186 plaguicidas altamente peligros (y prohibidos en Europa) son permitidos en México

Según la Red de Acción sobre Plaguicidas y sus Alternativas en México (RAPAM), se comercializan plaguicidas que son prohibidos en continentes como Europa.

Los pesticidas o plaguicidas mitigan las plagas, y algunas incluso, son tóxicas para los seres humanos. Pero no necesariamente son nocivos, el problema está en los elementos que los integran, muchos son altamente peligrosos, y otros de hecho, pueden ser elaborados con productos naturales.

En México según la Red de Acción sobre Plaguicidas y sus Alternativas en México (RAPAM) existen 186 plaguicidas comerciales altamente peligrosos, que contienen sustancias cancerígenas, y que han sido prohibidos en Europa, sobre todo por que las empresas productoras no presentaron los estudios necesarios para ser aprobados.

Según Fernando Bejarano, director de (RAPAM), la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), tiene autorizados, según su base de datos, aproximadamente 782 ingredientes activos usados como plaguicidas en un poco más de 5 mil 600 formulaciones comerciales, pero se desconocen los datos precisos sobre el uso de plaguicidas, su cantidad y el lugar donde se aplican

“sigue siendo una información confidencial de las empresas que lo comercializan; no hay un registro de uso de acceso público, es un derecho público no reconocido”, mencionó Bejarano para Sinembargo.

Como ejemplo, en México están autorizados 62 ingredientes activos altamente tóxicos para abejas (según la clasificación de la EPA de Estados Unidos) para uso agrícola, y algunos de ellos están prohibidos en Europa como fipronil, y el imidacloprid.

Muchos de los plaguicidas aceptados en México carecen de certidumbre sobre sus efectos en la salud y el medio ambiente. Algunos impuestos fueron aprobados sobre los plaguicidas más polémicos como un método para desincentivar su comercialización, aunque resulta paradójico que el estado acepte su riesgo,pero no los prohíba. La cultura sobre el valor de los productos orgánicos quizá pueda paliar el uso de plaguicidas, finalmente, una de nuestras principales armas como consumidores, es manejar el mercado con el poder de nuestra demanda.

Con información de Sinembargo



Mientras el Amazonas arde en llamas, Bolsonaro culpa a activistas y ONGs

El presidente de ultraderecha ironizó la gravedad de los incendios forestales llamándose a sí mismo “Nerón”.

De enero a agosto de este año, el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INIE) de Brasil detectó un aumento del 84% en los incendios forestales en el Amazonas, con respecto al mismo periodo del año anterior. Pero lo que debería levantar las alarmas para proteger el hogar de tres millones de especies, plantas y animales, se ve envuelto en la bruma política entre el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y los intereses que convergen en la mayor selva del mundo. 

Por un lado, sus políticas ambientales han sido criticadas internacionalmente desde su campaña presidencial hasta sus primeras acciones de gobierno, pues prometía “desarrollar” económicamente áreas del Amazonas que otras administraciones habían protegido mediante leyes. La resistencia de las comunidades indígenas en defensa de su territorio ha seguido los primeros meses de Bolsonaro en el poder como una sombra.

incendios-forestales-amazonas
Imagen de satélite que muestra las zonas afectadas por incendios forestales en América del Sur (INIE, Brasil)

 

Por otro lado, Bolsonaro ha desestimado la información del INIE, incluso burlándose públicamente del hecho de que los incendios forestales en la Amazonia se han duplicado desde 2013 (cuando ya era un problema grave). Incluso sugirió que organizaciones no gubernamentales podrían estar detrás del aumento de los incendios forestales, sin reconocer el papel de la deforestación y la permisividad de su administración en la tala ilegal.

“Solían llamarme ‘Capitán Motosierra’. Ahora soy Nerón, prendiendo en llamas el Amazonas”, según la agencia Reuters.

El Nerón del Amazonas

El ultraderechista Jair Bolsonaro ha recibido numerosos apodos, no precisamente halagadores: en el ejército y durante la dictadura lo llamaban “caballón”, mientras que en su campaña presidencial, varios medios se refirieron a él como “Trump tropical”. 

