Diez datos que desconocías de la vida sexual de las aves y abejas

¿Sabías que la mayoría de los pájaros machos no tienen pene? Descubre otros datos de las aves y de las abejas que te sorprenderán.

El sexo, además de ser necesaria para la existencia de las especies, es una actividad que libera numerosos beneficios físicos, mentales y hasta emocionales. A pesar de las críticas morales, los científicos han investigado acerca de esta práctica tanto en animales, plantas y humanos. Los resultados han sido variados e, incluso, sorprendentes.

Si contáramos los datos curiosos que cada uno sabe respecto al proceso de reproducción, jamás terminaríamos. Por lo que, para añadirle un poco de conocimiento a esa lista, les compartimos diez hechos de la vida sexual de las aves y de las abejas.

De las aves:

La mayoría de los machos no tienen penes. Cerca del 97% de las especies no desarrollan esa parte del aparato reproductor. De acuerdo con un estudio, este fenómeno se debe a la célula llamada “apoptosis” (o “muerte celular programada”). ¿La razón? Se cree que las hembras prefieren la ausencia del pene, ya que de ese modo “[los machos] son menos capaces de acercarse a las hembras, dejándoles la opción de escoger la mejor opción para reproducirse.”

Magnificent Frigate Birds (Fregata magnificens)

Las aves se excitan con un “beso cloacal”. Es el método que utilizan las aves para reproducirse, donde ambos animales implicados rozan sus respectivas cloacas (orificio final del tracto digestivo). Realmente el proceso es breve.

Cloacal Kiss

Los machos hacen un espectáculo para atraer a las hembras. Pueden alardear su plumaje brilloso y colorido, hinchar su pecho o hacer sonidos predominantes; los machos sólo intentan seducir a su futura pareja sexual. Les compartimos el video de Cornell’s Birds-of-Paradise Project, que evidencia este hecho:

Los patos tienen penes en forma de sacacorchos. Sorprendentemente, esta forma se adapta a la estructura vaginal de las hembras. Según estudios científicos, esto se ayuda a prevenir la implantación de espermatozoides cuando el sexo no es consensuado.

patos21

Algunas hembras practican el poliamor. Aunque el 90% de las aves tienden a ser monógamas, existen hembras que optan por ser polígamas (tienen más de dos parejas sexuales).

female birds

Los pingüinos tienen un largo periodo de incubación. Las hembras incuban un huevo durante el invierno de la Antártica (mayo o junio), después van a patinar para buscar comida; por mientras, los machos, sin haber comido, incuban los huevos con sus pies, durante 65 a 75 días. De modo que, cuando las madres regresan, regurgitan la comida que colectaron a lo largo de su ausencia y así alimentar a sus crías.

baby-penguin

De las abejas:

Las jóvenes abejas reinas hacen un vuelo de apareamiento, cuando los zánganos están al final de sus vidas. Cuando las abejas están iniciando su proceso de reproducción, una semana salen de la colmena para aparearse con una docena de zánganos; los cuales clavan su endofalo en la reina. Entonces, el macho comete un “suicidio sexual”, ya que muere una vez que inseminó a la hembra.

Los zánganos no tienen padres. Hay tres tipos de abejas: la reina, las abejas obreras (quienes son hembras) y los zánganos (los cuales son un pequeño porcentaje de la colmena). Hay ocasiones en que la abeja reina pone huevos sin fertilizar, por lo que no tienen padres.

drone bees

El regicidio es un hecho en la vida de las abejas. Cuando la fertilidad de la abeja reina empieza a fallar, las abejas obreras matan a la reina en una formación en bola.

slide_342772_3552303_free

Este es el pene de los zánganos.

slide_342772_3552453_free



Cuidar y observar aves: un arte que puedes empezar ahora

Un ejercicio para reconectar con nuestra empatía y conciencia: cuidar y contemplar pájaros.

