España y Latinoamérica:

¿Por qué marchamos? 

  • Investigaciones científicas han demostrado que los alimentos genéticamente modificados de Monsanto pueden conducir a problemas graves de salud, como el desarrollo de tumores cancerigenos, infertilidad y defectos congénitos. 
  • En los Estados Unidos, la FDA, la agencia encargada de garantizar la seguridad alimentaria de la población, es dirigida por Michael Taylor, ex vicepresidente de política pública de Monsanto. También en la USDA, Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, está el jefe Roger Beachy, un ex director de Monsanto. 
  • Recientemente, el Congreso de EE.UU. y el presidente Obama aprobó la ley H.R.933, más conocido como ¨Monsanto Protection Act¨ que, entre otras cosas, niega autoridad a las cortes federales para cesar la plantación y venta de cosechas transgénicas al margen de que representen un riesgo para la salud de los consumidores. 
  • Por demasiado tiempo, Monsanto ha sido el benefactor de los subsidios a las empresas y el favoritismo político. Los agricultores orgánicos y productores pequeñas sufren pérdidas, mientras que Monsanto sigue forjando su monopolio sobre el suministro de alimentos del mundo, incluyendo exclusivos derechos de patentes sobre las semillas y composición genética. 
  • Los productos de Monsanto son perjudiciales para el medio ambiente, por ejemplo, los científicos determinaron que las plantaciones OMG y sus pesticidas han causado la muerte masiva de abejas alrededor del mundo.

¿Cuáles son las soluciones que defendemos? 

  • Votar con el dólar, comprando orgánico y boicoteando todos las empresas que utilizan transgénicos en sus productos.
  • Se etiqueten los productos transgénicos para que los consumidores puedan tomar decisiones informadas.
  • Llamando para mas investigación científica sobre los efectos en la salud de los OMG.
  • La derogación de las disposiciones pertinentes de la ley “Monsanto Protection Act.” de los EEUU.
  • Responsabilizar a los ejecutivos de Monsanto y todos los políticos que apoyan Monsanto a través de la comunicación directa, periodismo, medios de comunicación, redes sociales, etc.
  • Informar al público acerca de los secretos de Monsanto y los benéficos de la agricultura biológico-dinámica, un modelo ya probado en la práctica, también conocido como Agricultura Ecológica, o Permacultura.
  • Tomando a la calle para mostrar al mundo y Monsanto que no vamos a tomar estas injusticias en voz baja. 


La marcha en la ciudad de Méxicohttp://on.fb.me/16Bm1HD
La marcha en Guadalajarahttp://on.fb.me/12AjfSg
La marcha en Chihuahuahttp://on.fb.me/YM93Fq
La marcha en Moreliahttp://on.fb.me/10uxx1Y
La marcha en Ensenadahttp://on.fb.me/YDcBeN

La marcha en Madridhttp://on.fb.me/10vutEW
La marcha en Barcelonahttp://on.fb.me/Z64xhw

La marcha en Santiagohttp://on.fb.me/10DESy7
La marcha en Bogotáhttp://on.fb.me/10EwTAC
La marcha en Guayaquilhttp://on.fb.me/ZbkQbK
La marcha en Quitohttp://on.fb.me/ZTN5z6
La marcha en Vilcabambahttp://on.fb.me/ZwD4Wl
La marcha en Buenos Aireshttp://on.fb.me/ZVXEjB
La marcha en Sao Paulo: http://on.fb.me/11YNPT2

La marcha en San Juanhttp://on.fb.me/YYzmrq

 



Así manipula Monsanto a los medios de comunicación para limpiar su imagen

La multinacional ha recurrido incluso al acoso a periodistas para evitar que se conozcan sus secretos.

Monsanto –ahora propiedad de Bayer– es una empresa francamente siniestra. No contenta con haber fabricado el mortífero agente naranja durante la guerra de Vietnam, ni con jugar al semidios al atreverse a modificar las bases primigenias de la naturaleza, ahora se sabe que Monsanto también se ha encargado de crear una red de periodistas impostores, así como de académicos y hasta de científicos, para intentar limpiar su percudida imagen.

Y es que últimamente Monsanto ha estado en muchos problemas.

La multinacional ha tenido que pagar millonarias sumas de dinero a algunas de las personas que la han demandado. Esto a raíz de que el uso prolongado del herbicida RoundUp le ha generado cáncer a miles de personas. Tan sólo por el caso del jardinero Dewayne Johnson, Monsanto tuvo que pagar una multa de 289 millones de dólares, mientras que en el último caso, ganado por la pareja Alva y Alberta Pilliod, Monsanto pagó 2,000 millones de dólares.

