Hazlo tú mismo: comida para perros y gatos

Con el nuevo impuesto a la comida de mascotas, alimentar a tus perros y gatos podría ser mucho más caro que antes, te presentamos algunas alternativas para que desafíes tu comodidad, cuides tus ingresos y consientas a tu mascota.

A partir del 1 de enero de 2014 el alimento para perros, gatos y otras pequeñas especies subió un 16 por ciento. Indudablemente muchos dueños estarán buscando alternativas que no impacten tanto su bolsillo como la comida  industrial, que en muchas ocasiones está extremadamente procesada. A continuación te presentamos algunas recetas para que alimentes a tu perro o gato, todas son muy nutritivas, fáciles de hacer y pueden fortalecer el sistema inmune de tus mascotas.

Antes de probar cualquiera de estas recetas consulta con tu veterinario para asegurarte de que sean aptas para tu mascota.

Esta primera receta se le puede dar a cachorros, perros jóvenes, adultos y de edad avanzada. Al añadirle taurina adicional puedes dársela a gatos de todas las edades. Recuerda que los perros no mastican los alimentos como nosotros, entonces asegúrate de que todos los ingredientes estén finamente picados.

Carne molida y verduras

Homemade-Dog-Food

Ingredientes:

  • 1 taza de pollo o pavo cocido (carne molida)
  • Media taza de vegetales al vapor (los congelados funcionan bien)
  • Media taza de arroz
  • 4 cucharadas de caldo bajo en sodio

Tiempo de preparación: 15 minutos

Mezcla todos los ingredientes y dale una porción del tamaño acostumbrado.

Guisado de pollo para perros

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • ½ taza de ejotes finamente picados
  • ½ taza de zanahorias
  • ½ taza de avena
  • 4 tazas de caldo de pollo bajo en grasa
  • Le puedes añadir romero finamente picado para darle un poco de sabor

Preparación:

  1. Quita la grasa de las pechugas y córtales en pedazos pequeños (del tamaño de una moneda de 50 centavos).
  2. Cuece el pollo en un sartén anti-adherente a fuego bajo hasta que ya no estén de color rosa (utiliza la menor cantidad de aceite posible)
  3. Vierte el caldo en una olla grande, agrega todos los ingredientes y cocina hasta que todo esté cocido (unos 15 minutos).
  4. Antes de servir espera a que se enfríe.
  5.  Guarda los sobrantes en el refrigerador y utiliza como sea necesario.

Guisado de res para perros

Ingredientes:

  • Medio kilo de carne de res molida o en trozos pequeños
  • 1 camote
  • ½ taza de zanahorias picadas en trozos pequeños
  • ½ taza de ejotes, finamente picados
  • ½ taza de harina integral
  • ½ taza de agua y una cucharadita de aceite vegetal para cocinar

Preparación:

  1. Cuece el camote en el microondas hasta que este tierno pero firme (de 5 a 8 minutos)
  2. Si la carne está en trozos grandes, córtalos para que queden del tamaño de una moneda de 50 centavos.
  3. Cuece la carne en un sartén. Una vez que esté bien cocida remueve del sartén y quita la grasa adicional con una servilleta desechable. Deja a un lado y guarda el líquido que quedó en el sartén.
  4. Corta el camote en cubos pequeños
  5. Calienta con una flama baja el sartén con los sobrantes, agrega gradualmente la harina y el agua para crear un “gravy” espeso.
  6. Agrega la carne, el camote, las zanahorias y los ejotes en el gravy y mezcla bien.
  7. Cocina todo hasta que las zanahorias estén suaves.
  8. Deja que se enfríe antes de servir. Guarda las sobras en el refrigerador y utiliza en la semana.

Comida para gatos

images (1)

Alimento crudo (esta receta no es adecuada para gatos que sufren de fallos renales crónicos).

  • 2 kilogramos de carne muscular con huesos (muslo o pierna de pollo o pavo, o todo un pollo o conejo. Si no pueden conseguir el animal completo busquen carne oscura).
  • 400 gramos de corazones (el ideal es de pollo, evita usar de res. Si no los puedes conseguir remplázalo con taurina).
  • 200 gramos de hígado crudo (de nuevo, el pollo es ideal).
  • 16 tazas de agua
  • 4 claras de huevo
  • 4 capsulas de suplemento glandular
  • 4000 mg de aceite de salmón
  • 800 IU de vitamina E
  • 200mg de Vitamina B-50
  • 1 ½ cucharadita de sal

Si no planeas utilizar toda la mezcla de inmediato, congélala y cada vez que la sirvas espolvorea una capsula de taurina sobre la comida.

