Conoce al científico mexicano que descubrió el agujero de la capa de ozono

Mario Molina estudió, desde los años setenta, el himen que permite la proliferación de la vida: la capa de ozono posibilita la fotosíntesis, el origen de la diversidad.

Hoy, el consenso sobre el calentamiento climático es un hecho. Lo que pareciera una obviedad, tomó décadas para que fuese considerado seriamente. En el descubrimiento de este dramático hecho, un mexicano jugó un esencial eslabón: Mario Molina, ganador del Premio Nobel por sus estudios sobre la capa de ozono.

Antes de Molina se desconocía que la atmósfera tuviera una capa de gases que nos protegía de los rayos ultravioleta, mucho menos se sabía de la formación de un agujero que nos expondría a los rayos del sol. Molina desde 1975, realizó una serie de estudios sobre la capa de ozono, que hoy son imprescindibles para dimensionar la importancia de este fenómeno en el aumento de enfermedades como cáncer de piel.

La capa de ozono es el filtro entre las radiaciones nocivas y las benéficas. La fotosíntesis y por lo tanto la vida en el planeta es consecuencia de la radiación ultravioleta que llega a la superficie terrestre en dimensiones justas gracias a la capa de ozono.

El calentamiento global está relacionado estrechamente con la capa de ozono. El mejor llamado cambio climático es provocado por los gases de efecto invernadero que se quedan en la atmósfera (metano, dióxido de carbono, óxido nitroso y gases fluorados) que son los responsables de la apertura en la capa de ozono. La retención de estos gases impide que los rayos ultravioletas, que de por sí entran con mayor intensidad por el agujero de la capa de ozono, no salgan de vuelta al espacio. De esta manera se está promoviendo un aumento en la temperatura mundial: se prevé que este siglo la temperatura aumente de 3 a 4 grados.

Gracias a Mario Molina se atendió un problema que será cada vez más ineludible. Mientras el mundo juzgaba de fanatismo el cambio climático, el cosmos científico ha reconocido la inminente necesidad de disminuir los gases que llegan a la atmósfera, en gran parte, gracias a los descubrimientos de este mexicano y su persistencia ante un escepticismo generalizado.



“¡La naturaleza no nos necesita, nosotros necesitamos a la naturaleza!” El apasionado discurso de Harrison Ford sobre el cambio climático

El actor dio un memorable discurso durante la Global Climate Action Summit sobre las consecuencias de seguir negando el cambio climático.

El veterano actor de Hollywood y activista medioambiental, Harrison Ford, habló hace unos días en el Global Climate Action Summit en San Francisco, California. El papel de Ford como activista y conservacionista tal vez sea menos conocido que sus roles fílmicos como Han Solo en Star Wars o como el rostro de Indiana Jones. Sin embargo, Ford es vicepresidente de Conservation Internacional, una asociación no lucrativa con el objetivo de proteger a la naturaleza.

En otras ocasiones, Ford ha utilizado su plataforma y visibilidad pública para advertir a la gente sobre el riesgo de darle poder a individuos que, como Donald Trump y sus seguidores, se consideran “escépticos” del cambio climático, y que mediante acciones y omisiones propagan la idea de que el cambio climático es una teoría de conspiración (mientras los científicos llevan un cuarto de siglo advirtiéndonos sobre sus terribles consecuencias). En este discurso, Ford no se refiere claramente a Donald Trump, pero sin duda que, si leemos entre líneas, figuras tan ominosas como él aparecen como el verdadero peligro para la supervivencia de la especie humana en el planeta.

¡Por el amor de Dios, dejen de denigrar a la ciencia! ¡Dejen de darle poder a la gente que no cree en la ciencia, o aún peor, que pretende no creer en la ciencia por su propio interés personal! Ellos saben quiénes son, nosotros sabemos quiénes son.

Todos nosotros, ricos o pobres, poderosos o indefensos, todos sufriremos los efectos del cambio climático y la destrucción de los ecosistemas. Y nos estamos enfrentando a lo que rápidamente está convirtiéndose en la mayor crisis moral de nuestra época: que aquellos con menos responsabilidad tendrán que cargar con las mayores consecuencias.

Así que nunca olviden por quién estamos peleando. Es por los pescadores de Colombia, los pescadores de Somalia, que se preguntan de dónde vendrá su próxima pesca y se preguntan por qué el gobierno no puede protegerlos. Es la madre de las Filipinas, preocupada de que la próxima gran tormenta vaya a arrebatarle a su hijo de los brazos. Es la gente de aquí mismo, en California, la gente de la Costa Este, la gente de California que está escapando de incendios sin precedentes. La gente de la Costa Este está enfrentándose a las peores tormentas registradas en la historia. Es nuestro propio país, nuestra propia comunidad, nuestras propias familias.

