Palau, isla del Pacífico, prohíbe la pesca para convertirse en una zona de santuario marino

Palau, antiguo frente entre las tropas imperiales de Japón y la marina de EE.UU, va ahora a la vanguardia en la renovación del contacto con la naturaleza.

¿Dónde se encuentra Palau?

Se trata de un conjunto de islas al oeste Océano Pacífico, en un área de 459 km2, y una población total de 20 000 personas  Tiene como fronteras marítimas a Indonesia, Filipinas y los Estados Federales de Micronesia. Su capital es Ngerulmud, en el estado Melekeok.

¿Qué intenta hacer al prohibir la pesca?

Hace un par de días, su presidente, Tommy Remengesau Jr., declaró que la pesca quedaba completamente descartada de su potencial económico. Eso significa que 321.87 km2 área marítima estará dedicada al 100% a ser un santuario marino. ¡Se trata de un espacio similar al tamaño de Francia!

En su declaración, menciona que se tomó esta decisión porque:

No teníamos otra opción: el océano es nuestro modo de vivir. Es nuestra vida, nuestra cultura, nuestra economía. Yo siempre digo que la economía es nuestro ambiente, y nuestro ambiente es nuestra economía. De seguro se preguntarán por qué, por qué estamos haciendo esto. Tiene un verdadero sentido para nuestra sustentabilidad, para nuestras personas, para nuestras islas como nación, y para nuestra comunidad. Puedo decir que en mi generación, he visto cómo varios cardúmenes van disminuyendo, he visto cómo el tamaño físico de los peces se ha reducido. Esto va más allá de la pérdida económica de empresas o de otros países: estamos hablando de la vida, de lo que diezmará si no tomamos una acción responsable.

Por consiguiente, Palau pretende promocionar ecoturismo (por ejemplo, el buceo y el snorkel), como un potencial económico alternativo a la pesca. Y para conseguirlo, Tommy Remengesau Jr., considera la posibilidad de utilizar vigilancia aérea para el control de la pesca.



La verdadera riqueza está en la Tierra: Rachel Carson en defensa del medio ambiente

Entrañables lecciones de la mujer que originó el movimiento ambiental.

Quien dio voz a la naturaleza por primera vez fue una mujer. Su nombre era Rachel Carson, y su libro, Primavera silenciosa (1960), sería el primer alegato ecologista: el primer llamado urgente contra la destrucción y la degradación de la vida. Pero ya en 1953, esta bióloga y escritora estadounidense sabía que ese silencio primaveral tenía que romperse, y a ello dedicó su vida y trabajo desde entonces.

racher-carson-escritora-movimiento-ambiental-conciencia-ecologismo

Este libro ­(por el que “toda la humanidad está en deuda con ella”, según aseguró un senador de EEUU en 1964 tras la muerte de Carson) era, en principio, una especie de cuento. Con maestría, Carson recurrió, en las primeras hojas de Primavera silenciosa, al recurso de la narrativa: en su historia, la primavera se estaba quedando en silencio poco a poco, pues debido a los cambios que las industrias estaban provocando en los ecosistemas, la fauna estaba desapareciendo:

Entonces un extraño agostamiento se extendió por la comarca y todo empezó a cambiar. Algún maleficio se había adueñado del lugar […] Era una primavera sin voces.

 

Racionalidad económica (e irracionalidad ecológica)

Así comenzaba el “cuento” de Carson. Y así comenzó el ecologismo, con una primera defensora, menuda pero incansable. Carson, al momento de escribir Primavera silenciosa, ya estaba enferma de cáncer, como efecto, precisamente, de aquello que denunciaba: la racionalidad económica estaba llevando a una irracionalidad ecológica por parte de los gobiernos, que en su afán de no perturbar la economía dejaban de lado al planeta, saqueando los recursos naturales y contaminando el ambiente con la liberación de grandes cantidades de productos químicos, cuyos efectos en el espacio y la salud aún no habían sido estudiados debidamente por la ciencia.

 

Una carta en defensa del medio ambiente

racher-carson-escritora-movimiento-ambiental-conciencia-ecologismo

Carson era parte de la primera agencia de conservación ambiental que se creó en EEUU: Fish and Wildlife Service, fundada en 1938. El gobierno republicano de aquel entonces remplazó a su visionario director (un científico apasionado por la conservación), y colocó a un político que convirtió los recursos naturales en una mercancía de mucho valor. Carson mandó entonces una carta –publicada en el libro Lost Woods: The Discovered Writing of Rachel Carson–, que se viralizó en los medios impresos de aquel entonces, cuyas palabras de resistencia son aún vigentes:

La verdadera riqueza de una nación reside en los recursos de la Tierra ­–suelo, agua, bosques, minerales y vida salvaje. Utilizarlos para las necesidades actuales mientras aseguramos su preservación para las generaciones futuras requiere un delicado balance y un programa continuo, basado en la investigación mas extensiva. La administración [de estos recursos] no puede ser una cuestión política.

racher-carson-escritora-movimiento-ambiental-conciencia-ecologismo

Estas poderosas palabras han resonado hasta hoy. Nada habría que cambiar en ellas si quisiéramos hacer un alegato contra las decisiones que el presidente Donald Trump ha tomado últimamente, como la salida de EUA de los Acuerdos de París contra el cambio climático. O más aún, si quisiéramos poner al descubierto las omisiones sobre la responsabilidad que sus transnacionales deberían tener en materia ambiental en todos los países, y que sin embargo no toman. Porque, como continúa Carson en la carta que escribió hace más de medio siglo:

Durante años, los ciudadanos han creído que el país ha estado trabajando en la conservación de los recursos naturales, dando a conocer su vital importancia para la nación. Aparentemente su progreso, tan duramente ganado, ha sido aniquilado, mientras una política dispuesta a la administración nos ha regresado a las oscuras épocas de la explotación y destrucción sin restricciones.

