¿Conoces los beneficios de la chía? No lo vas a creer

Uno de los cultivos más importantes para los aztecas, consumir estas pequeñas semillas podría mejorar tu salud y, naturalmente, tu vida.

Los efectos positivos de esta semilla son casi innumerables. Cultivada desde hace muchos siglos en Centroamérica, principalmente en México y Guatemala, la chía alcanzó una popularidad global cuando en 1991, Wayne Coates comenzó a estudiar sus propiedades.

Existen muchas variedades de la chía, pero las más comunes son blancas, negras o cafés. Contienen calcio, magnesio y fósforo, así cómo grasas saludables del tipo omega-3. Los tipos de chía más saludables son los blancos o negros, si las semillas están de color rojo significa que no han madurado todavía.

Es muy fácil incluir la chía en tu dieta, y es ideal para aquellos que quieran consumir más proteína sin comer carne u otros productos animales.

Sus beneficios incluyen:

  1. Combatir la diabetes tipo 2: actualmente los científicos conducen estudios para determinar cómo la chía puede usarse para tratar la diabetes porque al consumirla los ritmos de digestión se vuelven más lentos. Además la capa gelatinosa que la chía desarrolla cuando se sumerge en un líquido controla los niveles de azúcar en la sangre.

  2. Más fibra: por cada 28 gramos de chía que consumas, esta aportará a tu dieta 11 gramos de fibra (más o menos un tercio de la cantidad recomendada por médicos para adultos).

  3. Altas cantidades de calcio: una porción de 28 gramos de chía contiene el 18% del calcio que necesitamos para tener dientes y huesos sanos. Consumirla desde una temprana edad podría prevenir la osteoporosis. Además su alta cantidades de fósforo también ayuda a mantener huesos y dientes sanos.

  4. Mucha proteína de origen vegetal: de manera similar, 28 gramos de chía contienen 4.4 gramos de proteína (10% de la cantidad requerida diariamente).

  5. Abdomen plano: ya que la chía regula los niveles de azúcar en la sangre, también puede ayudarte a control la cantidad de grasa abdominal que acumulas.

  6. Llénate más rápido: la chía contiene triptofano, un aminoácido que también se encuentra en el pavo. Este regula el apetito y el sueño, por lo tanto te mantiene más satisfecho y feliz.

  7. Un corazón más sano: de acuerdo a un estudio de la Clínica Cleveland, las semillas mejoran la presión sanguínea de diabéticos y puede que también incremente los niveles de colesterol sano mientras disminuye los niveles del colesterol dañino.

Puedes consumirla con tu cereal todas las mañanas, usarla para empanizar, echarla en agua de limón o agregarla a tus smoothies.



Este time-lapse de un frijol germinando podría ser lo más mágico de tu día (Video)

La magia de lo mundano: pocas cosas más literalmente fantásticas que contemplar una semilla germinando.

Hay algo en las cosas más sencillas, sobre todo en aquellas que emanan de la naturaleza, que nos sumerge en las profundidades de la magia y el azoro. Sí: más allá de elaborados discursos misticoides, parafernalia metafísica o intrincado ocultismo, la magia de lo mundano es quizá la vía más genuina para cultivar el asombro y recordarnos la unidad.

semilla-germinacion-frijol-planta

Tal vez por lo anterior es que resulta tan reconfortante, tan honestamente sorprendente, la simple contemplación de este time-lapse que hace desfilar ante nuestros ojos los primeros 25 días de la germinación y crecimiento de una ultraordinaria semilla de frijol. Se trata de un bálsamo visual que apela al sentido originario de la vida y a sus más exquisitas fuerzas: la plenitud, el ritmo y la transformación tiempo-cuerpo-espacio.

Regálate estos 3 minutos de pausa germinal mientras contemplas este video, producido por GPhase y musicalizado con el “Danubio azul” de Johann Strauss; luego, si así lo deseas, puedes continuar con tu vértigo mental. Pero sin importar quién seas, todos nos merecemos poder observar cómo germina una semilla de frijol. 



Los 5 superalimentos naturales que van a darle energía a tu organismo ya

Nutricionista de Harvard recomienda estos alimentos naturales para obtener más energía (y comerlos es un placer).