Preparación:

  1. Quita la mitad de la piel de la carne muscular. Corta finamente la carne. No lo licues.
  2. Licua el hígado, la piel sobrante, huesos y el corazón. Una vez que todo esté bien licuado, regresa al congelador.
  3. Llena una bowl con 2 tazas de agua y mezcla todos los ingredientes no cárnicos. Una vez que los suplementos vitamínicos estén disueltos, agrega las otras dos mezclas.
  4. Separa en porciones individuales y congela.
  5. Para servir descongela por 24 horas —y no más de 48— puedes entibiar con un chorrito de agua tibia en el fregadero, nunca la calientes en el microondas. Piensa que a tu gato le gusta la comida a la temperatura de un ratón.


¿Qué necesitas saber para viajar con tu mascota?

Recuerda que lo más importante es la seguridad tanto tuya como de tu mascota y que realizar un viaje con su compañía se convierta en una experiencia inolvidable.

Viajar con tu mejor amigo es una experiencia divertida, pero si tu amigo tiene cuatro patas seguramente podrás disfrutar de unos días totalmente increíbles, especialmente si planeas la salida con suficiente tiempo y consideras todas las circunstancias que puedan hacer que tanto el trayecto como la estadía sean lo menos complicado posible.

Seguramente te ha sucedido que al dejar a tu mascota en un hotel para perros o bajo el cuidado de alguien, tienes la sensación de preocupación y desearías haberlo llevado contigo. Si eso es posible no dudes en hacerlo, ellos también se merecen unas relajantes vacaciones y disfrutar de tu compañía.

Lamentablemente, en México aún no existen protocolos en las aerolíneas que, en opinión de muchos, te brinden la seguridad de llevar a tu mascota contigo. Pero todavía tienes la opción de realizar un agradable recorrido en auto que, si bien tampoco está adaptado para transportar mascotas, puede ser adaptable y tendrás la oportunidad de tomar las precauciones necesarias para realizar tu viaje.

Si decides hacer tu traslado en automóvil considera que lo primero que tendrás que hacer es visitar al veterinario. Es bueno explicarle tus planes de vacaciones para que consideren los factores externos, como el clima y los alimentos con los cuales tendrá contacto. De esta manera podrá recomendarte las vacunas o tratamiento preparatorio para tu mascota.

No olvides pedirle una copia de su expediente clínico, ya que en caso de necesitar atención médica será de mucha ayuda que puedas brindarle al veterinario que lo atiende la mayor información posible sobre su historial médico. Además, considera que en algunos alojamientos o espacios públicos pueden pedirte comprobantes de vacunación y desparasitación, por ejemplo.

Cuando consultes al veterinario de tu mascota, no olvides preguntarle sobre los métodos de rastreo por implante de microchip. En muchas ocasiones estos sistemas pueden ser de gran ayuda si tu amigo perruno se pierde en una zona que no conocen ninguno de los dos.

Antes de emprender tu viaje no olvides consultar también a tu agente de seguros. En muchos casos las aseguradoras ofrecen pólizas que cubren los daños que pueda recibir tu mascota o bien, los daños a terceros que pueda causar. Incluso existen seguros con coberturas específicas para mascotas, pero debes asegurarte de ello antes de contratar alguno. Como medida de seguridad también es muy importante que no olvides colocarle una placa con identificación que porte en todo momento y sus placas de vacunación.

Para viajar en automóvil no hay nada más seguro para tu mascota que hacerlo en una jaula o trasportadora. Si nunca las ha utilizado es ampliamente recomendable que le enseñes ha hacerlo, que se sienta seguro y confiado al permanecer en ellas, de lo contrario le podrías generar un estrés tan grande que podría enfermarse. Esto también evitará que te distraigas al conducir y en caso de algún accidente, él no saldrá disparado, pudiendo lastimarse o lastimar a otras personas que viajen con ustedes en el automóvil.