Carson termina este profuso alegato con palabras que, aunque entre líneas hablan de la Guerra Fría, resuenan portentosamente en nuestros días, como si fueran de una carta escrita ayer:

Es una de las ironías de nuestro tiempo que nos concentramos en la defensa de nuestro país contra los enemigos externos, cuando deberíamos estar atentos de aquellos que lo destruirán desde adentro.

racher-carson-escritora-movimiento-ambiental-conciencia-ecologismoRachel Carson demostró que las ideas, cuando tienen un firme propósito, pueden propagarse poderosamente durante décadas, o quizás para siempre. Y que, indudablemente, hay cosas que se tienen que decir, como aseguró al final de su vida:

Yo nunca podría volver a escuchar el canto de un tordo, si no hubiera hecho todo lo posible para persuadir a los lectores de la urgencia de su mensaje: estamos en un grave riesgo de alcance planetario.

Es arrobadora la manera en que el legado de esta bióloga sigue siendo pertinente, incluso más que antes. Ella no sólo provocó la creación de las instituciones ambientales que hoy conocemos, sino que nos demostró la valía de las acciones individuales. Lo que hagamos puede tener más alcance del que creemos: las acciones pueden traspasar fronteras espaciales y temporales, convirtiéndose en movimientos perennes, como la conciencia ambiental que esta mujer hizo colectiva y que hoy es indeleble.

 

*Referencias: Rachel Carson, 50 años de romper el silencio



Lo que necesitas saber sobre la Primera Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible

El turismo debería de ser accesible y sustentable, en este evento se reflexionará sobre cómo lograrlo.

En los últimos años la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, han venido desarrollando e implementando iniciativas por un turismo más accesible e inclusivo, lo que pone de manifiesto la evidente necesidad de los destinos turísticos de esa zona de trabajar en este ámbito, que sin duda favorece el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad y redunda en un incremento de su calidad, competitividad y rentabilidad y en una mejora de su imagen.

Trabajar por un “Turismo Accesible para Todos” implica la necesidad de acumular conocimiento y de forjar asociaciones sólidas entre los Responsables Públicos, el Sector Privado y las Organizaciones de personas con discapacidad. Es por ello que el próximo 23 y 24 de noviembre se llevará a cabo la Primera Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible, la cual tiene como principales objetivos:

  • Promover un Modelo Turístico Accesible e Inclusivo, “a mayor accesibilidad, menor discapacidad”, el cual involucra a usuarios, prestadores de servicios, organismos públicos, universidades y todos aquellos interesados en generar las condiciones que posibiliten la experiencia turística, como un ejercicio de vida cotidiana de todas las personas sin distinción alguna.
  • Sensibilizar y crear conciencia entre los diferentes sectores, públicos y privados para favorecer la accesibilidad a la Ciudad de México y al resto de destinos turísticos de Iberoamérica.
  • Aumentar el conocimiento de las empresas nacionales e internacionales para que conozcan sus potencialidades en el denominado turismo accesible.
  • Involucrar a las nuevas generaciones.
  • Impulsar los cambios necesarios para acceder, de manera clara y decidida, a este importante segmento.

primera-cumbre-iberoamericana-turismo-accesible

Como parte de la responsabilidad social de la organización del evento, el factor ambiental es sumamente relevante, por lo cual Earthgonomic México, A.C. tendrá una participación especial y llevará a cabo la certificación del evento y los expositores a través del Programa de Certificación de Responsabilidad para el Equilibrio Ambiental, CREA®.

CREA® es un distintivo cien por ciento mexicano que galardona los procesos de producción, productos, servicios, instalaciones, eventos y recintos turísticos que alcancen la excelencia en la gestión de recursos naturales, los cuales son verificados con base en los más estrictos estándares internacionales de las eco-auditorías.

En esta cumbre, se trabajará a través de una capacitación y acompañamiento a los expositores y organizadores del evento para reducir el impacto ambiental que genera su participación en rubros como: consumo energético, compras verdes, consumo de agua, comunicación, entre otros.

Todos los lineamientos verificados para los expositores tienen fundamentos internacionales, lo que permite el desarrollo de un evento congruente con el cuidado del medio ambiente al nivel competitivo de los más grandes eventos eco-amigables del mundo.

Si eres asistente de la Primera Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible, te invitamos a seguir las indicaciones de los organizadores para sumarte al cuidado del medio ambiente durante el desarrollo del evento.

*Para más información visita www.cita2017.com/ y www.earthgonomic.org