La deforestación en tiempo real: un mapa que protege los bosques del mundo

Global Forest Watch es un sitio web que rastrea la deforestación del planeta en tiempo real, un esfuerzo activista que combina tecnología de punta con ecología para proteger las zonas más vulnerables del planeta.

Muchas veces, cuando los gobiernos se percatan de la deforestación a causa de la tala ilegal es demasiado tarde, el bosque en esa zona ya no existe. Por esta razón el World Resources Institute (WRI) creó un sitio web que rastrea —en tiempo real— la deforestación del planeta, con la esperanza de poder trabajar con gobiernos para prevenirla. Así Global Forest Watch (GFW) se ha convertido en la más relevante herramienta para los eco-activistas del mundo, permitiéndoles saber exactamente qué bosques peligran. El sitio web fue lanzado el 20 de febrero de 2014.

El concepto del que parte GFW, es un mapa publicado el año pasado por Matt Hansen, un geógrafo de la Universidad de Maryland, quién creó el primer mapa Landsat de la deforestación global el año pasado. Después de ver el mapa el WRI y Google (con otros 40 socios) decidieron unirse al esfuerzo de Matt para crear un mapa interactivo y comprensible al alcance de todas las personas. El video resume su esfuerzo:

Andrew Steer, CEO del World Resources Institute explica: “Los trabajos, alimentos, y agua limpia de más de medio billón de personas dependen de [los bosques]. Más de la mitad de toda la diversidad terrestre habita en ellos”.

El sitio web también funciona como un suerte de red social ya que permite que los usuarios suban información, compartan historias y avisen a otros sobre actividades que podrían llevar a la deforestación —o al contrario, sobre esfuerzos de conservación.

En los últimos 13 años, cada minuto se han talado zonas boscosas que equivalen a 50 canchas de fútbol —una cifra que sin duda a la mayoría de las personas les costará visualizar. Afortunadamente, este mapa interactivo nos permite ver exactamente qué zonas peligran y advierte a los gobiernos y activistas cuando deben actuar.

También en Ecoosfera: Video muestra cómo la minería ilegal está devastando la Amazonia



Entérate del desastre ecológico que se avecina en el Congo por la explotación de petróleo

2 de los parques de vida silvestre más biodiversos de la Tierra están ahora abiertos a la extracción de petróleo.

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) ha decidido abrir parte de los parques nacionales Virunga y Salonga a la explotación de petróleo.

Ambos parques son hogar de los gorilas de montaña, los chimpancés, los elefantes de los bosques africanos y otras especies raras, y pronto podrían dar la bienvenida a algunos visitantes nuevos: las compañías petroleras. Según informa Reuters, los dos sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO ahora serán abiertos para exploración y perforación petrolera.

La República Democrática del Congo ha estado sujeta a una creciente cantidad de inestabilidad y conflicto en las últimas décadas, pues hay compañías petroleras, gobiernos, grupos de milicias, cazadores furtivos y ambientalistas que tienen vastos intereses en la región.

congo-explotacion-petroleo-parque-virunga-salonga

Como resultado de la matanza de al menos 12 guardabosques en contra de la caza furtiva este año, el Parque Nacional Virunga tomó recientemente la decisión de prohibir la entrada a todos los visitantes y turistas hasta al menos el 2019.

La última vez que las compañías petroleras amenazaron con explotar esta parte de la cuenca del Congo, especialmente Virunga, se encontraron con la oposición masiva de activistas ambientales.

Sin embargo, el gobierno de la República Democrática del Congo ha defendido sistemáticamente su derecho a autorizar la perforación de petróleo y gas en cualquier parte del país y ha mantenido que están conscientes de que deben proteger la biodiversidad de su país.

congo-explotacion-petroleo-parque-virunga-salonga 2

El Parque Nacional Virunga

Es del tamaño de un país pequeño (tiene más de 7,800 kilómetros cuadrados) y su territorio abarca ricos bosques, sabanas, pantanos, costas de lagos, llanuras de lava, volcanes activos y montañas glaciares. Se reconoce como uno de los lugares más ecológicos de la Tierra.

Es el hogar de una cuarta parte de los gorilas de montaña en peligro de extinción en todo el mundo, junto con otras dos especies de grandes simios, el gorila de Grauer de las tierras bajas orientales y los chimpancés. Allí también habita una variedad de otras especies raras, como el okapi, el búfalo africano, los leones de África Central y el pavo real del Congo.

congo-explotacion-petroleo-parque-virunga-salonga 1

El Parque Nacional Salonga

El más grande de África, y el segundo más grande del mundo. Una reserva de selva tropical que es el hogar de una variedad igualmente deslumbrante en términos ambientales y de especies animales, sobre todo el bonobo y el cocodrilo de hocico delgado africano.



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.