7 razones para cambiar de tampones o compresas desechables a toallas de tela

¿Conoces el impacto al medio ambiente y a la salud de cada mujer cuando utiliza alrededor de 16 800 tampones o compresas a lo largo de toda su vida?

La menstruación es un proceso biológico (y hasta psicológico) que cada mujer genera y deja fluir mes con mes. Existen mujeres que experimentan esta fase vital como una auténtica expresión de su feminidad y de su fortaleza; mientras que, del otro lado, hay quienes la sufren optando por reducir o desaparecer este proceso natural mediante químicos. Estas polaridades sólo son reflejos de cómo aceptamos esa parte de nuestra sexualidad, y por ende de nosotras; de cómo respetamos a nuestro cuerpo y su amor a dar vida en todo aspecto.

 Al integrar conscientemente esta parte biológica a nuestra vida cotidiana, muchas mujeres buscamos alternativas más saludables para el cuidado de nuestro cuerpo cuando estamos “en nuestros días”. Diversas campañas ecológicas promueven el uso de copas menstruales, de esponjas de mar o de toallas de tela, y así reducir el consumo de los típicos tampones o compresas desechables. Pero, ¿cuál es el punto en hacerlo?

1. Pones tu granito de arena en el cuidado del medio ambiente.

¿Sabías que cada tampón o compresa tarda en desintegrarse entre 500 y 800 años? Además, como ya se mencionó, una mujer utiliza y desecha en promedio 16 800 estos productos. Multiplícalo por el total de la población femenina en el mundo…

Además, el proceso de fabricación de estos productos de plástico conlleva a la utilización de químicos y de energía que contaminan tanto los canales de agua como el hábitat de diversos animales.

2. Apoyas a compañías independientes y artesanales.

En caso de comprar compulsivamente productos de la índole menstrual, puedes también investigar en otras compañías que se especializan en proveer alternativas más saludables y seguras. Como por ejemplo: Femmcup, Ecoluna, Recibe tu luna. O incluso, puedes hacer tus propias toallas femeninas con originales diseños a tu gusto (instrucciones aquí).

Toallas femeninas

3. Porque nos hacen sentir bien. Y punto.

Estas opciones reutilizables tienen diseños únicos: diversos en colores y personalidades. Incluso hasta puede influenciar en tu estado de ánimo durante tu ciclo menstrual. No olvides que es un proceso único en tu cuerpo, así que hay que respetarlo y cuidarlo como si fuera una extremidad física de nuestro ser.

Olvídate de aquellos comerciales que te dicen: “Siéntete de nuevo limpia”, “Evita esos malos olores”, etcétera. La menstruación es un proceso natural en tu cuerpo, el cual es sabio. Cada funcionamiento de nuestro cuerpo tiene el único objetivo de cuidarnos. Por consiguiente, no es una cuestión que debe avergonzarnos. Y tú, ¿cómo vas a cuidar a tu cuerpo?

Este artículo se escribió en colaboración con la página de Mamá Natural. Para ver la segunda parte da click aquí.



Conoce las 4 etapas de tu ciclo femenino con esta guía

El “periodo” como una suerte de resiliencia sagrada, cuya salud depende de nosotras. Conoce aquí sus fases y algunos hacks para tu cuidado.

Las mujeres, en sintonía con la naturaleza, tienen un ciclo que se repite cada mes y que consta de diversas fases. La menstruación es parte de un delicado equilibrio, donde las hormonas juegan un papel fundamental.

conoce-las-4-etapas-ciclo-menstrual-consejos-periodo-mes-mujeres-salud

Para muchas mujeres, los días de la fase uno de este ciclo (la menstruación) suelen ser molestos y hasta dolorosos. Y para la basta mayoría, el resto de las fases no tienen demasiada importancia, aunque todas estas impliquen un delicado sistema reproductivo, dependiente de la salud de todo el metabolismo femenino.

Si llegan a presentarse irrupciones en el ciclo, producto del estrés o de malos hábitos, las hormonas se descontrolan, ocasionando entre otras cosas el Síndrome de Ovario Poliquístico. Éste es el más común de los desórdenes endocrinos en mujeres en edad reproductiva, con graves consecuencias para la salud.

Por eso, la nutricionista holística, Kristin Dahl, encargada de una preciosa comunidad digital llamada The Women’s Wellness Collective, ha hecho una guía esencial para conocer los movimientos naturales de nuestro ciclo, con el fin de atenderlo correctamente. Cuidar cada fase de tu ciclo de manera holística requiere de que pongas atención a lo que comes y las actividades que practicas. La integración de medicina alternativa natural ­­–por ejemplo, mediante infusiones– hará posible que restablezcas el equilibrio de tu ciclo y, con ello, de tu cuerpo entero.

