La nueva guía alimenticia de Brasil da prioridad a los ciudadanos sobre las corporaciones

“Guía para alimentar a la población brasileña” es un documento magnífico y, además, promueve el disfrute y bienestar de comer fresco y sano.

Brasil acaba de hacer un movimiento importantísimo y admirable en el tema de la alimentación de sus ciudadanos. Publicó una guía que aconseja qué tipos de alimentos se deben comer más y cuáles deben ser evitados. Hace hincapié en el bienestar general que genera una dieta sana y sugiere maneras fáciles, sensatas y positivas en que los brasileños pueden alimentarse mejor. Les pide “ser críticos” con la publicidad de alimentos y no consumir comida procesada.

Es una lista realmente refrescante. Quizá lo más notable de ella es que enfatiza en la “comida lenta” (opuesta a la comida rápida) y promueve el disfrute de la cocina y el buen comer. El documento completo puede ser revisado aquí en portugués.

  • Prepara comidas con alimentos frescos.
  • Utiliza aceites, grasas, azúcar y sal con moderación.
  • Limita tu consumo de productos y bebidas listos para consumirse.
  • Haz comidas regulares y presta atención a lo que comes. No comas botanas o hagas muchas cosas mientras comes.
  • Come en ambientes apropiados. Evita establecimientos de “todo lo que puedas comer”.
  • Come en compañía cuando sea posible.
  • Compra comida en lugares que ofrezcan variedades de alimentos frescos. Evita aquellos que sólo vendan productos listos para consumir.
  • Siempre da preferencia a productos locales y de temporada.
  • Desarrolla, practica, comparte y disfruta tus habilidades para preparar alimentos y cocinar.
  • Planea de ante mano para dar espacio a la preparación y el consumo de tus alimentos.
  • Se crítico con la publicidad de productos alimenticios.
  • Cuando comas fuera, escoge restaurantes que sirvan platos frescos. Evita las cadenas de comida rápida.

El documento completo de la guía explica exactamente qué alimentos se deben comer más y cuáles se deben evitar lo más posible; por ejemplo, más granos enteros, raíces, vegetales, frutas, huevos, carne y agua, contra alimentos enlatados, mermeladas y frutas azucaradas, carnes frías, pan dulce, comida instantánea o congelada, bebidas energetizantes y refrescos.

Sería muy interesante que todos los países publicaran un documento con estas bases, planeado y redactado por personas competentes en el tema de la salud.



Comer pocos alimentos saludables es más peligroso que comer insalubre (nuevo reporte)

Y México es prueba de ello… ¡Mira!

Al momento de alimentarnos, es muy difícil medir las consecuencias de nuestros actos. Y es que a veces lo único que queremos es comer sabroso, y no pensamos en el impacto que puede tener sobre nuestro organismo aquello que estamos a punto de llevarnos a la boca.

Pero lo peor no radica en comer alimentos insalubres,
sino en no comer los suficientes alimentos sanos.

que alimentos son mejores peores alimentacion-balanceada-dietas

Un estudio publicado en la revista médica The Lancet, considerado “el más grande que se ha hecho jamás” respecto a las consecuencias de la dieta sobre la salud, analizó lo que ocurre cuando faltan los elementos nutricionales que todos los expertos consideran clave –y que están presentes en las mejores dietas–, o cuando sobran aquellos que son más nocivos. Para ello se usó información recolectada desde hace 27 años –de 1990 a 2017– en 195 países.

Los investigadores analizaron dietas deficientes en:

  • Frutas
  • Verduras
  • Nueces y semillas
  • Leche
  • Fibra
  • Calcio
  • Grasas buenas de pescado
  • Grasas polinsaturadas

Y dietas altas en:

  • Carne roja
  • Carne procesada
  • Azúcar y bebidas azucaradas
  • Grasas trans
  • Sodio

Cotejando la información recolectada, los investigadores concluyeron categóricamente que un déficit de alimentos saludables afecta la salud más profundamente que una gran cantidad de alimentos insalubres. Es decir, no hay nada peor que una alimentación desbalanceada. Asimismo, encontraron que los países con dietas tipo mediterránea tenían también a los individuos más saludables.

Y es que, aunque todas las tradiciones culinarias tengan sus propios “pecados nutricionales” –por ejemplo, la mediterránea puede admitir todo tipo de repostería alta en grasas y azúcares–, lo cierto es que también rebosan de frutas, verduras, semillas y grasas buenas, entre otros elementos imprescindibles.

 

¿Qué países tienen menos muertes relacionadas a la dieta?

Israel fue el país con menos muertes relacionadas a la dieta, seguido de Francia, España, Japón y Andorra.

La sorpresa: México

que alimentos son mejores peores alimentacion-balanceada-dietas

México ocupó el lugar número 11 entre los países con menos muertes relacionadas a la dieta, aunque resultó muy alto en el nivel de ingesta de azúcar y bebidas azucaradas. ¿Por qué?