Contemplar el plumaje multicolor de las aves y escuchar sus cantos es de lo más acogedor que podemos extraer, con los sentidos, de la realidad cotidiana. Pero las aves no son sólo un accesorio, hecho como por capricho de la naturaleza para adornar sus ecosistemas; en realidad, son seres vitales para el equilibrio del medioambiente.

En su libro How to attract, house and feed birds, Walter Schutz subraya el papel de los pájaros en nuestro planeta, algo que todo amante de los pájaros con conciencia ecologista debe saber.

Sin los pájaros, los ciclos de la agricultura presentarían aún mayores dificultades en lo referente a las plagas, pues los pájaros se alimentan de insectos que, de otra forma, invadirían los cultivos. Y sin ellos, la naturaleza perdería el equilibrio de la cadena alimenticia, que brinda a su vez un control respecto al número de animales que habitan en cada ecosistema.

como-cuidar-observar-pajaros-aves casa-medio-ambiente

Lamentablemente, hoy en día los cielos se están quedando vacíos: la población de aves ha disminuido dramáticamente desde hace algunas décadas, debido a deforestación, la contaminación, la caza y la interrupción de las rutas migratorias.

En el mundo hay ya un total de 1,200 especies de aves amenazadas que necesitan de esfuerzos inmediatos para su conservación, mientras que, desafortunadamente, en la lista de animales en peligro de extinción en México podemos encontrar a la guacamaya verde, al quetzal y a varias especies de colibrí. ¿Qué se puede hacer al respecto?

 

Hacks para observar pájaros con ecoconciencia

como-cuidar-observar-pajaros-aves casa-medio-ambiente

Schutz propone que hagamos del cuidado de los pájaros algo más que un pasatiempo, y lo fusionemos con otras acciones de conciencia ecológica. Entre otras cosas, debemos preocuparnos por el estado de nuestro entorno inmediato: asegurarnos de que haya parques adecuados, saber si las áreas naturales están protegidas y si hay grupos de conservación o clubes con los que podamos trabajar.

En nuestro hogar podemos construir comederos y bebederos para aves, que además de hacer el entorno más amigable para ellas las acercará a nuestro hogar para que podamos empezar a observarlas. Para ello es importante acondicionar bien el jardín o el patio para atraer a los pájaros, lo que en realidad no es tan difícil, pues estos nobles seres no son tan exigentes: bastará con que logres replicar un hábitat placentero para ellos.

como-cuidar-observar-pajaros-aves casa-medio-ambiente

Para observar a los pájaros debemos empezar por conseguir algo de equipo básico (con unos buenos binoculares y una libreta bastará). También puedes descargar algunas útiles apps que te ayudarán a identificar distintos pájaros.

Esto puede ayudar a generar cartografías digitales sobre los pájaros de tu ciudad: qué especies la habitan o si algo está perturbando su equilibrio (por ejemplo, los grandes edificios donde miles de aves se estrellan cada año). Así podrás saber cuáles son sus necesidades y qué acciones se deben tomar al respecto.

Incluso puedes llevarlo un paso más allá y salir a entornos naturales cercanos donde puedas monitorear cómo se encuentran ahí las aves, para activar cambios también en estas zonas. Por todo esto es que Schutz advierte que la observación de pájaros puede convertirse en más que un pasatiempo y volverse una decidida acción ecoconsiente, que ayude a las aves –y a nosotros mismos– a sobrevivir.

Así que no lo pienses mucho y dedica un poco de tu tiempo a esta noble labor, que podría hacer la diferencia entre cielos vacíos o cielos repletos de aves surcándolos.



Las colonias de abejas toman decisiones como un cerebro humano

Un estudio publicado en ‘Scientific Reports’ ha dado a conocer este hecho, que podría impactar incluso en el desarrollo de inteligencia artificial.

Las abejas son seres colectivos que desde hace mucho nos fascinan, casi tanto como nos desconciertan por su enigmático comportamiento. No sólo son grandes arquitectas, vitales para nuestro entorno; además son de los pocos seres vivos que crean sociedades, como los seres humanos.

