Secretos de la jardinería urbana

Los jardines de alimentos no necesariamente necesitan mucho espacio. Un patio, un balcón o incluso una ventana son lugares ideales para tener uno de estos.

Hacer jardinería es una actividad inmensamente recompensante. Con solo dedicarle algunas horas a la semana algunos minutos al día tu vida se vuelve realmente más alegre y tranquila. A muchas personas les encantaría cultivar, pero tienen muy poco espacio para un jardín tradicional. Las buenas noticias es que eso no significa que no lo puedas hacer. Solo tienes que ser creativo.

Existen muchas opciones para personas con poco espacio. Jardines en cajas de madera, jardines junto a ventanas, jardines en azoteas, balcones o patios. Estos consejos te ayudarán a planear tu pequeño huerto. Instrucciones de cómo crecer cualquier alimento, flor o planta, se encuentran en este sitio y en todas partes dentro de la Red.

1. Se realista.

Utiliza el espacio inteligentemente y antes de comenzar, considera lo siguiente:

-Sal (a tu balcón, patio o jardín) y mide tu espacio físicamente.

-Presta atención a la cantidad de sol que ese espacio recibe.

2. Determina de dónde vendrá el agua con la que vas a regar.

Esto puede parecer irrelevante, pero es de hecho muy importante. ¿Tendrás acceso a una manguera? ¿Necesitarás cargar el agua en cubetas? Cargar el agua muy lejos puede convertirse en una molestia, y tu jardín sufrirá las consecuencias cuando haya pasado algún tiempo y ya no estes tan inspirado. Es bueno tener un plan antes de plantar.

3. Escoge tu estilo y decide qué quieres crecer.

¿Cuál es el propósito de tu jardín? ¿Quieres crecer flores, hierbas o alimento, o crecer un poco de todo? Ten en mente tus prioridades y luego organiza el espacio de acuerdo a ellas. Asegúrate de que las plantas que creces se van a dar en tu espacio. Si son amantes del sol, necesitarán mucho sol. Si pueden vivir con poca luz, considera crecerlas dentro de tu casa, junto a una ventana, para ahorrar ese espacio en tu exterior.

4. Recuerda que los jardineros urbanos no sólo crecen tomates y zanahorias, hay un mundo de vegetales que puedes crecer.

Hemos visto huertos urbanos con coliflores, frijoles, betabeles, pepinos, fresas, zarzamoras, etcétera. Puedes incluso crecer limones y aguacates si sabes cómo hacerlo. Lo más importante es combinar bulbos con trepadoras para aprovechar todo el espacio que tienes. Se creativo. La prueba y error es la base de la jardinería. Con el tiempo verás qué es lo que le gusta a cada una de las plantas y podrás aprovechar mejor cada centímetro de espacio.

5. Crece hacia arriba.

Recuerda que si tienes poco espacio la mejor manera de cultivar vegetales y flores es hacia arriba.Las enredaderas pueden crecer sobre una estructura simple, a los lados o por encima de las demás plantas. En un jardín vertical, además, es más fácil cosechar ya que no tienes que agacharte para hacerlo. Puedes usar cajas de madera, una sobre otra, rejas o contenedores de cualquier tipo.

 5. No intententes crecer todo la primera vez. Comienza con pocas cosas que puedas manejar y a partir de eso ve creciendo, poco a poco. Lo importante es disfrutar.



¿Cómo hacer tu propio huerto urbano?

Una guía definitiva con materiales y algunos hacks que te ayudarán a dejar de postergar esta importante tarea.

Acertadamente, la palabra cultivar tiene la misma raíz etimológica que cultura y, unida a la palabra en latín hortus (huerto), nos da un aproximado de lo que es textualmente la horticultura, una práctica milenaria que se ha popularizado en las ciudades de forma creativa e ingeniosa, dando lugar a los huertos urbanos. A grandes rasgos, la horticultura es, literalmente, un arte. 

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

De ahí que decidirnos a hacer nuestro propio huerto urbano sea un acto procreativo, a partir del cual estamos generando una nueva cultura autosustentable y sin duda más resiliente. Los beneficios de tener un huerto en casa son muchos; no sólo nos provee de una dieta más sana y más orgánica, libre de agroquímicos y sustancias tóxicas, sino que puede fungir como una terapia para equilibrar nuestro ritmo de vida y aprender a disfrutar de los instantes con la naturaleza.  

Además es mucho más sencillo de lo que suele pensarse. En breve, te compartimos una guía completa sobre cómo realizar fácilmente un huerto urbano, verás que en muy poco tiempo tu casa o departamento crecerá fácilmente alimentos:

Primero, elige un lugar

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

Lo mejor es una zona iluminada orientada hacia el sur, donde tus cultivos puedan tener un promedio de 6 horas o más de luz solar. Puede ser en un jardín, o si vives en departamento en un balcón, en la azotea o en una habitación iluminada.

¿Qué necesito?