Les ruego, no se olviden de la naturaleza, porque hoy, la destrucción de la naturaleza es mayor que la de todas las emisiones de autos y camiones del mundo. Podemos colocar paneles solares en cada casa, podemos hacer que todos los vehículos sean eléctricos, pero mientras Sumatra siga ardiendo, habremos fallado. Mientras que las selvas del Amazonas sean cortadas y quemadas, mientras permitamos que las tierras protegidas de los pueblos originarios, de los pueblos indígenas, sigan siendo usurpadas, nuestros objetivos climáticos seguirán siendo inalcanzables, y nosotros seremos cagados fuera del tiempo.

Esta es la única verdad de fondo: si hemos de sobrevivir en este planeta, el único hogar que cualquiera de nosotros habrá de conocer, por nuestro clima, por nuestra seguridad, por nuestro futuro, necesitamos a la naturaleza, hoy más que nunca. La naturaleza no necesita a la gente, la gente necesita a la naturaleza. Así que apaguemos nuestros teléfonos celulares, vamos a subirnos las mangas y vamos a patearle el trasero a este monstruo.

Imagen principal: Global Climate Action Summit



200 artistas y científicos mandan contundente carta: el colapso del planeta será inminente si no se hace algo ya

Nosotros estamos revolucionando la conciencia cotidiana, pero los gobiernos tienen que involucrarse para evitar la sexta extinción masiva.

“Vivimos en un cataclismo global”, dice un fragmento de la carta firmada por 200 artistas y científicos reconocidos –recientemente publicada por el periódico francés Le Monde– que están consternados porque cada día nos acercamos más a la sexta extinción masiva. En ella, expresan las razones de su preocupación:

 El calentamiento global, la alarmante disminución de espacios de vida, el colapso de la biodiversidad, la contaminación de las tierras de cultivo, el agua y el aire, la rápida deforestación: todos los indicadores son alarmantes.

Contrario a las extinciones masivas que hasta ahora han acontecido en el planeta, ésta sería la única provocada por sus propios habitantes, es decir: nosotros. Pero así como hemos provocado esta situación también podemos contenerla y detenerla, creen los firmantes de la carta abierta.

Porque cada vez somos más los que hemos transformado nuestros hábitos ーen concordancia con las necesidades actuales, microcósmicas y cósmicasー, y cada vez somos más los que impulsamos e inspiramos una revolución de conciencia cotidiana. Pero eso no bastará: si los gobiernos no se involucran, el colapso será inminente.

Por eso esta amplia comunidad artística y científica realizó, de manera abierta y pública, este llamado a la acción, dirigido específicamente a los gobiernos del mundo a comprometerse.

carta-firmada-200 artistas-científicos-cambio-climatico
Patti Smith, firmante de la carta

Creemos que cualquier gobierno que no rescate lo que todavía es considerado como un objetivo primario, no merece ser tomado en serio […] cualquier acción política que no tome como prioridad la lucha contra este cataclismo… ya no tendrá credibilidad.

Esta carta está firmada por artistas que nos inspiran, entre ellos la portentosa Patti Smith, así como Juliette Binoche, Ethan Hawke y Bradley Cooper, entre otros. Pero no sólo eso: son personas comprometidas e informadas que saben que tenemos que ponernos en acción contra la acechante y muy próxima catástrofe.

Mediante un análisis concienzudo, elaborado con ayuda de científicos firmantes de la carta, como el matemático Mikhaïl Gromov y el físico Carlo Rovelli, esta comunidad hace este llamado que debe resonar y promover un eco de cambio, antes de que sea demasiado tarde.

Proponemos opciones para políticas -libres de presión- y medidas potencialmente impopulares que podrían funcionar. Es una cuestión de supervivencia. No puede, en esencia, ser considerada como algo secundario. Muchas otras luchas también son legítimas. Pero si esta se pierde, ninguna otra podrá continuar.

No hay lugar para el escepticismo: urgen cambios, no sólo nuestros, sino de ellos (de los gobiernos), como los que esta carta firmada por 200 artistas y científicos llama a realizar.

En México, por ejemplo, creemos que necesitamos un gobierno que vea en cada mexicano a un guardián de la naturaleza, y que incentive cambios paradigmáticos para hacer de este un país sustentable.

Y tú, ¿qué crees que deberían hacer los gobernantes de tu país para evitar el colapso medioambiental?