Si no está acostumbrado a realizar viajes largos es recomendable que evites darle de comer dos horas antes del viaje para que no vomite. Tampoco lo alimentes mientras el auto está en movimiento, ya que puede llegar a atragantarse.

Como todo viajero, debe llevar un equipaje con todo lo que pueda necesitar durante sus vacaciones. Ayúdalo y guarda en una mochila sus bocadillo o premios, comida suficiente para el tiempo que estarán fuera de casa, una manta o cobija y juguetes que lo hagan sentirse cómodo y relajado en el lugar donde estén. Recuerda que para él todo será nuevo y puede estar un poco temeroso al principio. Tampoco olvides empacar suficientes bolsitas para recoger sus desechos y un recipiente portátil para que pueda beber agua. En caso de visitar un destino de sol y playa recuerda que hay chalecos salvavidas especiales para ellos, ya que no todos los perros pueden nadar sin él.

Durante el trayecto realiza paradas de descanso, estiramiento y alimentación o hidratación. Recuerda que durante el trayecto es muy importante que no dejes que saque su cabeza de la ventanilla, ya que otro auto u objeto en la vía lo puede lastimar, además de ser una distracción para otros conductores.

Antes de partir, es fundamental que investigues cuáles son los destinos, centros turísticos, restaurantes y hospedajes pet friendly, así como sus políticas sobre mascotas.

Para que ambos disfruten del viaje organiza actividades que tanto él como tú puedan disfrutar y que no se convierta en una simple salida de compañía. Además es vital que nunca lo dejes encerrado dentro del auto y menos en lugares o temporadas de mucho calor, ya que esto podría causarle serios problemas de salud e incluso la muerte.

Recuerda que lo más importante es la seguridad tanto tuya como de tu mascota y que realizar un viaje con su compañía se convierta en una experiencia inolvidable. Por ello es importante que programes tu viaje con anticipación. Recuerda cuidarlo en todo momento y respetar los sitios que visitan, así como al resto de los turistas, lo cual ayudará a impulsar el turismo con mascotas.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Estas son las señales de que tu gato te quiere

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen.

Pese a que los gatos son mejor conocidos como personajes parcos, fríos, bipolares e interesados, la realidad es que estos seres felinos poseen códigos de comunicación diferente a los del perro. Es cuestión de observarlos atentamente para desplegar una interpretación de sus gestos de amor.

Hay gatos que se tumban en el sofá mientras su dueño esté ahí o inclusive da golpecitos con la cabeza usando estos momentos como vía de compañía. Este tipo de conducta social tiene como finalidad mostrar aceptación, apego y amor. hacia la persona que va dirigido sus sentimientos. Sin embargo hay ocasiones en que necesitará momentos de soledad, por lo que es ideal darle esos tiempos y espacios para él o ella misma.

Mientras que los hay mirones y maulladores, pues son capaces de emitir sus emociones a través de numerosas vocalizaciones; como el maullido, ronroneo, bufido, etcétera.

angry-looking-persian-cat

También los hay quienes huyen de los invitados para sólo estar a lado de su dueño; e inclusive puede tumbarse panza arriba para que se le acaricie el abdomen. De acuerdo con el veterinario Marco Villén: “Se trata de una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador, así que si te permite acercarte en esa circunstancia, es que gozas de su completa confianza y aceptación”. Asimismo se enrosca entre sus piernas, mulle su regazo y mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en su presencia.

O inclusive los hay quienes no han aprendido a no arañar, a amasar con sus zarpas, dar lametazos cuando se le acaricia o mueve la cola lentamente ante su presencia. Se trata de rutinas o prácticas que marcan “su territorio” pues desean mantener a su lado al dueño, evitando su abandono a toda costa: “es un momento de relajo y si, además, comparte ese momento de intimidad con su dueño es que siente apego por él. Sobre todo, si le regala algún que otro lametazo, que en el lenguaje gatuno podría equivaler a un abrazo humano.”

Si bien cada felino es diferente, los gatos pueden llegar a ser apegados, cariñosos y amorosos con sus dueños. Es cuestión de observar, comprender y descifrar la personalidad de cada uno de ellos. Y tu gato, ¿Cómo es?