Remedio chino para la artritis es más efectivo que el fármaco tradicional

El Tripterygium wilfordii, coloquialmente llamado dios del trueno de la vid, es un vino utilizado en la medicina tradicional china para curar fiebre, escalofríos, edema y carbunco (antrax), entre otras.

¿Has sentido cómo tu cuerpo está muy rígido durante la mañana; te duele el tórax al respirar; sientes resecos los ojos y la boca; están entumecidos tus manos y pies; y tienes dificultad para dormir? Los síntomas antes descritos son característicos de la artritis reumatoide, la cual es una autoinmune caracterizada por la inflamación de las articulaciones, músculos y otros órganos. Las personas quienes lo sufren sienten rigidez progresiva en las muñecas, rodillas, dedos y tobillos, generando distintos grados de deformidad e incapacidad funcional.

Por lo general, son sensaciones que inician con leve dolor articular, rigidez y cansancio. En la actualidad se desconocen las causas exactas, sin embargo se sabe que puede presentarse a cualquier edad y con una mayor incidencia en mujeres de mediana edad.  De hecho, un estudio de la American College of Rheumatology, en EE.UU., afirma haber encontrado un tratamiento efectivo para aliviar los síntomas de esta enfermedad.

El estudio, publicado en Annals of the Rheumatic Diseases, se llevó a cabo a través de la observación de 207 pacientes durante 24 semanas. Los encargados de la investigación explicaron que, al comparar los efectos del remedio chino Tripterygium wilfordji Hook F (TwHF) con el metotrexato, fármaco común utilizado para esta situación, se encontró que el uso simultáneo de ambos compuestos generan resultados más efectivos.

De acuerdo con los investigadores, se dividió la población del estudio en tres grupos con el fin de evaluar el desarrollo de los síntomas. Y mientras que a uno de los tres grupos se le suministró 12.5 migramos de metotrexato a la semana, al segundo, 20 miligramos de TwHF tres veces al día,  el tercero, una combinación de ambos tratamientos. Los resultados concluyeron que el primer grupo redujo sus síntomas en un 46.6%; el segundo, 55.1%; y el tercero, 76.8%.

El Tripterygium wilfordii, coloquialmente llamado dios del trueno de la vid, es un vino utilizado en la medicina tradicional china para curar fiebre, escalofríos, edema y carbunco(antrax). Estudios recientes señalan que el consumo de este remedio ayuda en los síntomas de diversos desórdenes, como cáncer, hepatitis crónica, problemas cutáneos, nefritis crónica, espondilitis y riñón poliquístico; e incluso, se especula que sus efectos también aporten la base química de una pastilla anticonceptiva masculina.



Remedios caseros para las incómodas picaduras de mosquitos

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio.

1. Una compresa fría o hielo. Sí, lo más rápido para reducir la hinchazón y la picazón de una picadura de mosquito, es la sensación de frío. Algunos estudios han comprobado que el frío ayuda a reducir cualquier picazón relacionada con la histamina. Lee aquí el estudio. 

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio. 

3. Bicarbonato de sodio y agua. Aplica esta pasta dejándola reposar durante algunos minutos antes de lavarlo. Dado que la mezcla posee propiedades alcalinas, esto permite neutralizar el pH de la piel. 

4. Limón o jugo de limón. Gracias a los compuestos químicos del limón, ayuda a liberar la sensación de picazón. Sin embargo, no salgas al sol cuando apliques este remedio. 

5. Vinagre. El vinagre es un antibacterial natural. Coloca unas cuantas gotas en un algodón y aplícalo en las picaduras. En caso que sean muchos piquetes, utiliza unas cuantas tazas de vinagre en agua caliente y hunde la zona afectada. 

6. Aceites esenciales. El ideal es tea tree o té de árbol. Es un antiséptico natural que ayudará a la sensación de picazón. Otra opción es el aceite de lavanda, el cual ayudará a disminuir la incomodidad. 

7. Miel. Es un antibacterial natural que ayuda a limpiar las heridas. Además a desinflamar la zona.