Los autorretratos de Paul Sizka: la asombrosa relación entre el hombre y la naturaleza

Este fotógrafo capturó los paisajes nocturnos más hermosos de Canadá y se incluyó en ellos para demostrar la relación entre el hombre contemporáneo y los más bellos paisajes naturales.

paulsizka8

El fotógrafo Paul Sizka de 34 años se dedica a capturar los paisajes naturales más bellos e imponentes de Canadá. Un explorador y amante de la naturaleza, Sizka comenzó a fotografiar la naturaleza diurna de Canadá y gradualmente fue perfeccionando su técnica hasta poder tomar alucinantes fotografías de noche. Poco tiempo después comenzó a incluirse en sus fotografías.

 “Me gusta la relación entre el hombre y la montaña. Creo que incluirme en las imágenes permite que las personas se relacionen a la fotografía, aun cuando jamás han estado cerca del lugar”. De esta manera Sizka nos presenta la enorme belleza de nuestro planeta y nos permite tener acceso a muchos paisajes y momentos que parecen casi imposibles.

Usando una técnica de larga exposición, nos muestra el Lago Bow en el Parque Nacional Banff, las montañas, auroras boreales e imágenes de la vía láctea. En todas sus imágenes la figura del fotógrafo entra a un plano secundario, una especie de recordatorio del pequeño tamaño del hombre en comparación con el mundo natural.

Los autoretratos de este fotógrafo rompen con el actual modelo y propósito de las “selfies” que plagan el Internet y, en vez,  nos muestran las facetas más extraordinarias del planeta. Mediante sus fotografías Sizka nos propone observar los fenómenos naturales que nos rodean con nuevos ojos, siempre listos para asombrarse.

zs3

zs4

zs2



Fotografía del día: así brilla una preciosa cueva en Islandia

Esta cueva en Islandia brilla con un misterioso fulgor.

Islandia es una tierra de paisajes oníricos. En esta isla helada, la naturaleza adquiere una visión realmente mágica. Las fotografías que retratan su descomunal belleza son un recordatorio de los misterios que un territorio virgen puede revelar a la mirada. Un ejemplo es esta cueva, que esconde un fulgor portentoso en sus adentros.

Su brillo pareciera provenir de otro planeta o ser fruto de una manipulación digital, pero no es así. Esta imponente imagen es el fruto de los viajes de Sarah Bethea, una fotógrafa que se dedica a aventurarse por los gélidos panoramas de Islandia. La curiosidad la llevó a entrar a una cueva para descubrir que había elegido el instante exacto para hacerlo.

fotografia-islandia-paisajes-cueva-magica
Sarah Bethea

En su visita a la cueva, Bethea notó que los rayos de sol se colaron repentinamente por la entrada. Las paredes heladas se iluminaron con un fulgor que ella describe como “mágico”. El efecto duró aproximadamente 5 minutos, en los que el hielo brilló con un poderoso color ámbar. El resultado es impactante: pareciera que un río de lava late debajo de los glaciares de esta cueva.

Este espectáculo sin igual es una muestra patente del esplendor que Islandia ha conservado desde tiempos ancestrales. Un evento de esta rareza se revela sólo ante quien tiene la curiosidad para encontrarlo, pero no es necesario ir tan lejos. La naturaleza es igual de imponente en cualquier lugar del mundo que aún le guarde respeto. Sólo es necesario estar en el momento y el tiempo exactos para contemplarla. 

Por más que se fotografíen, los glaciares de este país siempre tienen una manera de sorprender. Parece ser que nunca encontraremos suficientes palabras para describir su imponente presencia. Solo las imágenes que artistas como Sarah Bethea se dedican a captar parecen hacerle justicia a estos titanes congelados en el tiempo. 

¿Qué otros misterios ocultará este paisaje?

fotografia-islandia-paisajes-cueva-magica-1
Sarah Bethea

 

* Fotografías: Sarah Bethea



En Siberia cae nieve negra (y es tan bella como perturbadora)

¿A qué se debe este oscuro fenómeno?

Ver el negro –la ausencia de todos los colores, que sin embargo es percibida– siempre nos confronta. Entre las muchas sensaciones que nos provoca observar el negro, sin duda una de ellas entraña un goce estético, ya que la oscuridad encierra una belleza pura, y por eso se le puede ver sacralizada en el arte.

En la naturaleza también tenemos muchos ejemplos de encantadora oscuridad. Algunos son azares genéticos, que proveen de pelaje negro a animales como el leopardo. Pero, ¿puede haber azares naturales que hagan de lo más blanco lo más negro?

Parece que sí, como ocurrió en Siberia, donde cayó una extraña nieve negra:

Algunas fotos de este extraño fenómeno son poesía pura. Pero, ¿qué ocasionó esta nieve negra en Siberia?

Lamentablemente se trata de un evento no precisamente natural. Al parecer, la nieve originalmente blanca se contaminó debido a los residuos que arroja a la atmósfera la actividad minera en la región de Kémerovo, que es el centro minero más importante de Rusia y donde se encuentran la mayoría de las minas de carbón.

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

Así que la nieve negra de Siberia –un fenómeno que también fue visto en 2018 en Kazajistán– es más bien una muestra más de la irresponsabilidad de las industrias que tanto han contaminado –y siguen contaminando– el medioambiente.

Afortunadamente, la nieve negra es tan bella como perturbadora, y eso obligará al gobierno ruso y a sus industrias a tomar acción contra esta contaminación, haciendo caso al llamado de diversas organizaciones ambientalistas en este país que ya se han pronunciado contra la minería y sus consecuencias para la naturaleza.