El mes de febrero, la cadena de restaurantes Subway se enteró de que a sus clientes no les gusta comer un químico que se encuentra en los mats de yoga, las suelas de zapatos y la piel sintética. La cadena ahora planea retirar el ingrediente, llamado azodicarbonamida, o ADA,  de su pan.

Este ingrediente se utiliza como un “acondicionador de masa” que permite una mayor producción de esta y hace que el producto final sea más “esponjoso” y firme. Pero mientras Subway, después de una ruidosa difamación, decidió retirar el químico de su empresa, más de 450 empresas la siguen utilizando en su pan; entre ellas Starbucks, Wendy’s, McDonalds, Arbys, Burger King y Dunkin Donuts (puedes ver la lista completa aquí).

Los peligros de consumir este químico están vinculados con problemas respiratorios, alergias y asma, según el World Health Organization. Pero la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aún sigue aprobando su uso comestible, siempre y cuando no exceda el 0.0045 por ciento del peso de la harina usada.

La buena noticia es que, después de la miríada de notas y artículos escritos al respecto y difundidos en redes sociales, y de una exitosa recolección de firmas, el Senador estadounidense Charles Schumer (NY) pidió a la FDA prohibir por completo el azodicarbonamida. Veremos cómo evoluciona el retiro de este químico de productos que no sólo se consumen en EU sino en todo el mundo.