Fase uno:
Menstruación

las-4-etapas-ciclo-menstrual-femenino-consejos-cuidados periodo-mes-mujeres-salud

Esta fase comienza cuando comienzas a sangrar, y es el día que inaugura tu ciclo –algo así como tu luna nueva–. Dura entre tres y cuatro días, y se trata básicamente de un proceso de eliminación que está haciendo el cuerpo. Lo normal es experimentar antojos de alimentos altos en hierro y magnesio, como la carne roja y el chocolate.

Hacks de cuidado alternativo

Una forma de apoyar este proceso, según Kristin Dahl, es mediante el consumo de distintas semillas en diferentes momentos del mes, para apoyar al sistema endocrino en la tarea de equilibrar las hormonas.

Ciclo de semillas:

Al comienzo de la fase dos de tu ciclo (la folicular) debes comenzar a tomar una cucharada de pepitas, hasta el día 14. Esto ayudará a inhibir la producción de estrógeno en exceso y elevará los niveles de progesterona –y de paso te recargará de omega 3 y grasas buenas–. En el día 15 (fase luteal) cambia la semilla por semillas de girasol o de sésamo hasta que termine tu ciclo.

Nutrición:

Nueces, semillas, algas marinas, aguacate, bananas, chocolate oscuro, pescado.

Plus: Agua. Por lo menos litro y medio al día.

Para los cólicos:

Elimina el café, incluso unos días antes de esta fase si los dolores son muy intensos.

Hierbas:

Bebe tés herbales o infusiones de hoja de frambuesa, que ayuda en la metabolización del hierro.

Extra tips:

  • Intenta hacer ejercicios de respiración o meditación guiada, sobre todo en los primeros días de la fase.
  • Prueba hacer sesiones relajadas de yoga o estiramientos.
  • Duerme mucho, pues el cuerpo está haciendo un esfuerzo extra.
  • Ve a que te realicen un masaje, ya que eso promueve una mejor circulación.
  • Mantén tu cuerpo caliente, con bebidas y abrigándote bien.

Fase dos:
Folicular

conoce-las-4-etapas-ciclo-menstrual-consejos-periodo-mes-mujeres-salud-2

Esta fase comienza justo cuando se detiene el sangrado, cuando los niveles de estrógenos y testosterona están subiendo. Durante este tiempo es importante que te asegures de que estás nutriendo bien a tu cuerpo, para que haya una correcta maduración del óvulo y restablecimiento del útero.

Hacks de cuidado alternativo

 

Nutrición:

Grasas buenas y proteínas, tubérculos como la papa y el betabel, lentejas, salmón, huevos, nueces y semillas. Concéntrate en comidas que no incrementen demasiado el azúcar en la sangre: sustituye los carbohidratos simples con carbohidratos complejos, y realiza tus comidas en un horario establecido.

Plus: Agua. Por lo menos litro y medio al día.

Hierbas:

Té de ortiga, que te ayudará a reconstituir el cuerpo.

Extra tips:

Aprovecha la energía que estos días te regalan: si quieres hacer ejercicios vigorosos, esta fase es el momento ideal.

Fase tres:
Ovulatoria

conoce-las-4-etapas-ciclo-menstrual-consejos-periodo-mes-mujeres-salud

Esta fase ocurre justo a la mitad de tu ciclo, en el día 14, o 16 si tu ciclo es de 32 días. Sólo dura una semana, mientras es liberado el óvulo desde el ovario y viaja al útero. Durante la ovulación quizá te sientas con más temperatura corporal que lo usual, lo cual es normal pues ésta sube paulatinamente. Si quieres quedar embarazada es el momento perfecto; de lo contrario, protégete bien en esta fase. Justo al terminar esta fase puede que experimentes un repentino cambio de ánimo, acompañado de tristeza o irritabilidad, debido a la caída de tus niveles de estrógenos, y a que la progesterona no se ha restablecido por completo.

Hacks de cuidado alternativo

 

Nutrición:

Evita comidas pesadas que puedan aletargarte. Come mucha quinoa, muchas verduras, arroz y pescado. No debes enfriar el cuerpo, así que evita consumir comida cruda, o combínala con comida preparada.

