Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.



Una imagen de la Vía Láctea de 9 mil millones de pixeles

La fotografía contiene un verdadero carnaval de estética astral que nos muestra la convivencia de 84 millones de estrellas.

Más allá de que este majestuoso retrato de la Vía Láctea le permitirá a los estudiosos desentrañar la compleja formulación de nuestra galaxia –o al menos realizar considerables avances–, lo cierto es que la imagen formada por 9,000 millones de pixeles representa, por sí sola, una oda a la perfección estética del cosmos. 

Conformada a partir de miles de imágenes captadas por el telescopio infrarrojo VISTA, operado por el Observatorio Europeo del Sur, esta fotografía evidencia diez veces más estrellas que cualquiera anterior, pues registra poco más de 84 millones de estrellas que cohabitan en la Vía Láctea. 

via-lactea-imagen-pixeles-universo fotos

Las nuevas tecnologías ópticas que incluye el VISTA, que utilizan ondas infrarrojas, permitieron penetrar en los cúmulos de gas y polvo estelar para llegar al núcleo de la espiral galáctica. La nitidez de la imagen es tal que si fuese impresa a la calidad estándar que se utiliza para ilustrar un libro de arte, la fotografía cubriría fácilmente toda la fachada de un edificio de tres niveles.

Por cierto, si eres suficientemente valiente y no temes intoxicarte de data astrovisual, puedes bajar la imagen completa, con un peso cercano a los 27 GB, en este enlace.



Viaje lunar: preciosas imágenes de la luna musicalizadas con Debussy (Video)

Jamás has recorrido la luna tan deliciosamente como con este video musicalizado.

Durante milenios, los seres humanos no nos hemos cansado de contemplar la luna –también la soñamos, la deliramos y la sentimos–. Pero incluso habiendo visto muchas imágenes astronómicas de este cuerpo y habiendo experimentado tu dosis humana de contemplación lunar, difícilmente habrás tenido mejor oportunidad de observarla de cerca, y de forma tan exquisita, como en este video.  

Gracias a la revista Aeon, encontramos este video creado por el Scientific Visualization Studio (Estudio de Visualización Científica) de la NASA y que se presentó en la celebración del 60 aniversario de la agencia aeroespacial. Las imágenes, que tienen una acariciable nitidez, y la música (“Claro de luna”, de Claude Debussy), se conjugan para ofrecer una especie de exquisito masaje audiovisual.

Y tú ¿hace cuánto que no acaricias la luna?