Dotar al cuerpo de los alimentos correctos es todo un arte. A veces comemos como si fuera una obligación rutinaria, o como si fuese sólo el momento de deleitar al paladar con lo primero que se nos cruce enfrente (alimentos chatarra repletos de azúcares o grasas nocivas) pero, en realidad, la alimentación es mucho más que eso. Y, como todo arte, hacerlo correctamente es un placer.

Porque una correcta alimentación no tiene por qué excluir el placer que es comer, ni implica tampoco que invirtamos demasiado tiempo o dinero para darle a nuestro organismo todo lo que necesita nutricionalmente. De hecho, ni siquiera tenemos que “restarle” alimentos a nuestra dieta, sino sumar aquellos que son mejores y que de paso nos harán sentir recompensados.

Esto es clave para mantener una alimentación sana sin sacrificios, según le dijo la nutricionista de Harvard, Teresa Fung, a la Harvard Health Publishing. El sentimiento de sacrificio es el que normalmente nos hace desistir de una buena dieta y nos acerca peligrosamente hacia alimentos dañinos, como los industrializados. O peor aún: nos lleva por el engañoso camino fácil de los supuestos alimentos “saludables”, cuya publicidad engañosa nos hace creer, por ejemplo, que la margarina es mejor que la mantequilla, cuando en realidad esta última es mucho más saludable. 

Por eso, Fung nos recomienda 5 superalimentos naturales que debemos comer diario o muy seguido. Y no sólo son un placer, sino que comiéndolos en su forma natural nos ahorramos toda duda sobre su efectividad. Además son superversátiles: los puedes comer en una variedad de formas que van de lo delicioso a lo sublime.

No dudes en integrarlos a tu dieta ya, y descubre tú mismo sus beneficios.

 

Moras azules 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Según Fung, las moras azules son altas en antioxidantes, vitamina C, A y fibra. Eso las hace excelentes para empezar el día (quizá el momento más importante para toda buena alimentación) porque las moras azules, además, normalizan el metabolismo. Igualmente, mejoran la memoria y son deliciosas en smoothies; ¿qué más podríamos pedir? 

 

Col de Bruselas

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables 

Estas pequeñas delicias han sufrido el desdeño de la gente, esencialmente porque hasta hace poco se pusieron “de moda”. No obstante, son tan buenas como pequeñas. De acuerdo con Fung, contienen muchas vitaminas y potasio, el cual es difícil de conseguir en otros alimentos. La col de Bruselas nos ayuda, además, a prevenir daño celular. 

 

Nueces 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Sobre las bondades de las nueces, poco se puede decir ya. La mayoría sabemos que son altas en calorías, pero que sus grasas son buenas y que en pequeñas cantidades nos aportan muchísimas proteínas y vitamina E. Además, según otros especialistas de Harvard, comerlas a diario reduce cualquier riesgo de muerte hasta en un 20%. Y son realmente un manjar que podemos usar para el desayuno o como snack, ya sean nueces, almendras, cacahuates naturales, pistaches o un mix de todos estos. 

 

Yogur natural, sin azúcar 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Lo malo del yogur es que se ha vuelto casi una golosina. Pero los hay incluso orgánicos, y sin azúcar, y son una fuente indispensable de probióticos, que nos proveen de bacterias buenas que mantienen en óptimo estado a todo el aparato digestivo. Si eres vegano, prueba con los yogures vegetales que se venden, muchos de los cuáles añaden probióticos precisamente para ser buenos sustitutos del yogur que tanto necesitamos. 

 

Salmón 

super-alimentos-energia-naturales-snacks-saludables

Este es el único alimento que Fung recomienda no comer diario, básicamente porque hacerlo no es muy bueno para el planeta, ya que la pesca industrial está ocasionando severos daños a los ecosistemas. Pero, sin duda, incluirlo en la dieta una vez a la semana es esencial, pues sus niveles de proteína y omega 3 son superiores a cualquier otro tipo de pescado. Un sustituto vegetariano para proveer al cuerpo de omega 3 es la chía, que puedes consumir en limonadas o ensaladas, y por supuesto, las nueces.