  • Recipientes

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

Macetas o huacales (cajas de verdura). El barro y la madera mantienen la temperatura de la tierra. Ten en cuenta la profundidad y el sistema de drenaje: entre 7 y 15 centímetros serán suficientes para que las raíces de tu cultivo puedan expandirse sin problemas. En el caso de los huacales, puedes forrarlos con plástico de una bolsa de basura grande, o ponerles una base si te preocupa el exceso de agua.

Incluso puedes ponerte creativo y reciclar cualquier recipiente, envase u objeto cóncavo. 

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

¿Qué cultivo?

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

Lo mejor es empezar con cultivos fáciles. Aquellos que no se vean afectados por plagas y que se puedan cultivar todo el año son los mejores. Esta guía tiene 10 cultivos que además sirven para tu cocina.
Plus: Puedes también cultivar algunas plantas y flores útiles para hacer té, perfecto para darle un toque extra de beneficios a tu cuerpo.

¿Cómo siembro?

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

En las guías que te compartimos están incluidas las diferencias. Puedes sembrar en contenedores pequeños o comprar directamente las plántulas en cualquier tienda especializada, para trasplantar tu cultivo al huerto. También puedes germinar tú mismo algunas semillas (de la zanahoria, por ejemplo), o comprar las semillas. En el caso del trasplante, sólo debes cuidar las raíces de la planta y enterrarlas a una buena profundidad, presionando la tierra levemente y proceder a regar.

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia
Zanahoria germinada
como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia
Plántula

¿Y el abono?

El abono o composta son nutrientes y minerales. Fósforo, nitrógeno, potasio, magnesio y hierro, entre otros. Estos se hallan naturalmente en la tierra, pero el abono ayudará a tus plantas a crecer más sanas. Pero por lo mismo, sólo debes abonar dos o cuatro veces al año, colocándolo en la superficie de la tierra para que sea absorbido por las raíces. Puedes ocupar casi cualquier material orgánico para hacerlo, desde cáscaras hasta palillos de dientes; sólo cuida de no usar restos de carne o huesos.

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia

El regado preciso

Dentro de la horticultura el riego es también un arte. Antes que nada, se recomienda utilizar regadera, pues un chorro directo puede ahogar tu planta, además de que no te permite calcular con precisión. Cada planta tiene sus medidas de riego, pero la mayoría ocupan un riego abundante cada tercer día. No obstante, en verano se recomienda regar a diario, o incluso dos veces al día.
Plus: Apunta las medidas de riego adecuadas para cada cultivo que tengas en un pizarrón o cuaderno, en el cual puedas llevar además un calendario del riego. 

 

Control de plagas

Dependiendo lo que cultives, tu huerto será proclive a las plagas. Algunas de las plagas más habituales son: los pulgones, las larvas defoliadoras o el oidio.

Se recomienda utilizar insecticidas naturales contra estas plagas, los cuales te tomará tres minutos hacer. Un rociador con ajo es una opción. O incluso cultivar plantas como el ajenjo, que con la absintia que genera repele naturalmente a los insectos de tu huerto. Aquí puedes consultar estas y otras opciones.

como-hacer-huerto-urbano-consejos-tips-guia
Ajenjo, un insecticida natural que aleja las plagas

Esto, y un poco de voluntad, te harán poder tener, por fin, tu propio huerto urbano. Ahora sólo ponte un límite de tiempo para poner manos a la obra y concluir esta importante tarea.

/ Plus: Recuerda cuidar tu huerto urbano de algunos factores externos. Por ejemplo, la lluvia acida y el aire contaminado, en caso de que esté en un balcón. Aquí puedes ver el arte de cuidar tu huerto. También es viable hablarle o cantarle a tus plantas: según un estudio realizado por Royal Horticultural Society, sugiere que esto las hace crecer más rápido.

*También en Ecoosfera: En dos minutos un video te dice cómo hacer tu propio huerto urbano



Cómo evitar que tu huerto urbano absorba la contaminación del suelo y la atmósfera

Si tu objetivo es consumir los alimentos más saludables, debes cuidar tus cultivos de estas toxinas.

El autocultivo en huertos urbanos es una solución a muchos problemas que enfrentamos en la actualidad, sobre todo en lo que a alimentación se refiere. Con esta práctica podemos dejar de depender de la comida industrializada y procesada que es adictiva, y definitivamente mala para nuestro organismo y para el medio ambiente. Es, además, una práctica que nos reconecta con la naturaleza y que funciona como una excelente terapia.

No obstante, tener un huerto urbano requiere no sólo de saber lo que debemos hacer, sino también de lo que debemos evitar a toda costa. Si bien lo mejor de cosechar nuestros propios alimentos es que podemos asegurarnos de que éstos se encuentren libres de pesticidas, fertilizantes y químicos, lo cierto es que podríamos estar olvidando otros factores que son igual de nocivos para nuestra salud y la de nuestras familias.

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos

No debemos dejarnos llevar por la “fiebre de los huertos urbanos” sin antes saber lo que puede comprometer la salubridad de nuestros cultivos. El aire y la tierra, por ejemplo, juegan un papel fundamental en los componentes que tendrán las hortalizas, frutas y verduras que ingeriremos posteriormente. La contaminación y polución en las ciudades, producto de las actividades industriales y del uso del transporte, pueden filtrarse a nuestros cultivos, ya sea por vía del oxígeno o por vía del suelo.