Ahora Bolsonaro se llamó a sí mismo “Nerón”, en referencia al último de los emperadores de los Julio, Nerón Claudio César Augusto Germánico, en el primer siglo de nuestra era. A pesar de las ambiciones comerciales de Nerón, su legado es de ejecuciones masivas de cristianos, además de la leyenda que dice que, durante el gran incendio de Roma la noche del 19 de julio del año 64, Nerón componía canciones en su lira.

neron-quo-vadis
El actor Peter Ustinov en su papel de Nerón, en “Quo Vadis”.

 

Los historiadores Suetonio y Dion Casio llegaron a afirmar que Nerón mismo había provocado el incendio que duró 5 días y redujo a cenizas cuatro de los 14 distritos de la ciudad, con el objetivo de reconstruir Roma a su gusto. Estas leyendas se propagaron por la ciudad, aún en tiempos de Nerón, por lo que el emperador comenzó a culpar a los cristianos, ofreciéndolos como chivos expiatorios en el Circo. Sin embargo, muchos historiadores han disputado y tratado de desmentir estas leyendas.

De vuelta en nuestra época, Bolsonaro dijo que los incendios se deben a “la época de la queimada”, cuando los campesinos realizan incendios controlados para limpiar la tierra. Sin embargo, existen evidencias de que las queimadas están ocurriendo en territorios de naciones indígenas, como los Pataxó de Minas Gerais. Según el relato de una testigo, “llegaron personas con botes de petróleo en la madrugada y le prendieron fuego a los lados de la selva que rodean las casas de la tribu Naô Xohâ”,

 

 

¿Cómo ayudar al Amazonas?

Algunas iniciativas para apoyar organizaciones que luchan por defender el Amazonas (además de muchas más opciones contenidas en este hilo de Twitter) llaman a utilizar servicios como el navegador Ecosia.org, el cual se compromete a plantar árboles a cambio de usar su servicio de búsqueda.

También puedes comentar el último post de TenTree (la marca que planta 10 árboles por cada prenda de ropa que les compres) en Instagram, pues por cada comentario se comprometen a donar $0.10 centavos hasta llegar a la meta de $20 mil dólares para asociaciones de respuesta a incendios forestales. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🔥 For every COMMENT on this post, WE WILL DONATE $0.10 to WILDFIRE RELIEF! 🔥 Between now and Friday, August 23rd, we need your help to donate up to $20,000 to the firefighters and communities affected by the wildfires. One comment is worth $0.10, so we need 200,000 comments to reach our goal! Together, we can use Instagram as a platform for positive change! Here’s how to help: 1. COMMENT below with a WATER EMOJI to help bring awareness! 💧 2. TAG your friends in the comments to encourage them to do the same! 3. SHARE this post to your Instagram Story to help us reach our goal of donating $20,000! Climate change has caused record-breaking heat waves worldwide. As summers get hotter, the risk of wildfires increases – did you know that over 10 MILLION ACRES of land in North America were burnt by wildfires in 2018?! Help us bring support and relief to the communities that have been affected. We will be donating half of the proceeds from this post to California Fire Foundation’s SAVE program, and half to the Canadian Red Cross. Check out our “wildfire” highlight for more details, or click the link in our bio.

Una publicación compartida de tentree (@tentree) el

Mientras tanto, a pesar de la ceguera de Bolsonaro, el humo de los incendios forestales se dejó sentir en San Pablo, a casi 3,000 kilómetros de la selva. Los meteorólogos creen que puede tratarse de humo proveniente de Paraguay, lo cual tampoco constituye una buena noticia para las selvas del cono sur.



FairBnB, una alternativa de turismo ético a favor de las comunidades

A diferencia de la famosa app AirBnB, este competidor promueve la economía circular en las ciudades donde está disponible.

Aplicaciones como Uber y AirBnB han transformado radicalmente la forma en que nos transportamos y en cómo viajamos. Sin duda son opciones de autoempleo valiosas para muchas personas, pero el impacto de estos cambios económicos en las comunidades a menudo refleja los problemas profundos de cada comunidad.

