Por qué falló el experimento más grande del mundo en transporte público

Por primera vez en la historia una ciudad (Tallinn, Estonia) implementó el transporte público gratuito para sus residentes, pero el experimento falló rotundamente. Esta es la historia.

Hace un año, la ciudad de Tallinn, en Estonia, volvió gratuito el transporte público para sus residentes. La capital de apenas 430 mil personas arriesgó el experimento más grande de la historia en este ámbito, alegando que el transporte público incrementa la lectura, reduce el número de coches y el tráfico, mientras hace la ciudad más accesible para residentes de bajos recursos.

Sorprendentemente, el aumento en uso de transporte público sólo incrementó el 1.2 por ciento. En teoría, eliminar costos haría del transporte público un prospecto mucho más atractivo y alentaría a las personas a cambiar el auto por el autobús o el metro, pero en práctica no fue así.

Los datos generales mostraron como en lugar de que las personas cambiaran el auto por el transporte público, este sistema sólo animó a la gente a caminar menos. Esto se puede atribuir al hecho de que la ciudad ya tenía un índice alto de uso de transporte público (40% contra 26% uso de auto).

Basados en este estudio, parece que en una ciudad relativamente grande donde el transporte público ya es usado por la mayoría y es relativamente económico, el sistema gratuito podría no ser la manera más efectiva de sacar a las personas de sus automóviles.



¿Qué es la misteriosa luz zodiacal que inunda los cielos de febrero?

Esta luz es un bello fenómeno astronómico que puedes ver esta misma noche.

En esta época del año, una misteriosa luz nocturna se erige desde el horizonte. Su forma cónica ilumina el cielo a tal grado que las antiguas civilizaciones tuvieron a bien llamarla “falso amanecer”. Se trata de la luz zodiacal, un fenómeno astronómico que se manifiesta justo después del anochecer. No necesitas un telescopio para admirarla, pues se aprecia a simple vista desde cualquier lugar del mundo. 

luz-zodiacal-febrero-donde-verla-1
Foto: European Southern Observatory/Flickr

¿Qué es la luz zodiacal?

Lo más fascinante de esta luz no es sólo su hermoso aspecto, sino las condiciones que la provocan. La luz zodiacal es el reflejo producido por una enorme nube interplanetaria que se extiende a lo largo del zodiaco, como explica la NASA En el contexto astronómico, zodiaco se refiere al área del cielo por donde el Sol traza anualmente su rumbo. 

La forma que adopta la luz zodiacal se debe a que subraya la silueta de la eclíptica, que es la línea curva dibujada por esta trayectoria solar. Hoy en día, los astrónomos entienden que el misterioso brillo se debe al reflejo de la luz solar en las partículas de polvo que flotan en nuestra galaxia desde tiempos inmemoriales. De hecho, se piensa que estas partículas son residuos del proceso que dio forma al planeta Tierra hace 4,540 millones de años.

¿Cuándo y cómo verla? 

La luz zodiacal no tiene un momento específico de aparición y su espectacular tamaño la hace fácil de divisar. El mejor momento para admirarla es justo a mediados de febrero. Ya entrada la primavera, esta columna de luz alcanza su punto de visibilidad máxima. Si habitas en el hemisferio norte, búscala después de la puesta de sol. Desde el hemisferio sur, es más aparente antes del amanecer.

Será más fácil de divisar durante todo este mes y hasta mayo. Recuerda buscar un sitio oscuro que esté alejado de las luces urbanas. Si quieres un verdadero reto, intenta ubicar el punto Gegenschein: un pálido óvalo de luz en medio de la luz zodiacal que la contaminación visual casi ha borrado del cielo. 



Luxemburgo es oficialmente el primer país donde el transporte público es completamente gratuito

¿Y el resto del mundo, para cuándo?

Si de contaminar menos se trata, no cabe ninguna duda de que los mejores medios de transporte son la bicicleta y la caminata, pero es un hecho que no todas las ciudades cuentan con la infraestructura necesaria para sustentarlos. A esto se suma que las distancias entre destinos se ensanchan a la par del desarrollo urbano. 

Esto ya no será un problema para los habitantes de la ciudad de Luxemburgo, pues a partir del próximo verano podrán moverse en autobús de manera totalmente gratuita. La iniciativa corresponde a la promesa que el primer ministro, Xavier Bettel, realizó durante su campaña: priorizar el cuidado del medioambiente. 

Debido a que el uso generalizado de los automóviles genera una enorme cantidad de dióxido de carbono, restringirlo en favor de otros medios de transporte es un gran (y admirable) avance en los esfuerzos por un aire más limpio.

Este anuncio pareciera una respuesta alentadora al informe recientemente publicado por la ONU, que revela que las emisiones de CO2 han alcanzado una cifra récord a nivel mundial.

Es cierto que la cantidad de habitantes en este país es pequeña en comparación con otras urbes: cuenta con 110,000, más otros 400,000 que se transportan diariamente de países aledaños. Sin embargo, este medio millón de personas vivían crisis de tráfico realmente fuertes, en parte provocadas por la pequeña extensión del territorio. 

El cambio se realizó de forma gradual: a principios de 2018, Luxemburgo abarató el precio de los pasajes para los usuarios menores de 20 años. Ahora, la opción de dejar el auto en casa y tomar el camión más cercano estará disponible para todos. ¿Y el resto del mundo, para cuándo? 

Con esta noticia, Luxemburgo se convierte en un ejemplo a seguir en el tema de la movilidad urbana. A pesar de las dificultades de implementar una iniciativa similar en un sitio como la Ciudad de México, el desarrollo urbano sostenible está lejos de ser una ficción y debe ser una prioridad. 

Una combinación de políticas bien guiadas y participación ciudadana (como se refleja en la iniciativa YoMeMuevo) representa un progreso hacia una movilidad más fluida en el futuro.