Secretos naturales para balancear tus niveles de hormonas

Vivimos en un mundo que nos sobreexpone a los estrógenos y esto está vinculado a todo tipo de enfermedades (como el cáncer) y desbalances emocionales. Aquí te damos consejos para evitarlo.

Aprende sobre los distintos tipos de estrógeno

Lo primero que debes saber es que las mujeres producen tres tipos de estrógeno: la estrona (E1), el estradiol (E2) y el estriol (E3). Estos deben estar balanceados, para que las mujeres puedan estar saludables y se reduzcan los muy conocidos efectos del desbalance hormonal (mal humor, irritabilidad, melancolía, bochornos, cambios de ánimo, acné, perdida de cabello, aumento de peso y un largo etcétera). Aparte de ello, estamos expuestas a los xenoestrógenos, estrógenos que vienen de fuentes externas al cuerpo. Al vivir de manera sencilla, podemos reducir nuestra exposición a los xenoestrógenos nocivos.

Los xenoestrógenos se encuentran en la carne comercial y los productos lácteos, ya que a la mayoría de los animales les inyectan estrógenos para que produzcan más leche y para acelerar su crecimiento. La carne y los lácteos de animales alimentados con hierba (grass-fed), salvajes y de fuentes orgánicas contienen xenoestrógenos menos dañinos.

Las drogas sintéticas hormonales, así como aquellas que se administran para controlar los bochornos, y los anticonceptivos, contienen formas nocivas de estrógeno.

Tanto los plásticos como los contaminantes ambientales, los productos de cuidado personal, la radiación y la corriente eléctrica pueden provocar problemas en nuestro balance de estrógeno. Estas son algunas de las causas más tóxicas del desbalance de estrógeno. Minimiza tu exposición a todos estos productos, siguiendo estos pasos:

-Compra productos naturales para el cuidado de la piel (o mejor aún, aprende a hacerlos tú misma).

-Evita la exposición cercana a cables de poder.

-Cocina tu propio alimento en una estufa, no en un microondas.

-Utiliza productos no tóxicos para la limpieza (o aprende a hacerlos tú misma).

 

Alimentos que promueven el balance saludable de hormonas

Además de limitar tu exposición a xenoestrógenos, las decisiones dietéticas tienen un impacto enorme en reducir el desbalance hormonal.

La soya contiene fitoestrógenos, que son estrógenos que se encuentran en los vegetales pero que son parecidos a los estrógenos humanos. Estos son benéficos porque se unen a los receptores del cuerpo a los que también se unen los estrógenos nocivos. Como resultado, los fitoestrógenos eliminan a los estrógenos nocivos del cuerpo. Procura comer soya, pero tampoco te excedas, y recuerda que la mayoría de la soya es OGM (busca soya orgánica).

Algunos alimentos son ricos en químicos vegetales protectores, llamados isoflavonoides. Dos de los más poderosos son la genisteína y la daidzeína. Estos compuestos tienen muchas bondades curativas, y bloquean diversos receptores para que los estrógenos nocivos no puedan quedarse en el cuerpo.

Las mejores fuentes son: soya, frijoles, chícharos, lentejas y germinados. La mayoría de estos alimentos son accesibles y contienen muchísimos nutrientes. Aquí te decimos cómo crecer tus propios germinados durante todo el año.

Las plantas de la familia de las brasicáceas contienen compuestos químicos llamados indol. El indol reduce la producción del tipo de estrógeno que está vinculado al cáncer, los bochornos y otros problemas de salud. Además, las verduras crucíferas (como las coles) ayudan al hígado a funcionar bien, por lo que mejoran la habilidad del cuerpo para desintoxicarse y eliminar el exceso de estrógenos nocivos. Las verduras crucíferas incluyen:

-todos los tipos de col

-colirrábano

kale o col rizada

-col china

-rábanos

-nabo

-germinados de mostaza

Los flavonoides, a su vez, bloquean los sitios de recepción de estrógeno y ayudan a eliminar los estrógenos tóxicos. La mayoría de las frutas y verduras son buenas fuentes de flavonoides. Así pues, aliméntate de una gran variedad de productos locales y orgánicos. Consume alimentos crudos tanto como puedas, ya que contienen más vitaminas que los alimentos cocidos.



5 documentales para abrir la conciencia y sentirte positivamente diferente

Los documentales más edificantes y positivos en este momento. Siéntate, relájate y encuentra tu zen con estos documentales.