Estos son algunos consejos prácticos para evitar que eso le suceda a tu huerto urbano. Si los sigues, tus cultivos estarán libres de toda toxina y estarás dando realmente lo mejor a tu cuerpo.

Si tu cultivo está en un jardín o parque…

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-tierra-plomo

En el suelo se encuentran muchos metales pesados como el plomo, el zinc y el cadmio, que se distribuyen por el organismo y los órganos, provocando náuseas, diarrea y anemia, así como problemas de aprendizaje y enfermedades crónicas. Algunos, como el plomo, se encuentran naturalmente en la corteza terrestre, pero la sobreutilización de éstos durante más de un siglo ha incrementado su presencia en las áreas urbanas.

Todo esto puede ser absorbido por los cultivos a través de las raíces. Lo mejor que puedes hacer es analizar la contaminación del suelo antes de construir un huerto urbano; así lo recomienda Samantha Langley-Turnbaugh, científica especialista en polución de suelos de la Universidad del Sur de Maine, en Estados Unidos. Estas pruebas son realizadas por laboratorios que se especializan en dar este servicio, las cuales puedes buscar por internet.

Escoge los mejores cultivos para la ciudad

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-tierra

Las verduras más recomendables para plantar en un huerto urbano son los tomates, las fresas y la calabaza. Ello es porque otros cultivos son más propicios a absorber las toxinas arriba mencionadas, como las hortalizas de raíz y tubérculos —zanahorias, patatas y nabos—, así como la lechuga o las espinacas. Por supuesto, si has podido comprobar que el suelo esté libre de estas toxinas, podrás plantar lo que prefieras sin preocuparte.

Aquí tienes una guía de 10 cultivos para tu cocina, si aún no sabes cómo hacer germinar cada semilla.

Cuida tu huerto del aire contaminado

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-tierra-aire-polucion

La polución son todas las toxinas y contaminantes que se encuentran en el ambiente y que son transportados por el aire. El daño que esto hace a nuestro organismo al respirarlo ya es malo de por sí, pero si además nuestros cultivos están a merced de estas toxinas, estamos ingiriendo todavía más elementos dañinos.

Hay lugares donde el aire puede estar más contaminado, haciendo que el polvo, por ejemplo, sea portador de plomo. Así que si quieres tener un huerto urbano en exteriores, debes estar en una zona alejada de fábricas, construcciones o donde se realicen actividades de fundición o reciclaje en condiciones no seguras. De igual manera, ningún lugar por donde pasen transportes pesados y altamente contaminantes se recomienda, por lo cual la mejor opción será tener un huerto en el interior de tu casa y proveerlo de luces especiales y demás equipamiento de ser necesario.

Cuidalo también de la lluvia acida

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-tierra-aire-polucion-lluvia

La lluvia acida es un fenómeno producido por los contaminantes de la atmósfera que, al ser condensados en las nubes, terminan por volver a la tierra en forma de lluvia o nieve. Además de contaminar directamente a nuestro huerto, la lluvia ácida provoca que los protones que ésta contiene arrastren ciertos iones del suelo. Por ejemplo, cationes de hierro, calcio, aluminio, plomo y zinc que se encuentran en proporciones normales en la corteza terrestre y que son necesarios para la salud de las plantas. Esto provoca el empobrecimiento nutrimental de la tierra y genera el denominado “estrés de las plantas”, que las hace más vulnerables a las plagas.

Si tu huerto está en exteriores, lo mejor será que regules su regado y que lo cubras del agua de lluvia para que no lo alcance.

Si tu cultivo está dentro de casa…

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-pintura

Mantenlo alejado de fachadas con paredes pintadas, pues muchas pinturas contienen plomo u otros metales. Evita que estén cerca también de materiales de construcción o focos contaminantes.

Construye tu huerto con materiales orgánicos

huerto-urbano-sin-toxinas-metales-pesados-como-evitar-toxicos-cultivos-maceta

Debes cuidar que las materias primas presentes en tu huerto no sean toxicas a largo plazo. Evita el cloruro de polivinilo (PVC, por sus siglas en inglés), pues este material, aunque a veces es usado a modo de maceta para plantas, no debe ser usado para cultivos de alimentos. Sus químicos pueden derivarse en pequeñísimas dosis que se bioacumulan en el organismo y actúan como disruptores endocrinos.

De acuerdo con un estudio de Health, Environment and Justice, “el PVC es peligroso para los seres humanos y el ecosistema entero lo largo de su ciclo de vida, desde la fábrica, el uso, hasta su eliminación”. De igual manera, el plástico podría ser malo a largo plazo. Así que lo mejor es utilizar elementos orgánicos como la madera, en caso de que tu huerto no esté al aire libre y necesite macetas.

*Referencias: Intoxicación por plomo y salud
Is the Soil in My Backyard Safe? Looking at the Problem of Lead-Contaminated Soils in Urban Areas

*Imágenes: 1) Jorge Luis Zapico – flickr / CC; 6) The Royale; 2 – 5) Creative Commons