Nueva moda: ¿yoga con caballos? (VIDEO)

La antigua práctica del yoga ha llegado a formas insospechadas en otras partes del mundo. Esta es quizá la más extraña de todas.

Seguramente los yoguis originales nunca anticiparon que su práctica se volvería tan cotizada que llegaría a incluir caballos. Pero después de tantas décadas de practicar, se esperaría que hubiera retoños (aunque estos fueran raros y controversiales como el yoga con bebés).

 

De entre las formas más extrañas que el yoga ha generado, está el yoga equino, practicado en la Escuela Argentina de Doma India. Esta escuela se estableció hace 50 años en San Luis, Argentina, y se basa en la filosofía de la domesticación no violenta de caballos, la cual, de acuerdo a ellos, puede establecer un vínculo significativo entre el equino y el hombre. La familia Scarpati, que lleva el programa, considera que los caballos son sagrados, y aplican sus conceptos de yoga en caballos salvajes, traumatizados o nerviosos.

“El método es domesticar al caballo de acuerdo a su naturaleza, evitando causar miedo y dolor, y ganando su confianza y lealtad”, apuntan en el sitio. “Este método nos da una idea clara de cómo tratar a un caballo, y cuándo y cómo enseñar lo que queremos lograr. El caballo aprende por persuasión, y, conociendo su naturaleza, su comportamiento y su psicología, podemos persuadir y enseñar un sinnúmero de ejercicios que harán al caballo un animal perfecto para cualquier disciplina”.

Aunque La Escuela Argentina de Dolma India predique el respeto y la gentileza, el yoga equino sigue causando controversia ya que nadie puede decir con certeza si los caballos se sienten cómodos y en paz al hacer posiciones de yoga. ¿Tú qué piensas?



Datos sobre los caballos que los hacen aún más admirables

Uno de los animales que por siglos ha acompañado al humano más de cerca.

Los caballos han sido parte de la historia de las civilizaciones de una manera muy estrecha. Es quizá el animal domesticado por excelencia que formaba parte de ambos tipos de tribus; las sedentarias y las nómadas.

Tienen uno de los físicos más elegantes de la naturaleza, su olor es uno inefable y exquisito, de los más especiales existentes, muy arraigado en las luchas del hombre, muchas ambiciosas, muchas nobles.

Si has convivido con un caballo habrás notado que, al montarlo, se genera una especie de ritmo entre el humano y el animal, sin el cual no puede haber una cabalgata placentera, es decir, tiene que haber un tipo de comunicación, un tipo de intercambio y ritmo entre ambos; como entre dos personas.

Han estado con nosotros desde hace 50 millones de años, y lejos de lo que muchos piensan, en realidad su origen se tiene ubicado en Norte América, luego emigraron a Asia y a Europa. Fue domesticado por los humanos hace unos seis mil años y su presencia ha sido asociada a lecciones de nobleza y elegancia.

Hoy te presentamos algunos datos interesantes sobre esta especie que los hace aún más dignos de nuestro reconocimiento:

 

Tienen los ojos más grandes de todos los mamíferos terrestres

Su campo de visión es además de casi  360 º, solo justo enfrente y de cerca, y detrás de ellos, no tienen visión. Emplean una visión monocular, que significa que usan por separado cada ojo si deciden hacerlo.

 

Su pariente más cercano es el rinoceronte

Pertenecen a los équidos que incluye a otras especies como las zebras, asnos y burros. Sin embargo, también a grupos sorprendentes de mamíferos como el rinoceronte, de acuerdo con el  American Museum of Natural History.

 

Sí, los caballos árabes tienen cualidades especiales

Estos tiene una mejor densidad ósea que otras especies, también una espalda más pequeña de vértebras lumbares. Tienen también un par de costillas más cortas y estas, en su totalidad, suelen ser más anchas. Su altura es mayor y se dice que tienen un mejor espíritu.

 

Lo que te dicen sus dientes

No es un mito. Verdaderamente puedes calcular la edad de un caballo, según el estado de sus dientes. Naturalmente, mientras más gastados, mayor edad. También, es posible darte cuenta del sexo de un caballo gracias a su dentadura. Los machos tienen 44 dientes y las hembras entre 26 y 40.