Tomando en cuenta que la transacción realizada para la compra de Monsanto por parte de la alemana Bayer fue de 63,000 millones de dólares –y fue, de hecho, considerada la más costosa de la historia, según Forbes–, no cabe duda de que la mala fama le está costando muy caro a la multinacional.

 

La narrativa de Monsanto

No es de extrañar que Monsanto se haya dedicado a manipular los medios de comunicación, no sólo a partir de la publicación de falsas investigaciones científicas, sino mandando a sus consultores, disfrazados de reporteros, a los juicios contra RoundUp.

Según un reportaje publicado en The Guardian, una directora de la consultora FTI, de quien Monsanto es cliente, se presentó a uno de estos juicios en San Francisco. Ahí dijo ser reportera freelance de la BBC. Su objetivo era poder hablar con los verdaderos reporteros e intentar convencerlos de ciertas narrativas en la historia que favorecieran a la multinacional.

monsanto-manipula-medios-comunicacion-periodistas-acoso-demandas-glifosato

Monsanto ha recurrido, incluso, al acoso a periodistas.

La periodista Carey Gillam habló con Timothy Litzenburg, quien representa a varios agricultores que han demandado a Monsanto. Este abogado ha rastreado lo que llama el “proyecto de dinero oscuro” que esconde la multinacional y con lo cual busca legitimarse ante la opinión pública. Tal proyecto no implica sólo tener cómplices en algunos importantes noticieros, periódicos y medios digitales, sino incluso se vale del intento de desacreditar a los reporteros comprometidos a través del soborno, y desmovilizarlos mediante el acoso.

Según le contó Litzenburg a Gillam:

Ahora sabemos que tenían periodistas cómplices que influyeron con la propaganda de Monsanto bajo el disfraz de que era “información objetiva”. Al mismo tiempo, la compañía química trató de acumular informes para desacreditar a los periodistas que fueron lo suficientemente valientes como para hablar en contra de ellos.

Es así que Monsanto busca escribir narrativas alternas sobre su oscuro pasado y presente, para poder seguir engañando a la opinión pública mientras sigue haciendo de nuestra salud y de la naturaleza su negocio privado. No obstante, mientras periodistas valientes como Carey Gillam sigan diciendo la verdad –y mientras nosotros sigamos denunciando todos sus crímenes… es indudable que Monsanto tiene sus días contados.

 

* Imágenes: 1) Reuters; 2) Luke Runyon



Monsanto pierde otra demanda: ahora deberá pagar 81 millones de dólares

Esta es la segunda vez en poco tiempo que Monsanto pierde en la corte (y que todos en el mundo ganamos).

El miércoles 27 de marzo, Monsanto fue declarada culpable por negligencia. Por producir y comercializar RoundUp, un herbicida con químicos tóxicos, la multinacional –que fue recientemente adquirida por Bayer– deberá pagar 81 millones de dólares a Edwin Hademan, un jubilado estadounidense que usó el herbicida por más de 20 años y fue diagnosticado con cáncer.

Esta es la segunda vez que Monsanto debe pagar una cifra tan grande por producir y comercializar RoundUp. Quien ganó un juicio semejante por primera vez fue el jardinero Dewayne Johnson en agosto de 2018, por lo cual la multinacional pagó más de 200 millones de dólares.

Actualmente hay más de 11,000 demandas contra Monsanto
tan sólo en Estados Unidos.

monsanto-demanda-pierde-california-multa

La decisión y sentencia fue realizada por un jurado en California. Éste determinó como negligente el hecho de que RoundUp no cuente con advertencias sobre los riesgos de usarlo prolongadamente. La decisión fue saludada por la ONG Environmental Working Group, la cual aseguró que Monsanto sabía del riesgo del glifosato desde hace mucho y que, no obstante, ha hecho todo lo posible por ocultarlo.

 

¿Qué es RoundUp?

Todos sabemos –y seguramente pocos pueden argumentar lo contrario– que Monsanto es la peor compañía sobre la faz de la tierra. O por lo menos, es la que más daños ha provocado directamente sobre la salud global y del planeta.

Uno de los peores crímenes de Monsanto es haber insistido en el uso del glifosato, el químico presente en RoundUp, y de cuya toxicidad extrema se sabía desde hace más de 3 décadas. Sin embargo, la multinacional siguió vendiendo el herbicida, causando miles de casos de cáncer de manera directa en aquellos que lo usaban y envenenando indirectamente a quienes consumimos cultivos como la avena, en la cual se han encontrado peligrosos restos de glifosato.

Así que estas justas condenas son buenas noticias para todos nosotros y para las generaciones por venir.