Los investigadores creen que esto tiene que ver con otros elementos presentes en la dieta mexicana, como la milenaria y sanísima tortilla, que no por nada es parte de la dieta de los astronautas de la NASA. Aunque evidentemente existen muchos otros elementos de esta dieta que son auténticos superalimentos, como el aguacate, el chile y el amaranto.

 

¿Y qué países tienen más muertes relacionadas a la dieta?

Quizá por su ubicación geográfica y compleja situación social, algunos países de Oriente tuvieron los peores resultados. Uzbekistán fue el país con más muertes relacionadas a la dieta, seguido de Afganistán. Aunque les siguieron las Islas Marshall, Papúa Nueva Guinea y Vanuatu, los tres en Oceanía.

Eso sí: ningún país consume todos los elementos de una dieta perfecta.

Así que, al parecer, alimentarse bien no se trata de practicar una especie de ascetismo nutricional. Más bien, consiste en un delicado equilibrio que admite una que otra contradicción –una suerte de dialéctica alimenticia–, y que no sólo está en lo que comemos, sino también en cómo lo hacemos.

 

* Imágenes: 1) Alex Webb; 2) How to Start an LLC; 3) CC



Ir contra lo establecido llevó a este hombre a crear un bosque con 50,000 árboles

Antonio Vicente plantó, uno por uno, cada uno de los especímenes que hoy forman este bosque lluvioso tropical de cerca de 50,000 árboles en Brasil.

Mientras todos estaban emocionados por empezar un negocio agrícola, ¿a quién se le ocurriría desafiar esa certeza, ahorrar para comprar 30 hectáreas, dedicarse a plantar árboles y alimentarse con emparedados de plátano?

A Antonio Vicente.

Cuando empecé a plantar, la gente me decía: No vas a poder comer las semillas porque la planta tarda 20 años en dar frutos.

Cuenta Vicente, en UNA entrevista para la BBC.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063297_antoniovicentefirsttreeplantedgibbyzobel
BBC

En 1973, cuando tenía 40 años, Vicente compró un terreno a 200 kilómetros de Sao Paulo, Brasil, y no tenía ni un solo árbol.

Mientras todos sus vecinos despejaban la tierra para cultivar (el gobierno militar ofrecía facilidades de crédito para invertir en tecnología agrícola), él hacía todo lo contrario. Su idea era exactamente la opuesta.

Hoy su terreno tiene cerca de 50,000 árboles y consiguió crear un bosque lluvioso tropical que sirve como hogar para tucanes, todo tipo de aves, roedores, ardilllas, zarigüeyas y hasta jabalíes.

En un momento terminé viviendo bajo un árbol porque no podía pagar la renta. Me bañaba en el río y viví abajo del árbol rodeado de zorros y ratas. Juntando muchas hojas me hice una cama y dormía allí, pero nunca tuve hambre. Comía sándwiches de banana de desayuno, almuerzo y cena.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96058532_antoniovicentegibbyzobel
BBC

Criado en una familia de campesinos, Vicente veía con preocupación cómo la expansión de los campos destruía los bosques y la flora y fauna local, y cómo la falta de árboles afectaba los recursos hídricos.

Yo pensé: el agua es valiosa, nadie fabrica agua y la población no deja de crecer. ¿Qué va a pasar? Nos quedaremos sin agua.

Gracias a su idea han regresado los cursos de agua; cuando compró el terreno sólo había una fuente, y actualmente hay alrededor de 20.

Video 360: entra en la selva que creó Antonio Vicente

Cuando tenía 14 años, Vicente se mudó a la ciudad, donde trabajó como herrero. Con lo que reunió pudo comprar 30 hectáreas en una región de montañas bajas, cerca de San Francisco Xavier, una localidad de aproximadamente 5,000 habitantes.

 

Antonio Vicente o la ventaja de ir en contra de la corriente

Vicente iba en contra de su tiempo y de lo que sucedía alrededor. Lo que aparentaba ser la mejor opción (invertir en agricultura), para él no resultaba lógica.

Y en efecto, durante los últimos 30 años en que reforestó su terreno, cerca de 18,300 hectáreas de bosque atlántico en Sao Paulo fueron deforestadas para dar lugar a la agricultura.

Según la Fundación Bosque Atlántico SOS y el Instituto Nacional de Brasil para la Investigación Espacial (INPE), el Bosque Atlántico cubría originalmente 69% del estado de Sao Paulo. Hoy en día, sólo queda el 14%.

antonio-vicente-bosque-tropical-sao-paulo _96063302_hi002750869
BBC

Y lamentablemente, el problema sigue avanzando. Entre agosto del 2015 y julio del 2016, por ejemplo, se destruyeron 8,000 hectáreas de selva.

Esto representa un 29% más que el año anterior y el nivel más elevado desde el 2008, según el INPE.

Habrá que empezar a ahorrar y aprender a hacer emparedados de plátano.