Pero a diferencia de nuestras sociedades, los llamados superorganismos de las abejas no son previamente pensados por ellas, sino que se conforman a partir del instinto de las propias abejas y de su “programación”. No obstante, un estudio realizado recientemente por la Universidad de Sheffield del Reino Unido comprobó que las colonias de abejas actúan de manera similar al cerebro humano, estando sincronizadas de tal manera que toman decisiones como un ser humano lo haría a nivel intuitivo. 

Las abejas, en ese superorganismo que es su sociedad, tienen un papel como el de las neuronas en nuestra materia gris

colonias-abejas-decisiones-cerebro-humano-estudio

Sorprendentemente, este estudio no fue hecho bajo métodos de la neurociencia, sino de la psicofísica, una rama de estudio que precisamente ha sido delegada por la neurociencia, pero que ha resultado útil para saber más de los superorganismos del reino animal.

La psicofísica se encarga del estudio de los estímulos y cómo éstos funcionan en el cerebro humano. Sus leyes nunca habían sido aplicadas al estudio de superorganismos, pero el director de dicha investigación, Andreagiovanni Reina, pensó que la psicofísica era ideal para aproximarse a cómo funciona la colectividad de las abejas; algo que la neurociencia no podría hacer, pues las abejas no son realmente neuronas, ni sus colonias son cerebros. Pero, como Reina le contó a Newsweek:

Recientemente, numerosos estudios ya habían mostrado que una gran cantidad de organismos con diversos grados de complejidad también obedecen estas leyes [de la psicofísica].

Esto es así porque las leyes de la psicofísica aplican a todo el cerebro, y no sólo a las neuronas, lo que la hace un mejor método que la neurociencia para estas aproximaciones. La diferencia radica en el método: la psicofísica se basa en la observación y en la comparación, y no en sofisticados estudios con base en la tecnología, como los de la neurociencia, con los que se busca estudiar las funciones del cerebro.

Por ello, con la psicofísica se pudo observar que las colonias de abejas, al tomar decisiones, actúan bajo las mismas leyes que el cerebro, que son:

Ley de Piéron

Los seres humanos hacen decisiones más rápidamente cuando tienen información de alta calidad. De esta forma se elige entre algo que parece mejor y algo potencialmente peor, de lo que no se tiene mucha información.

Ley de Hick-Hyman

Mientras más opciones se tienen, más difícil es tomar una decisión.

Ley de Weber

Mientras menos distinción haya entre la calidad de dos opciones, más difícil es tomar una decisión.

 

¿Por qué el comportamiento de las abejas podría aplicarse al desarrollo de inteligencia artificial?

Así como las neuronas, las abejas son estimuladas por diversos factores de su entorno. Algunas de ellas están encargadas de salir a investigar las condiciones de su medio, para saber dónde se construirá su panal. Después regresan a la colonia para comunicar la información que han recopilado, lo que es procesado a su vez por toda la colonia. Esto fue estudiado por los investigadores en colonias de abejas europeas que estaban decidiendo dónde construir su panal y que, como observaron los científicos, actuaban conforme a las leyes de la psicofísica.

colonias-abejas-decisiones-cerebro-humano-estudio

Con estos descubrimientos, Reina, quien labora como investigador en robótica colectiva, espera poder avanzar en la comprensión del cerebro y su funcionamiento, lo que podría servir no sólo en estudios biológicos o psicológicos, sino incluso para ser aplicado en el desarrollo de inteligencia artificial. Sólo esperamos que estos avances no sean usados para hacer abejas droides, como las de Monsanto, con las que se pretende suplantar a las abejas que se están extinguiendo en gran medida por su culpa.

Que las abejas sean seres tan sofisticados como para enseñarnos sobre el cerebro humano es una muestra más de que, si la naturaleza tiene límites, estamos todavía muy lejos de comprenderlos.

 

*Imágenes: 1) Flickr Andria; 2) pngtree; 3) Flickr Vipin Baliga