 

Solo existe una especie de caballos salvajes

A los caballos que viven libres en el campo se le dice salvajes. Pero en realidad son una especie de niños ferales, es decir, descienden de caballos que en algún momento habían sido domesticados, incluso los que son tan famosos como los caballos mesteños de América.  Los únicos ubicados como verdaderamente salvajes son los Przewalski nativos de las estepas de Mongolia.

 

Los caballos usan sus orejas también para comunicarse

Según Ashley Griffin de la Universidad de Kentucky, los caballos tienen la capacidad de mover en 180º 10 distintos músculos de las orejas, y ellas son capaces de escuchar sonidos específicos. No solo usan sus orejas para escuchar, también para comunicarse.

 

Los caballos no están sonriendo

Suele parecer que los caballos verdaderamente sonríen como un reflejo de un estado anímico positivo, pero no es así, cada vez que descubres una aparente sonrisa en realidad están haciendo una mueca para encontrar un olor específico.

[Mnn]



¿Por qué con solo 7 minutos de yoga te sentirás más feliz?

Sentirte bien no es solo una emoción pasajera; es el principio para ver tu vida en perspectiva en contraste con las emociones nocivas.

Foto: melodijolola.com 

¿Cuándo comienza una vida más placentera? quizá la respuesta es cuando comienzas a tener emociones que te hacen sentir bien. Probablemente, aparentemente tienes todo; una familia, seguridad económica, vida social activa, pero, ¿te ha pasado que no te sientes bien por más que intentas?

Sentirte mejor es la clave para comenzar a estar bien, y la serenidad, quizá, ese estar bien, sea lo más cercano a la felicidad: recordemos que tal cosa como la alegría perenne es una utopía en parte propagada fuertemente por la publicidad. Ser feliz es aprender a estar bien; es de hecho, una manera de inteligencia emocional, no el hecho de que tu vida sea perfecta.

Es curioso, porque desde el momento en que presentas emociones buenas para ti te cambia la perspectiva de la vida, es como si te pusieras otros lentes, y al experimentar emociones benévolas, entonces cambia tu mundo: un principio del bienestar.

Así, si algún día tienes un estrés que está nublando tu perspectiva de la vida y pareciera que todo en ella está mal o vacío, entonces hacer algunos ejercicios que cambien tu humor pueden darte una especie de receteo para ver la vida desde otra perspectiva, así de trascendental e importante.

La yoga en este sentido se ha convertido no solo en un acto de fe, la ciencia ha ido comprobando cada vez más sus beneficios, sorprendiendo incluso a los más escépticos. Antes de ahogarte en pensamientos y humores negativos, esta puede ayudarte a ver con claridad y perspectiva una vez más.

La especialista Dana Santas, entrevistada para CNN sostiene, con estudios como respaldo, cómo tan solo 7 minutos de yoga diarios pueden cambiar completamente tu estado de ánimo.

Aquí algunos argumentos:

Respiración

Solo 90 segundos de respiración profunda y diafragmática es capaz de poner en marcha tu sistema parasimpático, el mismo que se encarga de disminuir el cortisol, la horma del estrés. Asimismo, este corto tiempo es capaz de disminuir la presión en la sangre, y el ritmo del corazón, incrementando además la oxitocina y endorfinas, las hormonas de la felicidad.

Posturas

Solemos creer que nuestro estado de ánimo es el causante de ciertas posturas, pero también ciertas posturas son capaces de provocar algunos estados de ánimo. Algunas posturas de yoga pueden producir emociones positivas para tu psique, cambiando tu perspectiva.

Numerosas posturas de yoga en tan solo dos minutos reducen los niveles de cortisol y aumenta la testosterona.

Pasar solo 30 segundos en la pose del guerrero puede llevar a tu mente al momento presente.

Emociones positivas

Estudios han mostrado que con solo una hora de yoga se elevan los niveles de ácido γ-aminobutírico, el neurotransmisor que equilibra el sistema nervioso central.

La yoga reduce la fatiga, ansiedad y enfado, según estudios.