Hierbas:

Prueba con la raíz de maca unos días antes de la ovulación y unos días después para balancear las hormonas. Ésta se consigue en polvo y además mejora tu estado de animo. Puedes prepararla con licuados, espolvorearla en fruta o con avena caliente. Incluso como ingrediente de pasteles y panecillos.

También se recomienda el consumo de la hierba shatavari, originaria de la India, que puedes  conseguir en forma de cápsulas. Ésta le dará un boost a tu libido durante esta fase activa, y ayudará a tu fertilidad y a limpiar la sangre.

conoce-las-4-etapas-ciclo-menstrual-guia-periodo-mujeres-salud-cuidados
La maca es una raíz peruana realmente mágica para las mujeres

Extra tips:

El óvulo se encuentra viajando hacia abajo por las trompas de Falopio, lo cual puede hacerte sentir inflamada en las caderas y el abdomen. Realiza posturas de yoga que relajen esta zona. Y aprovecha para salir y ver a tus amigos, pues estarás de humor para ello.

Fase cuatro:
Luteal

las-4-etapas-ciclo-menstrual-femenino-consejos-cuidados periodo-mes-mujeres-salud

Esta fase comienza una semana tras la ovulación y continúa hasta el fin del ciclo, cuando tu sangrado comienza nuevamente. Las paredes del útero se siguen estrechando, y la sangre comienza a llegar a esa área para llevar calor y nutrientes.

Hacks de cuidado alternativo

 

Nutrición:

Es importante preparar al cuerpo en esta fase, incrementando el consumo de proteínas y grasas buenas. El arroz integral, los tubérculos, el salmón, el aguacate, el jengibre y, también, mucho agua. Evita el alcohol y la cafeína, ya que estas bebidas pueden empeorar cualquier síntoma del síndrome premenstrual y drenar a tu cuerpo de nutrientes necesarios para la primera fase.

Hierbas:

Comienza desde ahora a tomar tés, como el de hoja de frambuesa para aminorar los cólicos. La triphala (una hierba que también puedes consumir en cápsulas) es una hierba de la India ideal para limpiar y desintoxicar el tracto digestivo, lo que ayudara a prevenir cualquier constipación y ayudará a la primera fase del ciclo.

Para la hinchazón:

Bebe té de diente de león a diario en esta fase.

Extra tips:

Realiza ejercicios leves para ayudar a equilibrar las hormonas –y tu humor–. Tu propio cuerpo te dirá que bajes un poco tu ritmo, y quizás te sientas un poco introvertida. Ten respeto por esto y, si lo necesitas, pasa un tiempo a solas e intenta relajarte, o realizar sesiones de meditación.

 

*Ilustraciones: Mali Fischer



Breve guía para reconectar con la naturaleza (sin importar que vivas en una ciudad)

No tienes que salir de la ciudad para realizar estas pequeñas terapias orgánicas.

Las ciudades se vuelven cada vez más una especie de fuerte encubierto por selvas de concreto. Edificios cada vez más altos, cientos de luces cegadoras y un concierto de disonancias son las barreras modernas que impiden a muchos de nosotros entablar un diálogo activo con la naturaleza.

Cada vez somos menos los que disfrutamos de los entornos naturales. Ya sea porque no se encuentran fácilmente a nuestro alcance, o simplemente porque la vida moderna ha optado por enseñarnos que no necesitamos de estos espacios orgánicos si podemos admirarlos en internet; el mundo, hoy en día, ha olvidado los valiosos aportes que nos brinda la naturaleza. Desde encontrar la serenidad que necesita un ser humano para vivir feliz, y mantener la salud física o mental, hasta el acto de reflexionar diariamente lo que ha pasado en nuestro día –en nuestras vidas–, recordar lo que es el tiempo o la posibilidad de mirar la importancia en los mínimos detalles, son solo algunos ejemplos de los profundos beneficios de conectarnos con la naturaleza.

Se sabe que poco más del 54 % de la población mundial hoy vive en las ciudades (y se cree que la cifra aumentará drásticamente en los próximos años). Conociendo este dato podemos advertir que, básicamente somos más los que nos arrojamos día a día al inadvertido paisaje urbano y a sus perjuicios. Esto, entre otras cosas, puede alimentar estados de ánimo que son muy propios a las grandes metrópolis, tales como el estrés, la ansiedad y la depresión, pues se ha comprobado que vivir en las ciudades provoca trastornos relacionados a la falta de tranquilidad y aire fresco, mientras que el contacto con la naturaleza ha probado contrarrestarlos.

ecoterapia reconectar con naturaleza ciudades

La Universidad de Harvard publicó recientemente un estudio en el cual se demostró que 100 mil mujeres que vivían en áreas urbanas tenían una tasa de mortalidad diez por ciento más alta, en comparación con aquellas que vivían cerca de áreas naturales, y que la salud mental de éstas últimas era mejor, pues padecían de 30 por ciento menos depresión.