Un grupo de emprendedores italianos lanzó un programa piloto llamado FairBnb en enero de 2019, con el objetivo de proponer una alternativa ética dentro del mercado de rentas temporales para turistas. La idea se extendió a Sevilla, Barcelona y Amsterdam, y esperan convertirse en la nueva alternativa global en la industria turística.

No se trata de buenas intenciones, sino de retribuir a las comunidades por los efectos negativos del turismo, como la gentrificación y el encarecimiento de la vida para los habitantes locales. En entrevista, Emanuele Dal Carlo, uno de los fundadores de FairBnB, explica que: 

“No solo queríamos protestar o probar un punto, queríamos demostrar que es posible operar en el mercado turístico a gran escala y, al mismo tiempo, ser socialmente responsables.”

 

fairbnb-turismo-protestas
La gentrificación es un proceso gradual que encarece la vida de las comunidades en favor del mercado (imagen: protesta en Oakland contra AirBnB)

 

Hospedaje cooperativo en vez de corporativo

A partir de la idea del “couch surfing”, muchos jóvenes han viajado y se han organizado para ir más lejos, apoyándose unos a otros en el camino. La inclusión de la tecnología dio como resultado AirBnB, dentro de una industria turística obligada a reinventarse. La plataforma concentra un 20% del ingreso por hospedaje en los Estados Unidos, superando a cadenas hoteleras de larga tradición, como Hilton.

Sin embargo, las ciudades y barrios turísticos se encuentran en una dura encrucijada. Mientras algunos se benefician por la afluencia de turistas que buscan hospedaje local a menor precio que un hotel (y a menudo por más tiempo), los habitantes locales ven aumentar el costo de la vida. Existen estudios que muestran que los casos de ansiedad, depresión y dependencia a sustancias también aumentan entre los pobladores de zonas altamente gentrificadas.

Protestas masivas e instalaciones artísticas han aparecido en ciudades como Berlín y Nueva York, pero nadie quería meter las manos en el espinoso tema de la regulación estatal en los negocios de aplicaciones entre particulares, una zona gris de la legalidad. Por ello, FairBnB opera con una estricta serie de reglas:

 

fairbnb-turismo-protestas
Cuando viajes, considera el impacto que tiene tu consumo sobre la comunidad: cuando tu llegas, otros se ven forzados a irse.

 

¿Qué ofrece de nuevo FairBnB?

  1. La plataforma tiene la política de aceptar solamente una propiedad por cada propietario. Esto tiene como objetivo que un mismo propietario no saque demasiadas propiedades del mercado inmobiliario para ofrecerlas al turismo.
  2. Los usuarios que ofrezcan sus propiedades deben demostrar que pagan impuestos a sus gobiernos locales.
  3. 50% de la cuota de la plataforma se reinvierte en proyectos locales.
  4. FairBnB opera bajo el modelo de cooperativa, con topes salariales y plataformas operadas cotidianamente por sus mismos fundadores.
  5. Esta forma de retribuir directamente a las comunidades también está disponible para que las organizaciones la utilicen como plataforma de crowdsourcing para fondear proyectos comunitarios.

Esta perspectiva de negocio regula un poco mejor a quienes ofrecen sus propiedades, ¿pero qué hay de los turistas? Según Dal Carlo, FairBnB les cobra una comisión por reservación, pero les da la posibilidad de elegir a qué proyecto u organización local desean donar el 50% de dicha comisión.

Según esta idea, cada vez que alguien reserva una habitación en FairBnB, la comunidad se beneficia. Si tomamos en cuenta que en menos de 10 años AirBnB acumuló un valor de mercado de más de $2 mil millones de dólares, ¿qué hubiera pasado si la mitad de ese dinero se hubiera reinvertido en las comunidades y barrios?

La diferencia de apps como FairBnB es que colocan el servicio por encima de la ganancia, una valiosa lección de responsabilidad social que otras empresas deberían aplicar y que nosotros, como usuarios, deberíamos exigir.