En México podrían prohibirse las agresivas peleas de gallos

Una iniciativa legislativa pugna por eliminar esta arraigada práctica, muy cercana al estereotipo de la charrería y la mexicanidad.

Las peleas de gallos en el mundo son celebradas desde hace más de 2,500 años. Es una práctica agudamente arraigada en la mayoría de los continentes, incluyendo por supuesto el americano, a donde llegó por la conquista española. Uno de las primeras naciones en prohibirlas, por la crueldad implícita en la práctica, fue Francia en  1850.

Países como Costa Rica, Paraguay, Argentina, Estados Unidos y casi la totalidad de Europa han abolido esta costumbre. México mantiene la tradición de las peleas de gallos en casi la totalidad de sus municipios (2,457). La mayoría de estos las incorporan como atractivo en sus fiestas anuales: en los gallos (como se llama comúnmente a las peleas), se presentan variedades musicales que  para millones de mexicanos son un imperdible evento inyectado en la cultura festiva.

gallosAunque la inconformidad social sería elevada y el apoyo legislativo (por la cultura) improbable, se ha presentado una inédita iniciativa que prohibiría la celebración de las  peleas de gallos en México. El argumento del Partido Verde Ecologista de México (ligado por cierto a escandalosos actos de corrupción y a la comercialización de la rivera maya) es la crueldad de la práctica al permitir que los gallos se lesionen con un fin recreativo. En la mayoría de las peleas de gallos en este país se insertan navajas a las patas de los animales para  acelerar los combates.

En otros países se realizan los enfrentamientos sin añadir objetos cortantes a los gallos, pero sus espolones naturales provocan que se dañen. La iniciativa de prohibición responde a una cultura de respeto a los animales que apenas comienza a crecer en México. Apenas el año pasado se logró que en Querétaro se prohibiera el uso de los animales en el circo.

Después de un marcado antropocentrismo en el tema de los derechos, toca el turno de la naturaleza, quizá tardíamente, pero nunca de sobra. Los animales comienzan a ser dignificados al menos en las prácticas culturales más cercanas. Y Aunque apenas se trate de una iniciativa, es la primera en su tipo en este país; un avance (aunque incierto) en la lucha por el respeto social a la naturaleza.



Esta iniciativa digital está plantando árboles con tus clics

Navega sin contaminar con este motor de búsqueda ecológico y, de paso, planta algunas semillas para el futuro.

Es probable que si un árbol cae en un bosque, pero no hay nadie para escucharlo, no emita ningún sonido. Eso según un experimento mental de la filosofía zen. ¿Sucede lo mismo con la deforestación? Si no somos nosotros quienes deforestamos las 13 millones de hectáreas de bosques que desaparecen al año, ¿significa que esto no produce daños irreversibles?

ecosia-motor-busqueda-ecologico-reforestar-plantar-arboles

Lamentablemente, no es así: el árbol emite ruido aunque no haya nadie para escucharlo, al igual que la desaparición de los bosques provoca daños a la biodiversidad que afectan a toda la vida en el planeta. Y nosotros, con nuestro consumismo exacerbado, somos parte del problema. Incluso una inocente búsqueda en Google contamina de maneras impensables: este servidor es responsable del 40% de emisiones del CO2 que genera el Internet en todo el mundo.

Pero existen originales iniciativas que están promoviendo el uso de las herramientas digitales para combatir problemas ambientales, como la deforestación. Una de ellas es Ecosia, un motor de búsqueda ecológico que, contrario a Google, no contamina. Pero no sólo eso: este servidor, a partir de nuestros clics y nuestras búsquedas, pretende reforestar al planeta. 

Ecosia, el motor de búsqueda ecológico, ha plantado más de 40 millones de árboles.

ecosia-motor-busqueda-ecologico-reforestar-plantar-arboles

¿Cómo reforestar mediante clics? Fácil: Ecosia dona el 80% de los ingresos que percibe por publicidad a organizaciones que se dedican a la reforestación en todo el mundo. De esta forma, Ecosia neutraliza sus propias emisiones de CO2, pero además contribuye a repoblar los territorios que la deforestación ha dejado desolados. Adicionalmente, este motor de búsqueda ecológico cuenta con un ecoalgoritmo que muestra enlaces afiliados a su causa, los cuales permiten a los usuarios donar dinero al hacer sus compras en línea.

Si tú también crees que un árbol talado emite sonido aunque no haya nadie para escucharlo caer, puedes añadir Ecosia a tu navegador con unos cuantos clics y de manera gratuita. Además lo puedes descargar como app para Android, iOS y Windows.

ecosia-motor-busqueda-ecologico-reforestar-plantar-arboles-5 copia

Si aún no estas tan seguro, sólo consulta la deforestación en tiempo real para darte una idea de cuánto daño está ocasionando. Y toma en cuenta que estamos agotando la tierra a tal grado que 75% de las áreas de cultivo ya no son fértiles. Eso, entre otras cosas, está acelerando aún más la deforestación de bosques y selvas en todo el mundo, como sucede en la Amazonia, donde la tala ha crecido más del 80% en los últimos años.

¿Convencido? Ahora puedes hacer las búsquedas que quieras sin contaminar y, de paso, plantar algunas semillas para el futuro.

Añade aquí Ecosia, el motor de busqueda ecológico, a tu navegador.



Un café en Grecia aloja a los perros callejeros cada noche

Las fotografías del sitio con los perros durmiendo, resguardados del frío, ha dado la vuelta a internet.

En Lesbos, una isla paradisiaca de la costa de Turquía, la crisis de los refugiados sirios ha sido vivida muy de cerca, y ello al parecer a detonado una mayor sensibilidad en la población. La empatía en realidad cuando se vive profundamente se diversifica hacia todos los seres vivos; la posibilidad del sufrimiento e es un asunto que despierta una aversión según sea el caso cuando esta existe realmente.

Y un caso representativo de esto se ha dado en esta isla, especialmente en un café llamado Hott Spott desde julio pasado. En redes sociales ha tomado una popularidad importante porque cuando por las noches cierra sus puertas al público, se ha convertido en el hogar de decenas de perros callejeros o extraviados que pueden protegerse del frío durmiendo plácidamente en los sillones del sitio.

La fotografía donde yacen los perros como clientes nocturnos ha dado la vuelta en redes sociales.

Los clientes no tienen problemas. Ahora este proyecto significa más.- Muchas personas vienen a tomar fotos con su teléfonos.

Los habitantes han incrementado sus niveles de solidaridad a temas humanísticos y ecológicos. La nuevas generaciones son más sensibles y bien informadas.