Descubren un desfiladero más profundo que el Gran Cañón, escondido bajo el hielo de la Antártica

Bajo las grandes capas de hielo antártico se encuentra un desfiladero más profundo que el Gran Cañón

Un equipo de dirigido por Neil Ross, de la universidad de Newcastle, utilizó un radar e imágenes satelitales recolectadas en colaboración con la misión IceBridge de la NASA para hacer un plano de un sistema montañoso prehistórico llamado Ellsworth.

Al hacer la investigación para mapear el sitio, los científicos descubrieron un cañón de 1.8 millas de profundidad, 186 millas de longitud y, en algunas partes, 15 millas de ancho.

El Gran Cañón es más ancho y más largo que el desfiladero antártico pero la profundidad de éste supera al Gran cañón, en algunas partes, hasta doblemente.

En el último número de Geological Society of America Bulletin, Ross y equipo dicen que el sistema montañoso subglacial Ellsworth podría haberse formado hace unos 80 millones de años, cuando la Antártica se separó de la Pangea, y fue cubierto después por glaciares eventualmente escondieron las tierras.

“Para mí, esto demuestra qué tan poco sabemos aún sobre la superficie de nuestro propio planeta” dijo Ross, “el descubrimiento y la exploración de paisajes escondidos y previamente desconocidos es aún posible e increíblemente emocionante.”

desfiladero1

desfiladero2



El cañón más grande del mundo posiblemente se encuentra en la Antártica y nadie lo ha visto aún

Tras un análisis satelital en el Princess Elizabeth Land (PEL) al este de Antártica, los investigadores encontraron trazos de un paisaje subglacial: un gran cañón hecho de hielo y un lago debajo de capas de nieve.

En el mundo hay contados cañones tan espectaculares como el Gran cañón de Arizona, sin embargo, de acuerdo con investigadores de Durham University, hay evidencia que el cañón más largo e insólito se encuentra en el Antártico y se encuentra debajo de gruesas capas de hielo.

Tras un análisis satelital en el Princess Elizabeth Land (PEL) al este de Antártica, los investigadores encontraron trazos de un paisaje subglacial: un gran cañón hecho de hielo y un lago debajo de capas de nieve. Este hallazgo se ha convertido en el mayor descubrimiento geológico de todos los tiempos.

Pensacola_Glacier

Stewart Jamieson, líder de la investigación, explica que se trata de la primera evidencia de la existencia de un gran cañón de hielo así como de un lago. La data satelital muestra que el paisaje tiene un largo de 1 1000 km y una profundidad de 1 km por debajo del nivel del mar. Además, de un posible lago profundo de 140×120 km que conecta con el cañón: “Se trata de una región de la Tierra que es más grande que el Reino Unido, y que todavía desconocemos lo que hay debajo del hielo. De hecho, la Antártica es menos conocida que la superficie de Marte.”

Los investigadores tienen la teoría que el sistema del cañón se creó a partir de un flujo acuífero que existió mucho antes que se condensara la capa de hielo sobre la superficie. Inclusive se ha llegado a creer que el flujo pudo estar erosionando el hielo desde su formación: “Si pudiéramos tener un mayor conocimiento sobre el paisaje enterrado, quizá podríamos entender mejor cómo las capas de hielo están reaccionando de esa manera con los cambios climáticos.”

 



Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.