A partir de estudios así, se demuestra que tenemos una relación orgánica con la naturaleza que de verse interrumpida, podría ocasionarnos severos daños anímicos y mentales. Hoy en día, existen varios métodos peculiares de curación cognitiva orgánica relacionados a la ecoterapia, que consisten en distintos tratamientos donde el paciente entra en contacto con el pasto, la tierra, los árboles y la fauna, ya sea en la ciudad o en áreas naturales como campos, montañas y lagos. 

Pero, si se piensa bien y se mira el paisaje verde que tengamos a nuestro alcance, podemos pensar en numerosas formas de llevar a cabo ecoterapias personales, sin tener que pagar por ello. Con este texto queremos invitarte a hackear tu vida diaria y repensar el hecho de que el mundo necesita más seres humanos que se den cuenta de su indeleble y genuina conexión con la naturaleza. De entrada, para ser enteramente felices y estar conforme con ello. Los siguientes consejos prácticos te ayudarán a darte una mejor idea de cómo puedes hacerlo:

Habitúate a mirar el cielo, tanto de día como de noche

ecoterapia-contacto-naturaleza-cielo

Desde una azotea, un balcón o una ventana, o si vas por las calles, siempre puedes alzar la vista y ver el cielo. Incluso puedes encontrar un pequeño espacio predilecto para llevar a cabo esta actividad, lo importante es saber que se trata del mismo cielo para todos, sin muros mentales, y siempre estará ahí para mostrarnos lo que queramos ver.

Apréndete el nombre de árboles, aves y estrellas que forman parte de tu entorno

detalle-hoja-sauce

Seguramente hay más que palomas en tu ciudad, y los árboles, aunque no lo creas, poseen bellos nombres fáciles de aprender, a demás de su clasificación científica. Aprenderte sus nombres y características te ayudará a relacionarte de manera más orgánica con la naturaleza. Así mismo, las estrellas forman constelaciones que puedes aprender, ya sea observándolas con un telescopio e investigando al respecto. Esto es una actividad que, además de aportarte conocimientos, te hará más observador con los detalles, y sobre todo te regalará la deleitosa enseñanza de aprender a ocupar bien nuestro tiempo muerto. 

Cuida de una o varias plantas durante todo su proceso

cuidado de plantas jardineria huertos areas verdes hogar

No hay nada más bello que plantar una semilla y ver cómo poco a poco brota algo desconocido, que pronto será una planta, una flor o un árbol. No te dejes llevar por los mitos que rodean el cuidado de plantas en interiores, pues es más fácil de lo que crees y sin duda te ayudará a generar sentimientos por las plantas y apreciarlas a todas, como los seres vivos que son. Puedes también ponerle nombres, platicarles y observar cómo la música las embellece. También puedes tener huertos urbanos en los cuales, además, podrás cultivar todo tipo de plantas cuyos frutos sean útiles para tu cocina. Esta práctica sin duda sensibilizará tus sentidos.

Haz ejercicio en el parque

ecoterapia-contacto-naturaleza-ejercicio-parque

Si tienes un parque cerca, o mejor aún, un vivero, te recomendamos realizar ahí algunas de tus sesiones de ejercicio. Verás que además se vuelve mucho más fácil correr esos kilómetros cuando a tu alrededor impera el verde, y los árboles te brindarán un ambiente mucho más puro y fresco.

Cuida un animal

animales conexion naturaleza conectar

Las ecoterapias suelen incluir viajes a cuidar de animales de granja y otros por el estilo. Pero en casa puedes tener perros, gatos o incluso un bello acuario que pueda brindarte momentos hipnóticos con la belleza que caracteriza a los peces. Cuidarlos te dará momentos de paz y te hará más responsable con la naturaleza y su fauna.

Cuida un área verde junto con tus vecinos

huertos comunitarios urbanos ciudades sustentabilidad

Además de cuidar plantas en casa, puedes hacerte cargo de un área verde más grande en comunidad, lo cual además anima un espíritu de trabajo en equipo y te llevará a conocer a aquellos con quienes compartes un espacio vital (que a la par son, al igual que tú, seres parte de la naturaleza). Puedes plantar árboles, o dedicar un espacio a algunas flores que embellecerán el lugar y requerirán de tus mejores dotes de jardinería.