Desde un documental sobre los beneficios del minimalismo hasta la historia de los fotógrafos que viajan a algunos de los lugares más impresionantes de la Tierra, estos documentales comparten un objetivo en común: abrir la conciencia y sacudirte el miedo a vivir de forma distinta; desde otra perspectiva.

Given

Contada a través de los ojos de un niño de seis años, esta aventura de surf en 15 países brinda a un niño de Hawái, la oportunidad de ampliar sus horizontes y obtener una comprensión más profunda de la vida.

 

Minimalism: A Documentary about Important Things

Documental sobre las personas que rechazan el ideal de que ser dueño de las cosas trae felicidad, mostrando que menos son más. Con el objetivo de descubrir la falta de sentido del materialismo, este documental te invita a encontrar la satisfacción en la simplicidad.

Innsæi, el poder de la intuición

Pensadores de renombre discuten el concepto islandés de innsæi, que permite a los humanos conectarse a través de la empatía y la intuición. A través de la discusión de los significados múltiples del concepto antiguo, el documental profundiza en la naturaleza cambiante de nuestra visión, sentimientos e imaginación.

Footprints: The Path of Your Life

El documental sigue a 10 hombres que acceden a recorrer el Camino de Santiago, una caminata de 500 millas y 40 días que desafiará su fortaleza y convicción.

Tales by light

Fotógrafos de renombre recorren lugares remotos, capturando imágenes extraordinarias que presentan la naturaleza y la cultura bajo una nueva luz. Esta película alienta a los espectadores a salir y experimentar tanto como sea posible.



Preciosas fotografías cuentan la historia de una cultura nómada que sobrevive gracias a los renos

El fotógrafo Sardar-Afkhami dedica sus imágenes a contar la historia de culturas nómadas en peligro que mantienen un diálogo espiritual con el mundo natural.

Si los descendientes de antiguas leyendas realmente existen en la actualidad, estos son los nómadas de Mongolia. Los nómadas de Mongolia son personas aparentemente inmunes a la degeneración, que aún viven cerca de animales salvajes con sabiduría espiritual, sentido de curación y bienestar perdido por nuestras nociones de tiempo y leyes de la civilización.

Mongolia nomadas Hamid Sardar-Afkhami page12-1013-full

Así son los nómadas de Mongolia, cuya conexión espiritual con los animales se extiende más allá de la compañía de los renos y sus paisajes oníricos, sino que conviven también con lobos, águilas y osos. Los dukhas, criadores de renos en la taiga, son un pueblo indígena en desaparición.

La gente de la Taïga mongol comparte, pero no domina sus paisajes habitados por renos, osos, caballos, águilas y lobos. Crían un reno dócil y no lo matan por carne a menos que se vuelva inútil para otros fines. Los conducen a los bosques profundos y cubiertos de nieve para buscar comida y recolectar cuernos que pueden vender a las aldeas cercanas en busca de suministros básicos.

Tsataan, Dukhas o nómadas de las montañas

Originarios de Rusia, y también llamados tsataan, los dukhas están más emparentados con los lapones, los criadores de renos del círculo polar, que con los mongoles de la estepa que viven en yurtas. Son nómadas de las montañas y desplazan sus tipis en función de las migraciones en estos relieves salvajes, el único entorno favorable para sus renos, que no resisten el calor de los valles. mongolia-nomadas-hamid-sardar-afkhami 2

Entre las imágenes se hace énfasis en la caza del águila que en Mongolia es una antigua tradición. El ritual ha pasado de generación en generación, pero quedan muy pocas personas en la Tierra que aún merecen el título. Los cazadores de águilas domestican a las águilas y las usan para cazar animales más pequeños, como zorros y marmotas. No es simplemente un título para ellos, sino una forma de vida.

Afortunadamente para nosotros, el fotógrafo Hamid Sardar-Afkhami comenzó a realizar expediciones anuales al interior de Mongolia para documentar un país donde la mayoría de la población sigue siendo nómada.

Sardar-Afkhami es un erudito en lenguas mongol y tibetano, con un doctorado de Harvard. Después de vivir en el Tíbet y explorar las regiones del Himalaya durante más de una década, Hamid comparte esta serie de imágenes que reflejan la conexión ancestral entre animales humanos y animales no humanos.

mongolia-nomadas-hamid-sardar-afkhami